Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

PS Vita se "Mobiliza"

imagen por defecto contenido opinión

No sé si os acordaréis, pero a principios de septiembre (parece que fue ayer), estuve en reflexionando sobre el futuro de PS Vita… Me parecía que iba a muchos sitios, sin llegar a ninguno…

Una de las cosas en las que está metida PS Vita y que más me llama la atención, y a la vez que más miedo me da, es PS Mobile. La cosa, para los que estéis despistados, consiste en una tienda, tipo Google Play o Apple Store, en la que se encuentran desarrollos compatibles con ciertos dispositivos Android (los que obtengan el correspondiente certificado) y PS Vita.

En román paladino para usuarios de PS Vita, una pestaña en PS Store donde se esconden pequeños juegos y aplicaciones, al estilo de los que circulan en móviles. Una idea más que interesante, pero que, tras un mes de rodaje, tienes más peros… que manzanos (y perdón por el chiste malo, “mesascapao”). Más de los que este vídeo parece presagiar...

Resulta que una de las claves del éxito de las tiendas virtuales es la compra por impulso. Veo una cosa, me gusta y como no llega ni al euro, me la bajo. Una compra mucho más impulsiva en Apple Store, donde con una vez que te registres ya no tienes más que poner tu password para comprar. Sin complicaciones, sin buscar tarjeta de crédito, sin rellenar el monedero. Sin hacer nada más que darle a bajar.

Esta compra impulsiva se sostienen en dos pilares: precios muy ajustados y opción a probar el juego antes de comprarlo. Y dentro de esta segunda incluiría el free to play: juego gratis, pero si quiero ventajas extra las pago a parte, desde 0.89 euros. Ya sé que a muchos no os hace gracia, pero es genial: sólo aflojo al mosca si el juego realmente me gusta.

PS Mobile también busca la misma compra por impulso. La idea es la misma, tener en nuestra PS Vita una serie de pequeños juegos que nos llenen los ratos muertos, bien sea matando marcianos, bien sea completando puzzles o componiendo música. Pero fallan varias cosas.

La primera es el precio. Los tres euros de media de los juegos de PS Mobile poco tienen que ver con los 0.89 o 1,79 del Apple Store. Además, mientras en Apple Store la lista de juegos gratis es más larga que la de juegos de pago (es un decir), en PS Mobile no hay ni uno gratis… Ni una demo, ni un free to play.

Además, hay otro factor que influye en la compra por impulso. Es un factor que no es tan obvio ni tan medible como el del dinero, pero es igual de importante: la plataforma.

El teléfono lo llevamos siempre encima. Es como si estuviéramos desnudos sin él (y mira que me da rabia estar enganchada al chisme). Y tiramos de teléfono en cuanto nos aburrimos, incluso para zanjar una discusión (desde que hay smartphones se acabaron esas charletas tan divertidas sobre qué actor hizo tal peli o qué río pasa por Valladolid). ¿Qué no viene el autobús?, unos Angry Birds y ya nos da lo mismo. Además, del teléfono no esperamos nada del otro mundo. Al fin y al cabo es un  teléfono. Si encima puedo jugar, genial.

Y con las tabletas pasa algo parecido, ya que en realidad son chismes que sirven para todo y para nada a la vez… Pues si puedo jugar mientras decido si me bajo un procesador de textos y la uso para currar, eso que he ganado.

La consola no es igual. Cuando la llevas encima es porque tienes un juego en pleno subidón. No quieres dejarlo y cruzas los dedos para que el dentista tarde en llamarte y puedas terminar el nivel tranquilamente. O estás picado con colega en el Most Wanted (es sólo un ejemplo) y no quieres perder un instante en batir su récord velocidad. Si no tienes ningún juego en mente difícilmente te llevas PS Vita a todos lados. Al menos yo no lo hago. Sólo cargo con ella cuando estoy enganchada con algo… Ya cargo con el teléfono y a veces con la tableta…

Aunque reconozco que ahora no es buen momento para decir esto, porque sí la llevo encima: últimamente tengo motivos más que sobrados para cargar con ella… y os aseguro que, aunque algunos vayan en la escasa, pequeña y carísima tarjeta de memoria, son “motivos” que no han salido de ninguna compra por impulso…

Como yo lo veo, es bastante improbable que me pille un juego de PS Mobile. En muchos casos son los mismos desarrollo de los móviles, pero más caros. No me va a pillar con la consola en la mano sin un juego bien acomodadito que me tenga loca y yo, que soy así de rara, sólo recargo el monedero cuando me voy a comprar algo y lo hago con lo justo, con lo que nunca tengo efectivo. Y si para bajarme una versión moderna de Asteroids (se llama 60 Second Shooter Deluxe y mola todo) tengo que andar buscando la tarjeta de crédito… Pues el impulso se queda frenado en cremallera del bolso.

Claro, que queda la otra cara de la moneda: los usuarios de Android… Me pregunto si habrá alguno que entre en PS Mobile y compre algo… Y es que, de momento, sólo los propietarios de un Xperia, de las tabletas de Sony y de algún modelo de HTC pueden acceder a PS Mobile. ¿Qué pensarán cuando vean los mismo juegos en la tienda de Google, pero más caros?

Supongo que un mes de vida es poco tiempo para valorar algo nuevo. Que todos tienen errores y todo se puede arreglar. Sin embargo, tengo la sensación de que en este caso los errores son de base. Los jugadores de verdad (los que algunos llaman hardcore) son los que tienen  una PS Vita. Y esos jugadores no se conforman con cualquier cosa, saben de qué va la vaina y buscan y comparan.

A mí no me importaría jugar a Angry Birds Star Wars en PS Vita, pero no lo voy a hacer. Primero, porque no está en PS Mobile. Segundo, porque aunque estuviera no tendría demo y tercero porque seguro que no costaría 2,69 como en el Apple Store. ¿Que en qué me baso? Pues por ejemplo, Tractor Trails vale 0,89 en Apple Store y 3,29 en PS Mobile…

Mira que me gusta la idea, mira que me parece interesante. Pues aún así, no lo veo claro. Y no sé si soy yo, que tengo las gafas sucias, o que realmente esta carrera es de fondo, con un  recorrido tan largo y tan para el futuro que yo no alcanzo a ver la meta… Y es que lo que me resisto a creer es que Sony no ha pensado ya en todo esto y que no tiene muy clara la estrategia y la solución…

Lecturas recomendadas