Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

El precio de PS4

imagen por defecto contenido opinión


Una de las mayores incógnitas que nos dejó la conferencia de Sony del 20F, y las posteriores declaraciones de sus distintos peces gordos, es el precio de la consola. Desde antes del famoso anuncio se rumoreaba que el precio de PS4 no sería nunca superior al precio de lanzamiento de PS3. Los distintos rumores, cálculos aproximados, adivinazaciones y publicaciones sorpresivas en tiendas online (algunas tienen ya pre-reserva en marcha) nos colocan en una enorme horquilla de 350 euros a los 899 dólares (700 euros), de una tienda australiana. Sí, es lo mismo que si digo que tengo entre los 30 y los 70 años. Una aproximación muy poco aproximada.

Qué queréis que os diga, el precio me parece un punto fundamental. Clave en estos tiempos de crisis en los que miramos la pela más que nunca. No creo que haya muchos compradores que se lancen a por PS4 cueste lo que cueste, cosa que sí ocurrió en los tiempos de PS3… El precio, hoy día, sí importa. Y podemos tratar de adivinar cuánto costará PS4.

Los que saben de informática más allá del famoso “nivel usuario” rápidamente reconocieron en las características de PS4 un PC, que añado yo, tendrá una caja bonita (o eso espero). Las ventaja de que la arquitectura interna de PS4 sean las de un PC se pueden resumir en la frase: dar facilidades a los desarrolladores. Y siendo así, hay que aplaudirlo. Y tiene otra ventaja, podemos hacer cuentas.

Como mis conocimientos de informática se reducen a apretar el botón de power (y reconozco que le tengo algo de manía a los PC), me he pasado por el laboratorio de mi compañero Carlos Gombau, de la revista Computer Hoy, para que me iluminara y ayudara. Le he llevado una hojita impresa con las características oficiales de PS4, ese listado ininteligible (al menos para mí), de siglas, cifras y palabros. Oye, le ha bastado un vistazo para enterarse de todo… Mi idea era ponerle precio a los componentes de la consola y “construir” virtualmente un PC que la igualara para saber lo que costaría… Las variables son enormes, porque muchos de los componentes especificados por Sony no existen como tal. Aunque nos podemos acercar. ¿Os apetece?

Empecemos por el procesador. Textualmente, la CPU de PS4 será x86-64 AMD “Jaguar”, de 8 núcleos. Carlos me dice que AMD está de capa caída y que él le metería a nuestro PC un Intel. No se iría a la gama Extreme, porque dice que eso sólo existe porque Intel tiene que demostrar que puede hacerlo, pero que apenas se usa... Y vale más de 1000 dólares. Él se quedaría con la última generación. Con el Intel® Core™ i7-3770K Processor (8M Cache, up to 3.90 GHz), que cuesta 262 euros.

La alternativa de AMD es  el FX 8-Core Black Edition FX-8150, que cuesta 248 euros, así que no nos vamos mucho de precio.

Quedándonos con la recomendación del experto, el procesador nos saldría por 250 euros.

       

Ahora vamos con la tarjeta gráfica y la memoria gráfica. Según las especificaciones de Sony PS3 tendrá una GPU 1.84 TFLOPS, de AMD y 8GB de memoria GDDR5. Me dicen que no es común que se fabriquen para PC tarjetas de 8 GB, que lo máximo actualmente es de 6 GB. Y el consejo de Carlos es una Asus, que según él es un cañón diseñado para videojuegos, aunque se nos va un poquito de precio: 1400 euros por la ROG ARES II: ARES2-6GD5.

Como Intel con los procesadores, Asus fabrica estas tarjetas porque puede, pero no porque se venda mucho. Como el precio se nos va de madre mejor nos quedamos con esta otra de Asus, con sólo 3GB, pero especial para juegos que me dicen que va muy bien. Me lo creo y la apunto. La Asus HD7970-3GD5 nos sale por 500 euros.

Ahora vamos con el disco duro. Sony no especifica nada de nada. Teniendo en cuenta que por lo que parece en PS4 vamos a descargar bastante y movernos de la nube al suelo con frecuencia, lo ideal sería un disco duro de los gordos. Además, a día de hoy, un disco duro SSD, ya sabéis, como los de los iPad y familia, sólidos, silenciosos y de bajo consumo, sería la mejor opción. Pero son caros y no se hacen (todavía) de más de 500 GB. Un disco duro SSD de 500 GB por 300 euros sería desproporcionado. Así que nos vamos a quedar con uno de 2,5 pulgadas (como los de los portátiles), que parece la elección más lógica. En este caso nos tenemos que conformar con 1 TB, que nos cotaría sobre los 80 euros de una marca prestigiosa como Western Digital.

El resto de elementos destacados en la nota de prensa de Sony hablan sobre conectividad de la consola, desde los USB 3.0 Ethernet, IEEE, Blutooth (un poco obsoleto, por cierto) a los HDMI y salida digital de audio. Todo esto lo encontramos en PC reunido en una buena placa base. Y si nos vamos a por la mejor, Carlos me recomienda una Asus Maximus V Extreme, que cuesta 327 euros.

Podría cumplir con todas las características de la posible placa base de PS3, aunque montando un procesador Intel y no un AMD.

Y ya nos quedarían los “accesorios”: un lector de Blu-ray que podemos encontrar por 60 euros, un teclado y ratón inalámbricos (los mejores rondan los 100 euros, pero los hay desde 40), una caja para el PC, que si somos un poco “espaciales” nos puede costar unos 40 euros. Además, para un PC no haría falta tarjeta de sonido, pero no vamos a incluirla, ya que no aparece en las especificanes de Sony, igual que la memoria RAM.

¿El coste total? Esperad que saque la calculadora:

  • Procesador: 250 euros.
  • Tarjeta gráfica: 500 euros.
  • Disco Duo: 80 euros.
  • Placa base: 327 euros.
  • Lector Blu-ray: 60 euros.
  • Teclado y ratón inalámbrico: 40 euros.
  • Caja: 40 euros.
  • Total: 1.297 euros.

Obviamente, estos son precios a particulares (comprando 1 procesador y no 1 millón) y que me he ido a lo mejor de lo mejor al hacer la selección de los productos. Probablemente, racaneando de aquí y allá podría bajarle un poco de precio precio, sobre todo en caja, lector y teclado y ratón. Además, son precios de fabricante (ya sabemos que por ahí se pueden encontrar chollos de vez en cuando).

Me alegro mucho de que me haya salido esta cantidad, ya que significa que aunque PS4 termine costando los impensables 700 euros que dicen los australianos, me compensaría más que un PC como máquina de juegos (el PC y yo tenemos un antiguo contencioso desde los tiempos en que había que repartir la memoria para que te cargará los drivers).

El cualquier caso, si el precio de PS4 no se ajusta a las expectativas de un consumo enfermo, casi en electrocardiograma plano y con tantos síntomas que ni House sería capaz de salvarlo, lo que más me va a compensar es seguir con PS3 y PS Vita. La verdad, sigo sin necesitar más... AUnque debería de dejar de ver los vídeos de los juegos de PS4, claro. Me están abduciendo: ¡Si hasta me apetece probar Killzone! Ya se me pasará...

Lecturas recomendadas