Imagen de perfil de Daniel Quesada
La opinión de
Daniel Quesada

¡Amigo periodista! ¡Te espera un juego misterioso!

imagen por defecto contenido opinión

<p>Me acuerdo de los viejos <b>E3</b>... De los de hace un par de años, vamos. Por aquel entonces, era igual de complicado cuadrar la agenda para las citas de estos días. Sin embargo, había una diferencia: sabías lo que ibas a ver. En el <b>E3 2014</b>, la cosa ha sido bien distinta.

Me acuerdo de los viejos E3... De los de hace un par de años, vamos. Por aquel entonces, era igual de complicado cuadrar la agenda para las citas de estos días. Sin embargo, había una diferencia: sabías lo que ibas a ver. En el E3 2014, la cosa ha sido bien distinta. Para que los periodistas no nos vayamos de la lengua, gran parte de los juegos para los que nos ofrecen citas viene etiquetadas como "juego aún sin anunciar". Mmmm, misterio, misterio. ¡Debe de ser gordo, si no se atreven a decírnoslo aún! ¿Cómo evitar la tentación de concertar esa cita?

Cuando ese truco se usa con algún juego puntual, nos parece hasta bien. De hecho, solía indicar claramente que era un juego molón. Sin embargo, el tema ha cambiado bastante este año. No hemos tenido ni una, ni dos, sino siete citas para juegos de los que no teníamos ni idea en qué iban a consistir. Esto apareja dos problemas, uno asequible y otro puñetero. El asequible consiste en llegar al lugar y que te digan "pues sí, tienes cita para Super Poteito Bros, es una entrevista con su jefe de diseño de rododendros". Y allí estás tú, que no tienes ni idea del juego en cuestión, improvisando preguntas para un señor que no sabes a qué se dedica. Pero bueno, se tira de inercia profesional y listo.

Luego está el problema puñetero: que llegues allí y el juego resulte ser una castaña. Felicidades, amigo periodista. Has sacrificado un valioso slot de media hora para dejar de hablar de otro juego que te pudiera interesar más y lo dedicas a un título de chichinabo que normalmente pasarías por alto. Pues nada, el slot ya está perdido, así que from lost to the river. Y ese es el tema de este blog: me da que las compañías están dedicando cada vez más malicia en la asignación de slots. Son conscientes de que ciertos juegos son un poco loser y usan el truco del "título sin anunciar" para que piquemos y les demos sus 5 minutos de fama.

No todos los juegos que caen en esta estrategia son necesariamente malos, claro. Aquí estaba hoy, esperando en la cola para el evento "post-día E3" de Nintendo. Lo único que sabía la prensa de todo el planeta es que el evento iba a girar en torno a un nuevo juego de 3DS. "¡Es Zelda Majora's Mask!", decía uno. "¡Es lo nuevo y pistonudo de Miyamoto!", replicaba otro. El evento estaba fijado para las 17:20. Pues bien, empezó a las 18:00. ¿Por qué? Porque sí. Y como es un juego ultrasecreto, a esperar y a callar todo el mundo. ¡Ni que tuviérais otras cosas que hacer, amigos periodistas!

Total, entramos, nos ponemos un poco nerviosos... Y el título al que vamos a dedicar la próxima hora de nuestras fatigadas vidas es... Code name STEAM, un juego de estrategia steampunk para 3DS. El juego es bastante majete... ¡Y demonios, es una franquicia nueva para Nintendo! Pero vamos, no es nada para echar cohetes ni para gastar 50 minutos de espera más otra hora de tertulia en un horario tan apretado como el del E3. Pero claro, ya estamos allí sentados y no nos vamos a levantar para hacer el borde...

El jefazo de Intelligent Systems, Hitoshi Yamagami, sale a escena y dice "muchas gracias a todos por venir. Nadie sabía lo que se iba a presentar hoy. Así pues, perdonadme por no ser Miyamoto". ¡Qué cachondo, el tío! Bueno, la verdad es que la exposición del juego fue bastante divertida y sirvió para conocer mejor un título que habría pasado desapercibido de otra manera. En Nintendo estarán contentos. Ahora bien, ¿qué tal un poquito de consideración hacia nuestro tiempo? Luego, uno llega con ojeras a casa y se piensan que hemos estado todo el día de fiesta en Los Ángeles...

Lecturas recomendadas