Xbox One: Mando Élite, ¿por qué se agotó tan pronto?

¿Por qué se agotó tan pronto el Mando Élite de Xbox One? Microsoft ha explicado los motivos por los que muchos usuarios no han podido conseguir el periférico con la primera remesa.

El pasado 27 de octubre se puso a la venta el Mando Élite de Xbox One. Aquella primera remesa del periférico pronto se agotó y muchos usuarios buscaron establecimientos donde hacerse con el mando para la consola de Microsoft sin éxito. Ahora, la compañía ha querido explicar los motivos por los que se agotaron tan pronto las existencias a través de unas declaraciones de Chris Capossela, director de marketing de Microsoft, al portal WindowsWeekly.


“El Elite Controller de Xbox One es un producto que subestimamos por completo”, comenzaba a explicar Capossela. “Si pudiera fabricar diez veces el número de mandos que encargamos, realmente lo haría. Habíamos recopilado un gran número de impresiones positivas tras el E3 2015, pero muchas de ellas recalcaban que el precio quizás era demasiado alto, así que decidimos fabricarlos influenciados por estos comentarios”.

Como veis, Microsoft pensaba que el precio de 150 € haría que el interés de los usuarios por el mando bajase y decidieron ser precavidos en consecuencia, fabricando un numero inferior de Mandos Élite de los que tenían pensado. Así se encontraron que el el periférico para Xbox One se agotó rápidamente y que los usuarios demandasen una segunda tirada del mismo cuanto antes.

Además, Capossela también comentaba durante la charla que al visitar establecimientos asociados con Microsoft, los gerentes les decían: “Vais a tener que fabricar más de estos mandos”, claro ejemplo de la buena acogida que ha tenido el Mando Élite de Xbox One entre los usuarios. En definitiva, el Elite Controller ha sido todo un éxito que parece haber sorprendido incluso a la propia Microsoft, y no es de extrañar dada la gran calidad de sus materiales y a las muchas opciones de personalización que ofrece.

Lecturas recomendadas