Imagen de perfil de Juan Carlos García
La opinión de
Juan Carlos García

Revolución 3DS, sí, por supuesto

imagen por defecto contenido opinión

Hace cinco años, Nintendo inició una revolución en el mundo de los videojuegos que ahora culmina con la llegada de 3DS. Lo que pasó en 2005 no sólo supuso un gran salto en la forma de jugar, también en la manera en que la sociedad se acercaba a los videojuegos. Nintendo se empeñó en universalizar una forma de entretenimiento, en conseguir nuevas audiencias, en crear formatos para todo el mundo y en cambiar la perspectiva (casi siempre pacata y prejuiciosa) acerca de esta industria.

Así nació DS. La doble pantalla y el acceso al universo táctil abrieron un nuevo camino para crear ocio; de su mano, una nueva generación de títulos liderada por Brain Training y Nintendogs, y rematada ahora por el brillante e ingenioso Art Academy.

Cuando la consola se presentó en París, como ahora acaba de ocurrir en Ámsterdam con 3DS, no éramos más de 15 los medios españoles acreditados. Fue uno de los eventos que mejor recuerdo me han dejado. Empezaba una nueva época en nuestras vidas.

El día de la presentación de 3DS éramos cerca de 60 las personas que viajamos desde España para cubrir el evento. Y desde Europa nadie se lo quiso perder. El interés por los videojuegos ha crecido exponencialmente, ya veis. Al día siguiente, la nueva consola protagonizaba las páginas de los diarios y era la noticia estrella en los informativos de las televisiones de todo el mundo.

Sin embargo, algunas reacciones que estoy leyendo tras la presentación de la consola me dejan atónito. No entiendo nada. Da la impresión de que a los mismos que se les quedó “corta” la DS, ahora reaccionan de igual forma con las 3D. Y de eso han pasado ya cinco años, y el cambio de mentalidad se ha producido...

Los que estuvimos en la presentación de 3DS no sólo fuimos testigos del ardor y la pasión con que los desarrolladores hablaban de la máquina, no sólo hemos visto con nuestros propios ojos la profundidad del 3D y cómo cambia la forma de jugar, también hemos adivinado el nuevo rumbo que quiere marcar la consola.

 

Y tengo claro que esto va de mucho más que de juegos (que también, por supuesto), va de formas de entretenimiento, de crear posibilidades y de dar alternativas únicas, diferentes, a los desarrolladores para inventar. Lo dijo Laurent Fisher, director de marketing de Nintendo Europa, “nunca como con esta consola vamos a poner a disposición de los creadores tal cantidad de herramientas y posibilidades”: puntos de conexión/descarga por cualquier parte de la ciudad (spot pass), nuevo universo de intercambio de datos (street pass), acuerdos con Eurosport y Sky3d para acceder a contenidos exclusivos, software de realidad aumentada, fotos en 3D... y señores, más de 25 juegos disponibles durante el periodo de lanzamiento. Y algunos, os los digo de buena tinta, absolutamente impresionantes.

Sí, la cena consistió en perritos y hamburguesas (por otra parte exquisitos), y el evento lo cerró un DJ poco afortunado (o eso es que me estoy haciendo viejo...), pero lo demás fue sobresaliente: cientos de puestos de juego, una imaginativa puesta en escena y sobre todo la sensación de que lo que está por venir va a cambiar, de nuevo, nuestra percepción de los videojuegos y la forma en que interactuamos con las consolas.

Lecturas recomendadas