Por qué Kinect es "integral" en la experiencia de Xbox One

Albert Penello de Microsoft nos cuenta a través de NEOGaf por qué Kinect será esencial en la futura Xbox One.

Para nosotros Kinect puede ser, o no, una parte "integral" en nuestra experiencia con Xbox One, pero para Microsoft sí lo es, de ahí el hecho de que venga incluido con la consola. Albert Penello ha hecho unas declaraciones para hacernos entender los motivos:

"Una vez más, es cuestión de semántica. Pero aquí está mi analogía: ¿es un controlador "integral" para la Xbox 360? Depende de lo que quieras hacer. Tengo una Xbox 360 en una habitación de invitados con un mando a distancia Harmony, pero no juego con ella, la uso sólo para ver vídeos. Así que el controlador no es técnicamente "integral" a menos que lo necesites para hacer algo".

"La analogía para Kinect es la misma. Puedes hacer multitud de cosas con el sistema sin tener el Kinect conectado, y aceptamos ese escenario. Sin embargo, puedes perderte algunas características si no lo conectas. Por supuesto, habrá juegos donde necesitarás tener el Kinect. Así que, ¿es "integral" o no? Depende de lo que quieras hacer. El sistema hará más cosas con él pero si lo que quieres es jugar sin Kinect, no poder cambiar de juegos con tu voz, funciones de grabado... entonces apágalo". 

"Consideramos que es esencial para el sistema. El hecho de que opcionalmente se pueda desconectar, no significa que no sea esencial para la experiencia. De la misma manera que estamos de acuerdo en que un controlador es "integral" para el sistema, pero la máquina puede funcionar sin él."

Según Penello, parece que no sacaremos mucho beneficio de la consola si dejamos el Kinect guardado en la caja. Por ello, nos dejó más detalles técnicos sobre él que ya conocíamos pero que ahora nos quedarán más claros:

"Puede funcionar realmente en total oscuridad debido a que el sensor IR (que no debe confundirse con el IR Blaster) emite su propia luz. Así que, puedes estar en una habitación totalmente a oscuras y el sensor te identificará. Es un punto de vista técnico, ya que en la práctica, es probable que tengas la luz que emite el televisor y otra fuente de luz ambiente. La diferencia está en que el Kinect 1 se basaba en una cámara RGB de baja resolución, mientras que el Kinect 2 utiliza una cámara RGB HD y un sensor de infrarrojos independiente de la iluminación para la detección facial".

¿A vosotros os resulta una parte esencial de Xbox One?