PS4 y Xbox 720 con resolución 4K

La próxima generación de consolas de Sony o Microsoft podría ser la primera en pasar del ya popular formato 1.080p. Altísima resolución y 3D 'gratis' podrían ser dos de los argumentos para saltar a la siguiente gama de entretenimiento, si las proyecciones de los fabricantes de chips se mantienen con las supuestas Xbox 720 y PS4.

En la actualidad, apenas hay títulos para Xbox 360 y PS3 que se muestren a resoluciones reales de 1.920x1.080 puntos. Lo que recibe la pantalla está escalado, generalmente, hasta rellenarla por completo... estirando cada punto que vemos. Algo que viene limitado por los chips gráficos utilizados en estas, la cantidad de RAM disponible y que los desarrolladores prefieran aplicar efectos o mejorar las texturas, antes que apurar las posibilidades de las pantallas actuales.

Sin embargo, para la siguiente generación de consolas se especula con que estas lleguen preparadas para aguantar tanto como las actuales Xbox 360 o PS3. En el caso de la primera, alcanzará los siete años de vida a finales de este. Uno de los puntos necesarios para ello es que se adapten a estándares futuros, como es el caso de las nuevas resoluciones que ya ofrecen algunos televisores, monitores y proyectores.

Las emisiones de televisión en formato 2K y 4K son una realidad en varios países, con Japón a la cabeza. Precisamente, por ahí van los tiros en cuanto a estándares y se especula con que tanto Xbox 720 como PS4 ofrezcan compatibilidad con estas resoluciones, que establecen 2.560x1.600 a 60 cuadros por segundo y 4.096x2.160 puntos en pantalla. Algo impensable en la actualidad, tanto por la falta de potencia y memoria de Xbox 360 y PS3, como por los estándares de transmisión, con versiones HDMI anteriores a la 1.4 como solución universal.

Fabricantes de hardware como AMD o NVIDIA ya ofrecen soluciones compatibles con estos formatos, que llevan años a la venta, pero que se limitan a PC de gama alta o estaciones de trabajo. Su integración en una consola doméstica, sin embargo, puede llegar antes de lo esperado, cuando se desvelen las características definitivas de Wii U, aunque por el momento se trata sólo de especulaciones. Otro de los puntos positivos de este aumento de potencia en los chips gráficos puede ser la adopción generalizada de las 3D estereoscópicas, con resolución real de 1.920x1.080 puntos y tasas estables de refresco, algo utópico fuera de un PC de gama alta, por ahora.