Nuevos detalles de Quantum Break

Quantum Break es lo nuevo de Remedy para Xbox One y su director creativo nos habla del enfoque que toma el juego respecto a sus protagonistas y antagonista y de como el tiempo y la toma de decisiones serán el eje central de este título.

Quantum Break es lo nuevo de Remedy. Tras el éxito de Alan Wake, su nuevo trabajo exclusivo para Xbox One podría ser presentado, de forma más jugable en los próximos VGX que, recordemos, son los premios Spike VGA que ahora han cambiado de nombre y que se celebrarán en la madrugada del 7 de diciembre de 2013. Hoy os ofrecemos algunos detalles de este prometedor título.

En una entrevista para Game Informer, Sam Lake, escritor y director creativo del estudio, nos deja suculentos detalles de su próximo videojuego: “Piensa en La Jungla de Cristal y como el chico malo (Alan Rickman) planea sus movimientos. Esa es la dinámica que queremos para el videojuego, que existan escenas donde podemos ver al antagonista trazando y ejecutando sus planes. Puedes elegir jugar con Paul Serene durante los momentos de unión y realizar ese tipo de decisiones. Queremos profundizar más en el malo de la película, que sea un personaje más complejo y profundo, en el que puedes verlo desde diferentes puntos de vista. Así podemos llegar a entender el porqué de sus actos”.

Quantum Break tendrá un montón de puntos dinámicos y también muchos cliffhangers al final de cada acto”. Vamos, que nos dejarán con las ganas de saber que ocurre al final de cada acto para que, al final, todo se una de forma magistral. Y es que nuestro protagonista tiene el poder de ver destellos temporales y futuros diferentes al final de cada acto, y seremos nosotros quienes decidiremos qué futuro es el que ocurrirá.

Las decisiones que tomemos afectarán directamente al siguiente episodio del juego. Habrá bastantes alternativas así que vete preparando para ver tu mundo en Quantum Break afectado del todo. Podremos ver al protagonista o al antagonista realizar cosas, entender su historia y hasta desbloquear contenido adicional. Ahora sí que nos han ganado del todo.