Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

¿Sueñan las consolas con teléfonos móviles?

imagen por defecto contenido opinión


NPD Group, empresa experta en análisis de mercado basado en paneles de consumidor y punto de venta, ha hecho público a principios de enero un informe sobre el mercado estadounidense de videojuegos que saca a la palestra unos datos muy poco halagüeños (que MSN Money ha tenido a bien "traducir"). Durante el año pasado en mercado de los videojuegos en USA cayó un 22% (26% si hablamos sólo de consolas). Y la cosa parece que va a ir a peor este 2013, ya que en la campaña navideña, cuando más videojuegos y consolas se venden, los ingresos se redujeron en 900 millones de dólares respecto al mismo período del año anterior…

Diréis que es la crisis, que parece que tiene la culpa de todo y que nos está sirviendo a todos de excusa. Para no reconocer que nos hemos equivocado, para no querer ver lo que estamos haciendo mal, para no pensar en cómo hacerlo mejor, para no analizar qué está pasando además de una crisis económica. Sí, la crisis, la venda que nos ponemos en los ojos para no reconocer nuestra responsabilidad…

Pues bien, no parece ser la crisis la causa de la caída del mercado de videojuegos en USA, porque según NPD Group, el número de jugadores de apps para tabletas y smartphones se ha disparado, superando ya en Estados Unidos al número de jugadores de consola. Y es que las ventas de tabletas y teléfonos inteligentes ha subido un 55% y un 22% respectivamente. Y sí, les afecta la crisis, porque en 2011 subieron un 59% y un 26%... Aún así, los dispositivos inteligentes que cada vez más gente lleva en el bolsillo (o en el bolso), se están comiendo, crudas y sin patatas, a las consolas.

No tengo datos de España y como esto de la economía no se me da muy bien (lo que no entiendo me resulta difícil de aprender) tampoco he sabido muy bien dónde buscarlos, sin embargo suele ocurrir que lo que pasa más allá del charco nos termina llegando como una honda expansiva y, generalmente, con resultados más catastróficos…

Lo que sí parece que ya es una realidad, aunque no lo queramos ver, es que jugar con la tableta o con el teléfono se está convirtiendo en la alternativa habitual a las portátiles… Y a la larga a la consola de sobremesa. Los juegos Free to Play de los que ya hemos hablado otras veces, son un gancho excelente. Y aunque terminemos pagando por un juego, no son comparables los 70 euros de Call of Duty Black Ops II, el juego de consola más vendido del momento, a los 2,99 de Angry Birds Star Wars, el juego de iPad más vendido del momento.

Y eso por no hacer comparativas directas, como los 50 euros del FIFA 13 de PS Vita y los 4,99 del FIFA 13 para iPad, con sus 30 ligas, 500 equipos licenciados, 15.000 jugadores, su multijugador online, sus filigranas, su Ultimate Team… Tiene una valoración de 5 estrellas… Aquí os dejo un vídeo

Y ya si seguimos con las odiosas comparaciones y ahora las hacemos con juegos exactamente iguales, la cosa empeora aún más. Ahí va: GTA III en PlayStation Store cuesta 9,99 y sólo puede jugarse en PS3. Un juego de definición estándar en una tele HD… en fin. El mismo juego en el Apple Store cuesta 4,49 euros y os garantizo que se ve mucho, mucho mejor. Con GTA Chinatown Wars podemos hacer la misma comparación y, además, en Apple Store estás GTA Vice City, que aún no ha llegado al PlayStation Store… Donde sí tenemos GTA San Andreas por 15 pavos… ¿Queréis que siga? Mejor no, ¿verdad?

Ya os conté hace más de un año, en este otro post (y en alguno más) que lo veía venir. Y que lo entendía porque yo misma, jugadora de toda la vida, me había enganchado con un juego de esos Free To Play… Y sigo enganchada al tablet, ahora con unos de esos de guerras medievales, alianzas, ejércitos… En ese otro post lo achaqué a la edad. A que quizá me había cansado de los juegos “gordos”, a que quizá me daba pereza o a que quizá no tengo tiempo para dedicarle dos horas seguidas a un Assassin’s Creed (en tandas de menos, no se disfruta, ¿verdad?). Pues eso, a que me hacía mayor sin saberlo.

Pues ahora tengo que rectificar, porque he hecho un experimento. Mi hijo tiene una tableta desde Reyes… Y después de pedir, por activa y pasiva a todo el que le quisiera escuchar, un New Super Mario Bros 2, ahí tiene el juego sin abrir… ¡Está enganchado a un Free to Play de Skylander para iPad! Sólo ha arrancado la Wii una vez para probar Skylander Giants (y coger los códigos para el juego de iPad). Y no ha tocado la DS ni la 3DS desde el 6 enero. Os juro que antes era un apéndice en su mano: fuéramos a donde fuéramos llevaba la consola.

Sigo sin lograr conectar la bola de cristal, pero me siguen doliendo los huesos, y creo que este viento de cambio puede alterar muchas cosas, más allá del número detrás de la marca de una consola. No será hoy, ni mañana, pero las cosas evolucionan y no siempre por el camino esperado. La tecnología avanza y con ella los usuarios. Cambiamos, evolucionamos, nos adaptamos y provocamos que la tecnología se adapte a nosotros igual que nos adaptamos nosotros a ella. En una simbiosis lógica y natural.

Ya, ya sé que no es comparable la experiencia de juego… pero cada vez hay menos casos donde de verdad notaremos la diferencia. Además, hay tantas cosas con las que entretenernos, que ¿qué más da? Y lo curioso es que somos nosotros mismos, los jugadores, los que estamos empujando el cambio. No quejaremos amargamente de que cada vez salen menos juegos para consola y más para dispositivos listillos, pero tenemos la culpa. ¿Sabéis porqué? Porque siempre se venden los mismos juegos y sólo esos. Casi la mitad de los juegos vendidos en Navidad se corresponden a 6 títulos. Y no es la primera vez…

* Estas son las listas de GFK de diciembre de 2011 y diciembre de 2012. Pinchad sobre ellas para verlas más grandecitas...

Lecturas recomendadas