PGS, el PC gaming que parece una 3DS, ya se puede reservar

PGS PC gaming portátil

PGS, o Portable Gaming System, es una consola portátil que en realidad es un PC gaming que fue protagonista durante el verano pasado. Y no precisamente por sus virtudes, sino por la polémica que se formó alrededor de la máquina.

Y es que, aunque el verano suele estar protagonizado por los anuncios de ferias como el E3 (hablando de hardware, Microsoft ya ha anunciado la fecha de presentación de Xbox Scorpio) y la Gamescom , PGS Labs también supo ganarse un hueco.

A principios de verano conocimos que PGS Labs llevaba a Kickstarter su consola-PC portátil PGS (que, evidentemente, arrasó). Aunque las especificaciones son suficientes para jugar a casi todo lo que hay en PC, con algunos compromisos en el rendimiento y, sobre todo, en el apartado visual, está claro que, aunque de gama baja, PGS es un PC gamer, ya que su función principal es la de ser una máquina para jugar.

El ''cacharro'', además de Windows 10 (lo que significa que podemos tener Steam y, por tanto, ''montar'' una Steam Machine portátil muy interesante para juegos independientes), ejecuta Android 6.0, lo que significa que también podremos utilizarlo como móvil y aprovecharnos de algunos de los juegos de Android (que no son pocos).

Ahora, la compañía ha confirmado que PGS (Portable Gaming System) ya se puede reservar a partir de 259 dólares en su versión Lite (y 319 dólares en su versión Hardcore) y que llegará en varios colores, como podéis ver en la imagen de cabecera. Las primeras unidades se enviarán a ciertos usuarios para poder hacer análisis muy pronto y, a lo largo de los próximos meses, se enviarán las unidades para los usuarios.

Ciertamente, PGS es un gadget de lo más interesante, no solo porque podremos llevar un dispositivo de casi 6 pulgadas, sino porque llevar la biblioteca de Steam y Google Play siempre encima es muy atractivo.

Lecturas recomendadas