Imagen de perfil de SomosXbox
La opinión de
SomosXbox

Porque no todo está inventado: un viaje hacia el mundo de los 'indies'

imagen por defecto contenido opinión

Muchas veces, cuando pienso en la música, las películas, los videojuegos, en casi todo (excepto el nuevo anuncio de una compañía telefónica, que me ha convencido con dicho comercial para contratar la tarifa más cara, aún sabiendo que no puedo pagarla ni la necesito), me da la sensación de que todo, absolutamente todo está inventado. Vamos a hablar de videojuegos. Cuando me pasé, del tirón, la trilogía de 'Mass Effect', además de la satisfacción por haber conseguido guiar a mi personaje por los derroteros que quería, me quedó una extraña sensación, la de que cualquier videojuego que jugara después me sabría a poco, ya que mi listón de exigencia había aumentado enteros tras jugar la saga de 'Bioware'. Tenía gran parte de razón, desde ese momento ya no disfrutaba igual. Si, tenía ganas de pasarme videojuegos pero no era un ansia ni un ‘’ritual’’ como con 'Mass Effect', con el volumen al máximo y mi café al lado, preparado para disfrutar de todo lo que el juego tiene que ofrecerme.

Hasta hace casi nada, pensaba: ‘’Quiero relajarme, me pongo un 'Call of Duty'. Me apetece pensar menos que con un juego de tiros, me pongo el 'FIFA'. Quiero disparar porque sí, atropellar ancianas y robarles la pensión, me pongo el 'GTA'. Quiero una buena historia, uno de rol.’’ He ido catalogado los juegos por lo que ofrecen a simple vista, tiros, diversión llana, buena historia, 'Dark Souls', etc. El caso es que, hasta hace poco, no pensaba en ‘’¿qué me apetece? Me apetece un juego que me haga involucrarme tanto en la historia que parezca que la estoy viviendo yo’’. Ahí entran las aventuras gráficas o juegos especiales de la talla de 'The Last of Us''Beyond', 'Brothers', 'The Walking Dead', 'New York Crimes', etc, cuentan historias que merecen ser contadas. Grandes guionistas desatan toda su imaginación y su talento para hacerte partícipe de una historia, sin embargo, en el fondo, sólo eres un observador de la vida de otros. Te limitas a buscar al hijo de Ethan Mars, a seguir la vida de Jodie, ¡DEBES PROTEGER A CLEMENTINE!, desentrañas los secretos de la ‘Secta de la Carne’, etc. No eres tú, tú sólo guías al personaje que aparece en pantalla, normalmente pensando un poco o siendo bueno de reflejos pero, básicamente, es una peli interactiva, te metes de lleno en la historia de otros personajes que, en el fondo, te dan igual.



Sé que ya estaréis echando espuma por la boca, ‘’¡Cómo me va a dar igual la pobre Jodie! ¡O Clementine, destinada a algo que ninguna niña debe vivir!’’. Si, está bien, pero, cuando llegue el apocalipsis zombi ya me contaréis, hasta entonces siguen siendo las historias de otros. Disfruto con esas historias como el que más, sin embargo, antes pensaba que era yo el protagonista, me podía llegar a identificar con la situación y los personajes, pero la escena independiente me ha enseñado que los géneros a los que estamos acostumbrados no hacen que te involucres en la historia. El vacío que encontraba en cada superproducción, incluso en Bioshock Infinite, por ejemplo, ha sido llenado por otro tipo de juegos: los juegos independientes.

Suena un poco fuerte, lo se. A partir de ahora seguro que os parezco algo hipócrita, yo, que no hacía el menor caso a juegos indie, ahora hablo a su favor y los pongo incluso por encima, en algunos aspectos, de grandes producciones con todos los reconocidos talentos de la industria a la cabeza. Como todo en la vida, por suerte, he descubierto un nuevo tipo de juegos, juegos que no nos cuentan como un héroe salva el mundo acabando él solo con una invasión alienígena, no nos cuenta como una niña sobrevive al apocalipsis zombi ni como un simple buscador de tesoros se carga a los mil mercenarios de un malo malísimo todo por una moneda de oro gigante de hace trescientos años. Joder, son historias creíbles, ¿alguna vez habéis visto, sin vuestras capacidades alteradas por los psicotrópicos, un alien? No, claro… porque está 'Duke Nukem' ahí (nótese el sarcasmo). Pero a mi Duke Nukem me da igual. Esas historias y esos juegos me gustan como el que más, pero ha llegado un punto en el que busco algo alternativo, no quiero un juego de tiros, por muy buena historia que tenga, cuando quiero disfrutar.



Os voy a hacer una pregunta: ¿cómo catalogaríais 'To The Moon'? ¿en qué género metéis'The Castle Doctrine'? ¿y 'Papers, Please'? ¿y 'Lone Survivor'? Es imposible catalogarlos. Los géneros RPG, Puzles, Simulador y Survival se quedan a años luz de lo que en realidad son los cuatro juegos que os he citado. Ah, ¿no sabéis de qué juegos os hablo? No pasa absolutamente nada, es más, hasta hace poco más de dos meses no los conocía ni yo. 'To The Moon' y 'The Castle Doctrine' son juegos de PC y, si sólo jugáis a las consolas y sólo os guiáis por los lanzamientos en vuestras máquinas serán juegos que hayan pasado desapercibidos para vosotros. De hecho no me suena haber visto nada en los medios generales sobre To The Moon, por ejemplo, y si lo he visto ha sido algo testimonial. Si, como he supuesto, sois ávidos jugadores consoleros que pasáis un poco del PC, tendréis la inmensa suerte, que digo, ¡el honor!, de poder disfrutar de 'Lone Survivor' en PS Vita y, muy posiblemente, también de 'Papers, Please', aunque a éste último le queda un largo camino hasta desembarcar en la portátil de Sony.

Seguro que alguna o alguno de vosotros conoce estos juegos, pero permitid que hable de ellos para quienes no los conozcan. Estoy seguro que a todos los presentes le entrarán ganas de buscar información, gameplays o lo que sea de alguno de ellos y, de entre todos, habrá alguien que compre uno de los juegos citados. A ese jugón o jugona les digo: ‘’qué afortunado eres, vas a disfrutar como nunca delante de la pantalla, a disfrutar y sufrir.’’ No haré un análisis de cada juego, sólo daré unas pinceladas de lo que dicho juego ha conseguido transmitirme, cómo he reaccionado ante él o cómo me ha hecho sentir.

To The Moon

Desde el primer trailer de 'To The Moon' sientes que se trata de algo diferente. Sus efectos MIDI, su estética a lo ‘’ juego Pokemon’’, su banda sonora pero, sobre todo, su historia, te teletransportan a otro mundo, un viaje sin frenos de unas pocas horas que disfrutas de principio a fin, un viaje de esos que te obligan a tener un paquete de pañuelos al lado. Encasillar 'To The Moon' en un género sería sencillo, podríamos estar ante un RPG, pero también ante una historia interactiva, a lo 'Brothers: a tale of two sons', o a lo 'Beyond'. El videojuego nos ofrece una capacidad de interacción muy limitada, escenarios pequeños con un nivel de exploración bajo y no requiere que seamos unos ‘’hachas’’ con el ratón. 'To The Moon' quiere que nos sentemos y disfrutemos de una historia única, una historia donde se cumplen todos los deseos. Eso sí, esos deseos sólo es posible cumplirlos cuando estamos cerca de la muerte, dejándonos con la sensación de haber disfrutado de una vida plena. 

No pide casi ordenador, así que todos podréis jugarlo. 



Lone Survivor

El nombre de este juego es de los que describen por si solos un producto. Todos los juegos indies suelen tener un nombre acorde a lo que encontraremos. 'Lone Survivor' nos pone en la piel de un superviviente de una catástrofe que debe hacer cualquier cosa por seguir vivo. Controlamos a un hombre que no recuerda su nombre y debe avanzar para sobrevivir. Claustrofobia, angustia, soledad, miedo, preocupación por los ‘’víveres’’, 'Lone Survivor' te obliga a avanzar debido a las numerosas referencias a los juegos clásicos del género ‘survival horror’, pero también consigue, por una razón que no comprendo, que empatices con el protagonista como pocas veces lo he hecho en un videojuego. Puede que sean sus gráficos poco detallados, al no ponerle cara podrías ser tú, puede que sea el espíritu del ‘último superviviente’ que todos llevamos dentro, no lo sé. Lo que sí sé es que Lone Survivor es una de esas experiencias que hay que jugar. 

Si queréis jugarlo podréis hacerlo tanto en PC como en PSVita y PS3.



Papers, Please

Con 'Papers, Please' he pasado los peores momentos como ‘gamer’ de mi vida y, por ello, se ha convertido en uno de mis videojuegos favoritos. Puede parecer contradictorio, pero no lo es. En 'Papers, Please' encarnamos a un personaje anónimo que trabaja en el control de paso de la frontera entre dos países imaginarios. ¿Nuestro papel? Decidir quién entra en el país… y quién no. Puede parecer sencillo, comparamos datos, vemos la fotografía, las huellas y damos un ‘’Si’’ o un ‘’No’’ basándonos en las pruebas que tenemos. Es posible que dejemos entrar a gente buena, es posible que dejemos entrar a uno que, nada más pasar la frontera, ponga una bomba. Cuando esto sucede cambiamos totalmente de parecer en el juego, es posible que no dejemos entrar, por desconfianza, a mucha gente buena. Cuando dejamos pasar alguien que realmente es un terrorista, o dejamos sin visado a muchos que serían buenos trabajadores, nuestro jefe nos penalizará económicamente. Si recibimos muchas penalizaciones nuestra familia morirá porque nosotros somos el sustento. 

Las decisiones morales se hacen patentes en este videojuego donde, la verdad, he pasado muy pocos buenos ratos y ha conseguido que me sienta como un auténtico tirano. ¿Quién soy yo para negarle la entrada a nadie?

'Papers, Please' está disponible en PC. Saldrá para móviles y tablets y están pensando hacer la edición para PSVita.



The Castle Doctrine

Para terminar el repaso a los cuatro juegos que cité al principio os hablaré de 'The Castle Doctine'. Este juego ha conseguido potenciar los sentimientos que afloran con 'Papers, Please' de una manera que no podía imaginar. La premisa es simple: somos un cabeza de familia con mujer, dos hijos y 2000$ en la baja fuerte. Debemos invertir ese dinero en fortificar nuestra casa para que no nos roben y no maten a nuestra familia. Nos devanaremos los sesos para poner trampas y puzles que ningún ladrón pueda sortear y, cuando terminamos, nos encerramos en ‘’nuestra habitación del pánico’’ y observamos a los ladrones que entran a casa. Algunos sucumbirán ante nuestras trampas, otros las sortearán como auténticos especialistas. ¿Cuál es la novedad? 'The Castle Doctrine' se trata de una especie de MMO, los ladrones serán otra gente como nosotros, es más, nosotros podremos entrar a otra casa para hacer lo que intentamos evitar que nos hagan. ¿Comprendéis el desafío moral que esto implica? He gastado tiempo en proteger a mi familia y ahora voy a intentar hacer daño al prójimo.

La cara más oscura del ser humano se hace patente en este juego, lo que me preocupa es que resulta tremendamente adictivo. 

'The Castle Doctine' está disponible para PC.



Os he hablado de cuatro juegos de PC que me han hecho sentir algo que nunca había sentido frente un televisor, juegos especiales, creados por una persona, o un grupo reducido, con mimo y con ideas frescas. 'To The Moon' no es lo más original del mundo, 'Lone Survivor' tampoco, pero consiguen que te involucres en la historia como si tu fueses el protagonista, algo que a juegos similares con presupuestos astronómicos cada vez les cuesta más conseguir. 



No sólo de PC vive el jugador de juegos independientes. En un grado algo mayor de presupuesto (y equipo) podemos encontrar algunos juegos en consolas que nos hagan sentir, imaginar y viajar a través de los pixels. Bastion es uno de esos juegos. En 'Bastion', disponible para PC y Xbox 360, seremos 'Kid', un héroe inesperado que intenta reconstruir el mundo tras la 'Catástrofe'. Su banda sonora, su apartado artístico, su jugabilidad adictiva pero, sobre todo, el 'Narrador', conseguirán que cada partida sea emocionante, divertida y amena.



Otro juego muy interesante, y de la mano de un reconocido desarrollador independiente, es 'Braid'. La propuesta de Braid es simple, se trata de una especie de 'Super Mario', tenemos que reencontranos con la princesa y el primer nivel es un homenaje al juego de 'Nintendo' sin embargo, sus puzles (literalmente), su propuesta visual parecida a un cuadro de 'Van Gogh', su banda sonora que podría estar firmada por 'Vivaldi' y, sobre todo, la historia, hacen que 'Braid' sea único. Los poseedores de PC y Xbox 360 podréis disfrutar, por muy poco, de esta auténtica joya, un viaje para los sentidos.



Cuando hablamos de equipos grandes y juegos Arcade se me vienen a la cabeza 'Child of Light', que saldrá el 30 de abril en todas las plataformas y 'Valiant Hearts: The Great War'. Ambos están realizados por Ubisoft y corren sobre el motor 'UbiArt', motor de los últimos 'Rayman'. Su estética y, sobre todo, el carácter emotivo de ambos títulos serán motivos suficientes para que los aficionados a los juegos descargables disfruten como niños pequeños. Los que hayáis jugado a 'Far Cry 3' no os lo creeréis, pero 'Child of Light' está firmado por el director del psicodélico shooter de 'Ubisoft'.



¿Qué pasa con la nueva generación?

Sony, con PS4 y VITA, ha apostado muy fuerte por los desarrolladores independientes y por los estudios pequeños. Ha regalado los kits de desarrollo de PS4 y da las herramientas necesarias para los desarrolladores que quieran hacer juegos en PS4. Además, la similitud del sistema de sobremesa de Sony con un PC será una clara ventaja. PS3 montaba, como todos sabréis, un hardware que era un dolor de cabeza, lo que no sería del agrado de estos pequeños equipos de trabajo. En PS4 saldrá 'RIME', del estudio español 'Tequila Works'. Recuerda mucho a 'ICO' en lo visual. En el tema jugable será un título que nos inste a luchar contra la oscuridad en una isla de corte Mediterráneo. Tomando precedentes, seguro que 'RIME' será un grandísimo título.



Para terminar hablaré de Xbox One y su futuro con este tipo de juegos. 'Microsoft' está dando, con su cambio de políticas, muchas facilidades para los desarrolladores independientes afiliados al prigrama 'ID@XBOX Developers', por el cual acceden a Kits de desarrollo de Xbox One y a las herramientas de 'Unity'. La estructura interna de la consola también es sencilla y permitirá que muchos desarrolladores con pocos recursos den el salto a la consola de nueva generación de 'Microsoft'. Hay algunos juegos confirmados pero, sin lugar a dudas, el que más me llama la atención es 'Below'. 'Below', parece que, será una exclusiva temporal de Xbox One, nos pondrá en la piel de un héroe que tendrá que superar las adversidades que planteen este juego de corte RPG. ¿Qué es lo que más me llama la atención? Su estética, sin duda. Creo que transmite a la perfección la sensación de ser algo insignificante en un mundo gigantesto.

'Kinect' también podrá ser utilizado por los desarrolladores independientes para crear novedosas experiencias. Es más, creo que el mayor provecho que se le sacará al periférico en términos de diversión e inmersión en videojuegos llegará de la mano de los desarrolladores 'indes'.




Creo que las plataformas de nueva generación, por su parecido al PC y las facilidades que dan las compañías a los desarrolladores, serán plataformas donde los juegos de corte independiente o de estudios pequeños proliferen, expandiéndose más allá de las fronteras del ordenador. Veremos qué nos depara el futuro, yo estoy esperanzado, ya que estos pequeños estudios o creadores han conseguido, con muy poco, hacerme sentir de mil maneras distintas. Si, se que he sido muy duro con los juegos ''grandes''. Seguiré disfrutando como un enano con juegos del corte de 'Halo', de 'The Last of Us'. Juegos como 'The Division' o 'The Witcher 3', juegos como 'The Order' o 'Quantum Break', los cuales espero con los brazos abiertos. Sin embargo, estos juegos ''pequeños'' que no están limitados por tiempos de desarrollo asfixiantes, la imperiosa necesidad de vender y un presupuesto siempre en mente, han supuesto un soplo de aire fresco en mi ''mentalidad gamer''.

Mi objetivo con este artículo es que os expandáis, que juguéis y probéis cosas nuevas, estoy seguro que más de un juego de los que he citado os sorprenderá. La semana que viene todo el protagonismo será, obviamente, para un juego que creo se convertirá en un auténtico fenómeno.

Alejandro (Lherot en SomosXbox), un saludo y que paséis una buena semana.
 


Lecturas recomendadas