Star Wars - El "muñeco" de Jabba el Hutt tenía varias personas dentro

Jabba el Hutt

Construir y darle vida a el monstruoso Jabba el Hutt en la trilogía original de Star Wars fue una tarea que necesitó de varias personas, dentro y fuera de la maqueta.

Articular a un enorme gusano de más de tres metros de largo con una pegajosa lengua y modales bastante pobres no era tarea fácil. El mini-documental realizado por Jamie Benning descubre material inédito, algunas fotografías y bocetos donde descubrimos el secreto de Jabba el Hutt. Si George Lucas hubiera podido y la tecnología de la época se lo hubiera permitido, en lugar de una maqueta, hubiera sido creado por ordenador, aunque siendo honesta, después de ver la remasterización del Episodio IV - Una nueva esperanza, yo me quedo con la maqueta gigante, ¿y tú?

En fin, George Lucas tuvo que crear una enorme marioneta de látex de 3,90m de largo por 1,75m de alto, algo impresionante, y es que Jabba el Hutt, tenía que causar una gran impresión. Antes de crear esta imponente y monstruosa maqueta alienígena hubo dos versiones muy distintas de Jabba el Hutt, una fue un hombre algo entrado en carnes, que parece ser familia de Hoddor, de Juego de Tronos, y el otro es una versión algo enquencle bastante feo y amarillo, pero esto es otra historia.

Jabba el Hutt

Jabba el Hutt, tal y como lo recordamos en nuestra memoria, necesitó de varias personas para poder darle vida, y eso que el enorme y asqueroso gusano no aparece dando demasiados tumbos. Jamie Benning entrevistó a uno (de los muchos) mariotenistas que se encargaron de sus movimientos, Toby Philpott, quien movió su repugnante lengua con la cual lamió descaradamente a la Princesa Leia. Dicha entrevista ha dado pie a un corto documental con material inédito que nos descubre como se hizo y quienes estuvieron dentro y fuera de Jabba el Hutt.

Slimy Piece of Worm-Ridden Filth - Life Inside Jabba the Hutt - @Jamieswb from Filmumentaries - Jamie Benning on Vimeo.

 

Resulta que Jabba el Hutt albergaba en su interior a tres hombres, uno se encargaba del brazo derecho y de mover la boca, Dave Barclay, otro del brazo izquierdo, la lengua y la cabeza, Toby Philpott, y había un tercero encargado de la cola, Mike Edmonds. Pero en el exterior no se quedan cortos, John Coppinger, el escultor de la marioneta, manejaba los ojos y pupilas por control remoto y Tim Rose quien se encargaba de Salacious B. Crumb, el mono-lagarto kowakiano de risa chillona.

Jabba el Hutt

Lecturas recomendadas