Sitges 2013: Takashi Miike es fan de Pacific Rim

Esta tarde hemos podido asistir a un encuentro con el cineasta que nos ha contado algunos de sus secretillos. Te los contamos a continuación.

Si hay algo que queda claro al escuchar las palabras de Takashi Miike es que se trata de un cineasta que disfruta con su trabajo y haciendo que la gente que le rodea se sienta orgullosa de participar en sus proyectos.

En esta edición del Festival de Cine de Sitges ha presentado el intenso thriller Shield of Straw, sobre el traslado de un preso muy conflictivo acusado de asesinato y pederastia y Lesson of Evil, una película con un tono totalmente diferente que nos acerca a un respetado profesor que en realidad esconde en su interior a un psicópata decidido a acabar con sus alumnos uno a uno.

Miike lo tiene muy claro: cuando realiza películas violentas y extremas tiene una mayor facilidad para llegar al mercado europeo, y, aunque goza de una relativa libertad para rodar, tiene que jugar a ver "hasta dónde aguanta el productor" para que no se queje.

Sobre las últimas películas que se le han quedado grabadas en la retina ha comentado que su oficina está plagada de merchandising de Pacific Rim, así que ya tienes otro seguidor, Guillermo. Y volviendo la vista atrás, se queda con las primeras películas de su filmografía.

Preguntado acerca de su facilidad para encadenar proyectos y a su extenuante ritmo de trabajo, Miike ha contestado que ha forjado su personalidad como director en su etapa de ayudante de dirección, que duró 10 años y que pone la misma pasión en todo lo que hace, que no solo es cine. Y aquí nos hemos arrancado a aplaudir porque a toda su filmografía hay que añadir anuncios publicitarios, series de televisión y hasta programas infantiles.

Su modus operandi: tomar los encargos que van llegando y los nuevos trabajos y tratar de disfrutar sacándolos adelante, ¡fantástica filosofía de trabajo!

En el aire una promesa: que el festival traiga el año próximo una de las dos películas que ya ha terminado de rodar. Bravo Miike.