Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

Tokyo Game Show: iPad, IPhone y otras consolas

imagen por defecto contenido opinión

Supongo que ya le habréis dado un buen repaso a las novedades del Tokyo Game Show 2012… Aunque si hablamos de novedades, novedades, no habréis tardado mucho. A no ser que interesen otras cosas más allá de los juegos de consola…

Y eso que las frías cifras prometían lo contrario. Se supone que ha habido 209 compañías de juegos y unos 1.000 juegos mostrados… Sí, a mí de primeras tampoco me han salido las cuentas, pero si profundizamos en los datos sí que empiezan a cuadrar los números.

De esas 209 compañías 50 se dedican exclusivamente al desarrollo de juegos sociales, smartphones y tabletas. Y de los 1.000 juegos mostrados, aproximadamente 500 eran para iOS y Android, con un elevado porcentaje dedicado en exclusiva a Gree, la red social de videojuegos más importante de Japón.

Si además descontamos los juegos que están a la venta (como Sleeping Dogs, FIFA 13 o Borderlands II), los que están a puntito de salir (tipo Assassin’s Creed III, Call of Duty Balck Ops II o PlayStation Battle Royale) y las japonesadas-japonesadas… Pues eso, que sorpresas las justitas.

Se ve que la crisis también ha llegado a Japón y si hace poco os conté que la “industria” del videojuego en España había decrecido un 15% el pasado año, ahora os informo (por si no lo sabíais) que la venta de videojuegos en Japón también ha caído este año (un 11,4% menos en la primera mitad de 2012 respecto a la primera mitad de 2011).

La cosa se está poniendo calentita y el mercado de referencia, el origen de las grandes sagas, de los grandes título y germen también de los grandes géneros, empieza a resentirse, no sólo de la crisis económica, sino también del cambio en el espíritu del videojuegos. Perdón, del consumidor de videojuegos.

La tendencia se orienta, cada vez más descaradamente, hacia estos nuevos aparatejos que se han metido en nuestras vidas y nos esclavizan con su compleja simplicidad técnica. Smatphones y tabletas se lo están comiendo todo. Y como además son la herramienta perfecta para el otro “mal” de nuestros tiempos, las redes sociales, pues lo tienen todo ganado… Y el mercado japonés se ha dado cuenta e invierte tendencias.

Konami ha presentado una veintena de títulos. 4 para consola (incluyendo Silent Hill Downpour, Book of Memories y la edición HD de Z.O.E.), dos para iOS y el resto para redes sociales. Vale que el bombazo ha sido Metal Gear Rising: Ground Zeroes, que pese a lo rarito que parecía el tema al principio, cada vez tienen mejor pinta. Pero las cifras hablan y también hay Metal Gear Solid para Gree: Metal Gear Solid Social Ops

Square-Exix ha presentando 7 juegos de consola, incluidos Sleeping Dogs y Call of Duty Black Ops II (lo distribuyen ellos en Japón), y la versión para PS3 de Final Fantasy XIV A Realm Rebornsea y cuatro en iOS y Android (que, por cierto, no tienen mala pinta en general).

Sí, va a seguir habiendo grandes juegos para jugadores-jugadores, pero pocos y poco sorprendentes. Y eso que Devil May Cry (del que he renegado en alguna otra ocasión y ahora me arrepiento) y Pupeeter (que es el que tengo más ganas de pillar), me han gustado mucho. Sin embargo, nada que ver con lo que se veía hace unos años…

Me estoy empezando a acostumbrar, no creáis, y este fin de semana, sin ir más lejos, me dedicado a revisar la inmensa colección de juegos gratis que he ido bajando del Apple Store sólo por ser gratis y que en realidad no había ni probado. ¿Y sabéis lo que os digo? Pues que me han gustado. Que podría acostumbrarme a jugar sólo a eso. Es más, me he bajado Final Fantasy Dimensions, que es como un Final Fantasy de los 90… Y a mí me mola. Eso sí, ya me he jugado el prólogo y me temo que los siguientes capítulos no son precisamente gratis, pero oye, ahí está.

Lo llevo sospechando hace tiempo, pero cada vez lo veo más claro. Sólo me queda por comprobar cómo van a coexistir ambas manera de ver los videojuegos. No creo que se canibalicen, pero si no se llega a una amigable simbiosis, una parasitará a la otra, la esclavizará, tal y como el PC está ahora subyugado a las consolas.

Con este panorama si yo fuera Sony o Microsoft repasaría muy bien mis planes de lanzar una nueva plataforma de sobremesa y vería a ver de qué manera conciliar las dos tendencias… ¿A lo mejor desarrollando mi propia tableta?

Lecturas recomendadas