Un padre culpa a Minecraft de violencia escolar en EE.UU.

Después de que un niño de 9 años llevase múltiples armas a su colegio en Estados Unidos, su padre culpó al videojuego Minecraft por el suceso.

Estamos acostumbrados a que políticos y medios generalistas acusen a videojuegos como GTA y shooters en primera persona por los actos violentos de los jóvenes, pero sorprende especialmente ver cómo un padre culpa a un juego como Minecraft, aparentemente inocente e incluso educativo, por el uso de armas por parte de su hijo.

Es un caso ocurrido en Orlando (Florida, Estados Unidos). Un buen día, un niño de 9 años se presentó en su colegio como cada día, con la diferencia de que esta vez no sólo cargaba libros en su mochila, sino también un revólver, seis balas, un cuchillo de cocina y un pequeño martillo. Las autoridades del colegio se percataron de ello, y el chico fue acusado de posesión de armas. ¿Qué se le pasaría por la cabeza para llevar semejante arsenal?

Según su padre, la explicación está en Minecraft, ya que lo justificó asegurando que su hijo estaba jugando a ser un personaje del juego. "Usan martillos para cavar, y cuchillos y pistolas para protegerse de zombis", dijo, aunque esto no termina de sonar como el verdadero concepto de Minecraft, donde el protagonista se defiende mediante espada y arco con una estética muy alejada de la violencia realista. Un juez confinó al chico a arresto domiciliario, y dijo que sus padres deberían mantener todas las armas fuera de su alcance.

Curiosamente, en esa misma ciudad se celebrará en noviembre la edición de este año de la MineCon, la feria dedicada al fenómeno Minecraft.

Minecraft está recomendado para mayores de 10 años en Estados Unidos (uno más de los que tiene el niño), aunque la verdadera cuestión es cómo pudo llegar a reunir tales armas en la casa de su familia y salir con ellas en su mochila.