Xbox debería ir por su lado

Tener 679 millones de dólares de beneficios durante el pasado año fiscal parece suficiente motivo para que Xbox y toda la división de entretenimiento y dispositivos de Microsoft sean un ente independiente.

La recomendación viene tras un análisis de la estructura actual de Microsoft, donde los departamentos tradicionalmente más importantes parecen lastrar el desarrollo de los emergentes. Ante todo, parece difícil quitar la imagen de la primera generación de Xbox y sus pérdidas para la empresa, que aún parecen verse con recelo en ciertos sectores.

Pero los datos de los últimos años, donde la rentabilidad se ha disparado por las nubes desde 2008, parecen motivo suficiente para que se dé rienda suelta a Xbox 360, Xbox Live, Zune, Windows Phone 7, Games for Windows Live y el resto de departamentos que parecen dar cada vez más alegrías a Microsoft.

Sin embargo, al igual que sucede con los posibles beneficios de la independencia para el departamento de Entretenimiento y dispositivos interactivos, también hay escollos más que notables. Uno es la globalización y las notables diferencias entre mercados, así como lo anclados que continúan muchos usuarios al formato físico. Esto dificultaría la formación de departamentos independientes en algunos países donde el volumen de negocio es casi anecdótico y el esfuerzo para su puesta en marcha no justificaría los beneficios a corto o medio plazo.

El mayor movimiento en Microsoft, a nivel de separación entre unidades de negocio, vino a partir de un proceso legal que obligó a definir quién se ocupaba de Windows, de Office y del resto de departamentos. Pero, ante una recomendación de expertos financieros, parece difícil aventurar qué decisión tomarán Steve Ballmer y el consejo de inversores. A lo mejor nos lo cuenta en GAMEFEST 2010

Lecturas recomendadas