Imagen de perfil de José Luis Sanz
La opinión de
José Luis Sanz

La next-gen ya está entre nosotros... ¡¡es el PC!!

imagen por defecto contenido opinión

A cuenta del sensacional reportaje en el que contamos cómo será el flamante título next-gen Star Wars 1313 (que pudimos ver en las instalaciones de LucasArts corriendo sobre un PC), me entró la necesidad imperiosa de presumir de mi condición de pecero en esto de los juegos. Ya he dicho varias veces que le doy a todo (PS Vita, 3DS, 360, PS3 y hasta Atari 2600 si se tercia) pero nada como sentarse delante de un ordenador para jugar con... ¿gráficos next-gen?

Y es que si no os habéis dado cuenta, se está extendiendo como un virus por la industria una sensación que viene a decir que el PC no está tan muerto como se creían y que tal vez, por su condición de plataforma abierta a todo el mundo, nos encontramos ante la que más futuro podría esperarle viendo los derroteros que toma el mercado de los videojuegos: que si tablets, que si smartphones, que si juego en streaming...

Ese futuro del PC, que ha sido puesto en entredicho desde que el mundo es mundo, no sé si será tan esplendoroso como desearíamos algunos pero, desde luego, en lo que a tecnología se refiere es divertido ver a los consoleros (dicho con el mayor de los respetos) pidiendo más next-gen cuando ésta ya llegó al mundo del PC hace unos añitos y ya no es next-gen, sino old-gen de la old-gen.

Xbox 360 monta en sus tripas un chip ATI (ahora AMD) equivalente al modelo X1800XT y PS3, por su parte, dispone de un modelo equivalente en PC a la tarjeta 7800GTX (RSX) de nVidia. Sin ánimo de convertir este artículo en un ladrillo de rendimientos, simplemente pondré una tabla para ver dónde está cada uno...

Para que os hagáis una idea, la ATI X1800XT (la que montaría Xbox 360) salió para PC allá por el mes de diciembre de 2005 y en el caso del modelo 7800GTX (la de PS3) en junio del mismo año. Es decir, hace 7 años. Ese tiempo en tecnología es como si fueran años luz. Años luz de shaders, de filtrados de texturas, de poder de renderizado y de resoluciones de pantalla.

Con este panorama, no es de extrañar que los peceros nos encojamos de hombros cuando escuchamos hablar de next-gen en consolas o de futuribles specs de los nuevos chips gráficos. ¡¡Pero si un pecero medio viene viviendo en la next-gen desde 2007!! Año en el que apareció una de las gráficas más perfectas que han visto la luz en la historia de todos los chips gráficos que han existido para PC: la Geforce 8800GT.

Bien, con un gráfico como el de arriba, ¿alguien puede dudar del futuro del PC como plataforma de juego? ¿Qué nos falta a los peceros para vivir realmente en la next-gen? Pues los motores. Los engines, que no acompañan a todo el potencial que una Geforce 590 GTX (por ejemplo) puede desplegar. Y es que las compañías, al final, cuando van a poner un juego en las estanterías para 360, PS3 y PC, van quitando capas de virguerías técnicas para que funcione en la old-gen, olvidándose de dedicarle tiempo a la next-gen que es el PC y ofreciendo una experiencia realmente distinta.

En fin, que por un lado está bien eso de presumir que los peceros vivimos en la next-gen tecnológica pero, por desgracia, no hay compañías que acompañen esa superioridad técnica con juegos realmente currados para ese potencial. Pero bueno, siempre gratifica saber que el camino que una plataforma como el PC ya ha recorrido en estos últimos 7 años, al final, será el que los demás sigan cuando PS4, 720 o Wii U lleguen a las tiendas.

¿El PC está muerto? ¡¡Ja!!

Lecturas recomendadas