Los videojuegos en China pasarán el filtro del Gobierno

Tras la apertura del gigante asiático al mundo de los videojuegos, queda por concretar hasta qué punto habrá libertad para su distribución...

Hace unos días, nos hacíamos eco de una noticia histórica: después de 13 años de prohibición, los videojuegos volvían a ser legales en China. El país, que poco a poco se va a abriendo al resto del mundo, permite desde ya la circulación de hardware y software, pero... Con una trampa.

Según comenta el medio Kotaku, en el documento que estipula las bases de la Shangai Trade Free Zone (un área de China destinada a generar puestos de trabajo en Shangai y a mostrar una política más aperturista), se muestran algunos detalles sobre la permisividad hacia los videojuegos, aunque de una forma un tanto ambigua. Yendo al grano, dice que un "departamento cultural" (¿el Ministerio de Cultura?) deberá aprobar la circulación de cada juego y dispositivo de ocio antes de que éste se ponga a la venta.

Dicho de otra forma, tendrá que pasar una censura previa por parte del Gobierno. No se especifica qué consolas llegarán al país (¿quizá suponga un renacer para la actual generación?), lo restrictiva que será esa censura o qué organos se encargarán de llevarla a cabo... Pero, desde luego, no es una buena noticia.

China ha seguido un tortuoso camino de control mediático por parte del poder, de tal forma que las redes sociales o las páginas web no siempre han estado al alcance de todos por motivos ideológicos. Parece que, con una cada vez mayor apertura al capitalismo, las cosas están cambiando, pero es pronto para saber si habrá juegos "proscritos" en la tierra de los rollitos de primavera.

Lecturas recomendadas