Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

Supervivencia en el E3 2014

imagen por defecto contenido opinión

Todos los años nos encontramos con comentarios del tipo qué suerte, os váis al E3 o quién pudiera pasarse una semanita en Los Angeles como vosotros. Así que todos los años nos vemos obligados a escribir algún tipo de contenido DISCLAIMER en que aclaramos en qué condiciones viajamos los periodistas -al menos los de Hobbyconsolas.com- a la feria. No os perdáis los siguientes puntos, que os pueden salvar la vida si alguna vez os encontráis en esta situación. Atención: se trata de un texto escrito con sentido del humor, lo que pone es cierto, aunque la forma de escribirlo sea dramática:

1. Somos afortunados. Pues sí, real como la vida misma. El E3 te da acceso a los juegos más importantes del año, a sus creadores y a eventos exclusivos. Si no has estado en el E3 "no eres nadie". Y no sólo se trata de lo que ofrecen las compañías, sino de la oportunidad de hablar con otros periodistas de todo el mundo, para saber qué es lo que triunfa en sus respectivos países, o cómo se han tomado tal o cual lanzamiento. después de cada E3 se vuelve un poco más sabio.
 
2. No comemos, no dormimos, pasamos frío... Para que no me llaméis exagerado, voy a basar este punto en hechos reales. La redacción de Hobbyconsolas.com alquila un loft (con muy buena pinta) en el downtown de L.A. Eso significa que tenemos una cocina a nuestra disposición, despacho, terraza... pero al final lo único que hay en la nevera son cervezas y zarzaparrilla (porque yo no bebo). Sólo hay un dormitorio, así que los que no salgan afortunados en el sorteo tienen que dormir en el suelo, en camas hinchables y pasamos tan poco tiempo allí que ni siquiera deshacemos las maletas: vamos cambiando de camiseta contrarreloj. El fabulosos jet lag nos despierta a las 6:00 de la mañana, y el subir contenidos nos tiene en pie hasta las 2:00. Si tenemos hambre... echamos manos de un paquete de galletas que llevamos en la mochila, porque seguramente llegamos tarde a nuestra próxima cita. Y si en algún stand nos ofrecen pizza, peleamos por ella como perros hambrientos.

 
3. La ciudad de Los Angeles es zona de guerra. Todo el mundo piensa que se trata de la meca del cine, la ciudad de los sueños, los vigilantes de la playa y Beverly Hills. Pero la versión que nosotros conocemos de L.A. tiene los peores atascos del mundo, hay vecindarios mucho más chungos de los que se ve en GTA San Andreas y es imposible llegar andando a ninguna parte. Es complicado encontrar tiendas de videojuegos y al final, pasas todo tu tiempo libre comprando todas esas cosas que te han encargado amigos y familiares esde España.

 
4. Todos son guapos en California. No sé si es del todo cierto. Pero la verdad es que encontramos un montón de camareros, azafatas, dependientes... que han ido allí a cumplir su sueño de convertirse en actores. Todos son más altos, más rubios y más cachas que nosotros (y encima no hemos dormido, como pone en el segundo punto) así que damos una imagen un poco triste. 
 

5. Y hay que aguantar las manías de los demás. Yo soy socio de una galería de tiro junto al aeropuerto, donde trato de practicar (y donde mis compañeros no quieren ir). Justo -el cámara- nos arrastra a comprar ropa a una conocida tienda que no voy a nombrar para no hacer publicidad gratuita, y Dani -que va con el Rey Cardo- qué os voy a contar... 


Dicho esto, estoy deseando coger el avión, pasar el vuelo de 12 horas sin dormir y poner el pie en Los Angeles para disfrutar de la mayor feria de videojuegos del mundo!!

Lecturas recomendadas