Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

Una guerra sin vencedores ni vencidos

imagen por defecto contenido opinión

Todos somos “marquistas” de un modo u otro. Preferimos determinada marca de vaqueros porque nos sienta mejor, le tenemos manía a una marca de electrodomésticos porque tuvimos malas experiencias, nos da la sensación de que cierto detergente nos funciona mejor o somos fieles a una marca de calzado deportivo porque nos gusta su estilo.

Igual que unos prefieren el azul y otros el rojo, algunos van al cine y otros disfrutan del cine en casa. Lo normal es que, aunque seamos muy de Adidas, si vemos unas Nike que nos gustan nos las compremos. Y aunque siempre vistas con camisetas, si ves una camisa que te hace tilín no lo dudas. Lo normal es que nuestros gustos no se conviertan en obsesión… Pero eso es sólo lo “normal”.

Los españoles somos muy “marquistas”. Somos muy como Belén Esteban: “yo por mi iPhone MA-TO”. No hace mucho, el que tenía un Nokia podía darse de leches con cualquiera para defender su marca a ultranza. Como si nos pagaran… Ya es malo que seamos capaces de cascarnos con el vecino por un equipo de fútbol, pero por una marca…

Es normal que tengamos sentimientos a favor o en contra por malas experiencias o por buenas. Yo, por ejemplo, no quiero nada que lleve la marca Philips. Tuve una rachita… Es una elección mía, personal, condicionada por las circunstancias. De ahí a que ataque a Philips o me erija en defensora de la competencia va un mundo. Supongo que si encuentro algo Philips que me guste y me convenza, venceré los prejuicios que tengo, porque decir que todo lo Philips se rompe es tan falso como creer que todos los Nokia son buenos o que no hay zapatillas mejores que unas Converse… Tengo gustos y preferencias, que no tienen porqué ser mejores que los tuyos ni los de nadie.

Pero si hablamos de llevar al extremo nuestros gustos, está claro que (dejando de lado el fútbol), los videojuegos se llevan la palma. Desde los tiempos de Sega y Nintendo, la guerra de las consola ha movilizado más ejércitos que todos los Call of Duty juntos.

Recuerdo los tiempos de Super Nintendo y Megadrive. ¿Cuál es mejor, cuál es peor, que si el mando es muy grande, que si tienes pocos botones, que si es mejor en blanco o en negro, que si lo cartuchos tienes más o menos megas? Por dios, que sopla… tontería.

Y ahora, 20 años después de todo eso seguimos igual. Igual de toca… narices, igual de intransigentes e igual de tontos. La batalla que se sirve estos días, tan calentita que hay que soplar antes de llevársela a la neuronas, es la de 3DS y PS Vita. Madre mía lo que se puede llegar a leer. A veces me da la risa y otras veces me enfado. No por los comentario a favor o en contra, me enfado por la pérdida de energía que supone pretender defender nuestra elección a capa o espada, como si nos jugáramos algo con ello. Si es que Sony, Nintendo o Microsoft pagan algo a los Ultras, avisadlo, no lo guardéis para vosotros solos…

También me enfada la intransigencia. La falta de respeto a las preferencias de los demás. ¿Si a ti te gusta más Blanco, que más te da que otro prefiera Negro? A veces creo que es una manera de justificar la compra de cada uno. Como me he gastado X euros en esta consola, esta tiene que ser la mejor caiga quien caiga… Pues tú has elegido y si has pensado bien la compra seguro que has acertado. ¿Tanto nos importan que nos llamen tontos? “Ande yo caliente…”

Un lector, no sé en qué parte de esta web, no me acuerdo, me acusa de que no me gustan las 3D de Nintendo 3DS por que es de Nintendo. Añade que si PlayStation tuviera 3-D estaría aplaudiendo con las orejas. PS3 tiene 3D… y me gusta tan poco como el de 3DS. ¿He dicho alguna vez lo contrario?

Sí, he dicho que Nintendo 3DS no me gusta… ¿Y? Ahora, tengo una y mi hijo está encantado (aunque juega en 2D). Está encantado porque juega al “Ocarina octime”, como dice él. Y si saliera otro Zelda para la DS sin 3D estaría igual de encantado. Y los Skylanders, que le gustan mucho. Cuando le pregunté que para qué consola quería Skylanders, él me dijo que para DS: ni para Wii, ni para PS3, ni para 360. Para DS. Y no hay Skylanders para DS. Es que la DSi que tiene es suya y la 3DS es de papá…

Me parece que mi hijo, con 7 años, es más listo que muchos de los ¿se dice fanboy? que pueblan las páginas webs del mundo.

Si a mí me gusta más PS Vita que 3DS es porque quizá encuentro en una cosas que no he encontrado en la otra. Quizá sea que realmente me ha sorprendido y que, mirando un poco más allá, le veo un potencial muy superior. Que yo crea que PS Vita es mejor consola no implica que lo sea para ti. Ni tan siquiera implica que tenga más o menos futuro. Es mi opinión. Personal y desde la experiencia.

Ahora tenéis todo este sitio infinito que ofrece la web para dar vuestra opinión. Para defender que os gusta más Mario que Nathan Drake, que preferís un stick o dos, que os gusta “tuitear” desde vuestra consola o no, que tener consola con 3G os parece un atraso o un adelanto. Podéis decir lo que queráis. Pero siempre desde el respeto y siempre con argumentos constructivos. Destruir es muy fácil, demasiado fácil. Los bebés primero aprenden a destruir las torres de bloques de madera y cuando maduran un poco se dan cuenta de que es más divertido construirlos. Pero sólo cuando maduran.

Lecturas recomendadas