Probamos el DLC de Evolve, con Bégimo, cuatro cazadores y dos mapas

El 31 de marzo, llega el primer gran DLC de Evolve, el shooter con multijugador asimétrico que Turtle Rock y 2K lanzaron el mes pasado. Este contenido incluirá un nuevo monstruo (Bégimo), cuatro cazadores (Torvald, Crow, Slim y Sunny), el modo Observador y dos mapas (Mina de Broken Hill y Fundición de Broken Hill). A continuación, os desglosamos todos los detalles, porque algunos son gratuitos, otros son de pago y Xbox One tiene la exclusiva temporal de los mapas.

La próxima semana, el 31 de marzo, Evolve recibirá su primer gran DLC, con numerosos contenidos que conviene detallar punto por punto para tenerlos claros. El shooter del estudio Turtle Rock para PS4, Xbox One y PC generó cierta polémica en su lanzamiento a cuenta de su política de contenidos descargables, pero, aun así, recibió buenas críticas por plantear algo diferente dentro del género de los disparos, en forma de multijugador asimétrico con monstruos y cazadores. Pues bien, 2K nos ha mostrado ya cómo será esa actualización, que se dividirá en cuatro grandes apartados: un monstruo, cuatro cazadores, dos mapas y un nuevo modo. Vamos punto por punto, para dejarlo todo claro.

Bégimo, una descomunal mole de fuego

El Bégimo es la gran estrella de esta ampliación. Se trata de un monstruo que podrán descargarse gratuitamente tanto los que reservaran el juego como los que adquirieran las típicas copias de Day One. Si no es el caso, quienes quieran conseguirlo tendrán que pagar 14,99 euros. Este monstruo basará todo su potencial en la fuerza bruta, que marcará la diferencia en las distancias cortas. En general, será bastante lento, pero podrá trepar por muchas superficies y convertirse en una bola para rodar a gran velocidad.

Los ataques especiales del Bégimo serán bastante espectaculares. Primeramente, podrá lanzar bombas de lava, que se dividirán en fragmentos y dejarán incandescente el área en que caigan. Paralelamente, también podrá generar una fisura que arrasará con lo que encuentre a su paso. En tercer lugar, tendrá la capacidad de desplegar una pared de rocas que podrá ser tanto defensiva (para protegerse de los ataques de los cazadores) como ofensiva (para atrapar a los enemigos en un espacio concreto). Finalmente, Bégimo podrá emplear su lengua para atraer a los cazadores y, así, aprovechar su baza en el cuerpo a cuerpo.

Otro cuarteto de cazadores

La segunda parte de pago de la actualización serán los cuatro nuevos cazadores. Si se tiene el pase de temporada de caza, se podrán descargar como parte de él, pero, si no, cada uno costará algo más de siete euros. Esos cuatro personajes serán Torvald (Asalto), Crow (Trampero), Slim (médico) y Sunny (Apoyo).

Torvald dispondrá de una escopeta, un cañón de mortero, granadas de metralla y un escudo personal. Crow, por su parte, contará con un rifle cinético, una raya-murciélago que servirá para detectar al monstruo, una pistola de éxtasis y una cúpula móvil. En cuanto a Slim, tendrá una pistola-sanguijuela, una nube de esporas, un dron curador y una descarga curativa. Finalmente, Sunny hará gala de un lanzagranadas mininuclear, un jet-pack potenciado, un dron-escudo y una capa de invisibilidad. Como sucedía con los anteriores cazadores, jugar con cada clase será muy distinto y será imprescindible colaborar para tener éxito contra el monstruo de marras. Nos ha gustado, particularmente, el peculiar diseño de estos personajes, en especial el de Slim, que será una especie de hombre-insecto.

Observando y ampliando horizontes

Pasamos, ahora, a la parte más amable de la actualización, para la que no habrá que estar pensando si se tienen o no los pases de temporada, porque todo el mundo podrá sacarle partido de forma gratuita. Así, se añadirán un modo Observador y dos nuevos mapas.

Observador será el típico modo espectador, y sólo se podrá utilizar en partidas personalizadas. Así, un sexto jugador podrá meterse en el servidor y ver el desarrollo de la acción desde la perspectiva de cualquiera de los participantes, con la cámara siempre en tercera persona. Al mismo tiempo, podrá consultar el mapa y ver diversas estadísticas, como la previsión del resultado de la partida en función de lo que esté sucediendo. Como curiosidad, Turtle Rock decidió incluir este modo tras el E3 2014, al ver que, en las colas que se formaban para jugar a Evolve, la gente se mostraba muy interesada en lo que se proyectaba en los monitores para amenizarles la espera. Como imaginaréis, es algo que está pensado, sobre todo, para los eSports.

En cuanto a los mapas, habrá dos: Mina de Broken Hill y Fundición de Broken Hill. Ahora bien, hay que aclarar que, este 31 de marzo, sólo llegarán a Xbox One, que los tiene temporalmente en exclusiva, hasta el 30 de abril, que será cuando aterricen en PS4 y PC. Aclarado ese punto, hay que destacar que se trata de dos mapas tan variopintos como divertidos. La Mina será un escenario pequeño, pero muy laberíntico, en el que se podrán destrozar algunos elementos y donde, a menudo, las partidas derivarán en persecuciones de tipo ‘gato y ratón’. En cuanto a la Fundición, será un mapa más abierto y vertical, en el que habrá ciertas cajas que a los monstruos les servirán para obtener comida por la vía rápida, aunque romperlas provocará un gran ruido.

Una vez explicado todo, hay que decir que los contenidos nos han generado una buena impresión. En especial, nos gusta el hecho de que los mapas sean gratuitos, lo que evita fragmentar la comunidad, a diferencia de lo que sucede en sagas como Call of Duty o Battlefield, que tienen un arma de doble filo comercial en ese aspecto. El Bégimo es muy divertido de manejar, si bien los cazadores no presentan diferencias particularmente significativas respecto a los que venían de serie. Eso sí, como ya dijimos en el análisis, la política de DLC que se ha utilizado para el juego se debería haber enfocado de una manera más justa con el público. A partir del 31 de marzo, podréis disfrutar de casi todo lo que hemos comentado, con la excepción de los mapas, que, en el caso de PS4 y PC, no estarán hasta el 30 de abril. La cacería sigue su curso.