Imagen de perfil de israflamenco
Análisis de Dark Souls 2
israflamenco

Después de la Vida solo hay mas Muerte

Esta Review está
dedicada a mis amigos de Nexo Gamer. Esli, Yosh, Rafa, Iván, Torr, Marc, Albert
y Montana. Y no me olvido de Mateus y Raül, aunque Dark Souls no sea de vuestro
agrado. Sin todos vosotros nunca habría jugado a este juego. Y sin las guías de
 Yosh e Iván me habría costado más.
Gracias, Esli, por tus indicaciones. Y a ti, Albert, por evitarme horas
perdidas con cierto Boss. Gracias a todos, amigos

 

 

A la luz de la luna,
la hoguera empezó a perder fuerza. “Es la
hora”, se dijo el caballero errante. Se levantó, dio un trago a su frasco
de Estus y puso rumbo a la Fortaleza. Tras atravesar la niebla, el enorme
dragón le dijo “¿Otra vez tú, muchacho?
¿No te cansas de morir?” Sin mediar palabra, el Caballero Errante le lanzó
una daga venenosa, dio una voltereta que le situó en su cola y se lió a
espadazos como un loco. Tras varios golpes y volteretas, el dragón cayó y el
Caballero entonó un cántico triunfal. Pero a sus espaldas algo emitió una
carcajada. Era el Dragón. “Pero que
gilipollas que eres, muchacho. Te mato yo 17 veces y no digo ni Olé y tú me
matas una y te crees que eres Dios”. Dolido en su orgullo, el Caballero
hundió su espada bastarda en el ojo izquierdo del Dragón, que murió en el acto.

Bañado en sangre,
caminó hasta que divisó una hoguera unos metros más adelante. “Al fin, así podré celebrar esta magnífica
victoria”. Echó a correr hacia la hoguera. Midió mal la carrera y se cayó
por el precipicio. Perdió 95000 almas. Volvió a aparecer en la Hoguera inicial,
con el fuego encendido.

El Caballero soltó
una carcajada amarga. “En esta maldita
Tierra Maldita es tan peligroso un Dragón como una baldosa mal puesta…” Dio
un trago al Frasco. Le esperaban kilómetros de desesperación y pavor. El
Caballero Errante echó a andar…y nadie volvió a saber de él.

 

 

Ver a un
político pedir perdón, ver a mi equipo ganar la Décima, acabar un partido del
Fifa sin que me piten una mano en contra dentro del área y acabarme un Dark
Souls. Esta era mi lista de cosas que hacer antes de morir y parece que ya he
cumplido una, no sin un esfuerzo sobrehumano. Y es que tenía pendiente lograr
terminarme alguna de las dos entregas, y puesto que dejé el primero desesperado
lo intenté con esta secuela. Y no he podido salir más contento de esta
experiencia. Para empezar porque considero Dark Souls 2 de lo mejor que he
jugado en mucho tiempo, y ya es decir. Y además porque hacía mucho tiempo que
no tenía esta sensación de alivio al terminar un juego. Vivimos tiempos
extraños (se me ha pegado la lírica de Majula, perdonad) donde un juego es una
sucesión de fases que nosotros superamos sin complicación alguna. Todo es
avanzar sin tropiezos, como una película que nunca entra en pause. Pero por
fortuna Dark Souls cambia esta sensación por la radicalmente opuesta: En este
juego nunca darás tres pasos sin haberte tropezado en dos de ellos. ¿Y es esto
bueno? Ahora sí, antes no. Con antes me refiero a Dark Souls 1. Y pensareis, “Lo dice porque este es más fácil”. Y… ¿lo
es?

 

 

NO ES MAS FACIL, ES MENOS IMPOSIBLE

 

En realidad
solo hay tres novedades importantes en esta secuela, ya que el resto es prácticamente
igual. Lo más destacable es el viaje entre hogueras, que tanto debate ha
provocado. ¿Facilita este viaje rápido el juego? A ver, está claro que sí. No
es lo mismo tener que recorrer tres escenarios para llegar al que realmente
quieres que viajar directamente a la hoguera. Pero ahora bien… ¿Era realmente
necesario y aconsejable para la salud obligarnos a recorrer un escenario lleno
de trampas para llegar a una zona que ya habíamos visitado? No, no era lógico.
Ahora el juego es sencillamente más compacto, se tiene sensación de progreso y
no se pierde uno por esos laberintos que eran los escenarios del anterior.
Aunque claro, por el contrario perdemos esa sensación de Unidad que tenían en
Dark Souls 1 las zonas, y ahora simplemente las vemos como zonas independientes
a las que viajamos. Y esto provoca que lleguemos a perdernos muchos caminos
ocultos por no revisitar las zonas que ya hemos superado, o que no recordemos
alguna puerta cerrada porque solo hemos pasado una vez por dicho escenario.  Pero en definitiva, creo que este añadido contenta
a ambos bandos. Si eres un Hardcore suicida, no viajes rápido, los escenarios
siguen estando unidos y conectados de muchas formas distintas. Y si eres más
impaciente, viaja entre hogueras. ¡Todos contentos!

 

La otra
novedad ya no es tan simpática. Y es que ahora cada muerte nos reducirá el límite
de la barra de vida hasta un máximo de la mitad del total. Vamos, por si fuera
poco morir y perder las almas ahora para colmo nos reduce la barra. Obviamente
esto es reversible siempre y cuando tengamos el objeto necesario, aunque con lo
escaso que es más nos vale pensarlo dos veces antes de usarlo. Es como si
hubiesen pensado “Si el viaje entre
hogueras facilita mucho las cosas, añadamos algo para compensar la balanza”.
Pues enhorabuena, lo habéis logrado HIJOS DE LA GRAN…em….perdón

 

La otra
novedad,  esta un poco más estúpida, es
que solo podremos mejorar a nuestro personaje en una zona llamada Majula.
Vamos, que ya no vale cualquier hoguera, sino que tenemos que visitar a cierta
muchacha de buen ver para que nos mejore las habilidades…y el frasco de Estus
para poder tener más cantidad. Puesto que hay viaje rápido, no es un detalle
muy importante, aunque es molesto tener que viajar para mejorar al personaje o
el frasco. Molesto más que nada por el tiempo de carga, que por cierto, mi más
sincera enhorabuena a esta gente.  No había
visto en mi vida un juego con tan pocos tiempos de carga, de verdad. Es un
punto muy a favor que el único tiempo de carga sea cuando viajamos entre
hogueras o morimos. Aunque pensándolo bien… ¿os imagináis tener que tragarnos
la carga de la muerte, cuatro más para llegar a un Boss, que nos mate y empezar
de nuevo? Eso habría sido mortal. Literalmente, vaya.

 

Y por lo
demás el juego es idéntico. ¿O no? Ausencia casi total de narración, personajes
que seguramente no habrían valido como guías turísticos…en serio, ¿os habéis fijado
en los diálogos? ¿Cómo creéis que serían de guías en un Museo?  “A
vuestra derecha tenéis el lienzo de Leonardo Da pero no quita Vinci, otrora rey
de los No muertos por la gloria del Rey de Draquenlardranachilipú, que fue
envuelto en el manto de la oscuridad en el momento de pintar con el Pincel del
Rey No Muerto pero Tampoco Vivo el cuadro llamado La Sonrisa de La última de
las caídas Van Mona Lisa… ¿Alguna pregunta, turistas Huecos? Se ve que la
gente de DS 2 no es muy dada a dar indicaciones o mantener conversaciones
normales. Lo cual le da un toquecito místico a todo, pero tan místico que no
hay historia en sí misma.  Y fíjate que
yo soy muy de necesitar Historia en los videojuegos,  pero en este caso no la he echado en falta.
Puedes tener la sensación de que DS2 es una retahíla de escenarios con el
respectivo Boss final esperándote, que te dará un objeto que te hará avanzar. Y
realmente es así, no hay un hilo central que nos guie a hacer lo que hacemos,
pero este juego es particular hasta para eso y no engaña a nadie. DS 2 es un
mundo muy grande, muy misterioso y con una ambientación espectacular  que solo profundizando por tu cuenta lograrás
entender. Para el resto, mejor nos conformamos con mantenernos con vida, que no
es poco oye

 

 

HAY QUE SABER CUANDO ACTUAR

 

Pero vayamos
directamente a lo mejor de esta saga, que son los combates y los retos a los
que nos somete. DS 2 penaliza a los que van de valientes y castiga duramente a
los cobardes. Es decir, cuando veas a un enemigo grande y que te saca ocho
cuerpos, actúa. No pienses, solo actúa. No hay que tirarse a lo loco, porque te
matará de un golpe. Y tampoco hay que cubrirse sin atacar, porque morirás
igualmente. DS 2 es un reto continuo y nos ofrece una sensación estratégica que
muy pocos juegos logran igualar. Y esto gana importancia especialmente con los
enemigos finales.  Hay que saber muy bien
cuando toca golpear y cuando cubrirse. Un golpe de más te condena a la muerte,
y un segundo de  más cubriéndote también.
Hay que echarle paciencia y combatir frenéticamente entre golpes, bloqueos,
rodar y curarse. Todo en su momento, todo a la perfección.  DS 2 solo tiene un “pero” en este aspecto. Si
vienes de acabarte la primera parte, serás un maestro en el arte de saber qué
toca en qué momento. Y por tanto, los enemigos de este juego no te costarán
tanto. Incluso yo, que no me he acabado el anterior, he matado a varios a la
primera. No es que sean más fáciles, sino que una vez que dominas la clave solo
debes echarle paciencia y saber escoger el movimiento. Aun así, algún enemigo
hay que os hará sufrir mucho. Y sobre todo algunas zonas llenas de trampas y
enemigos que son más duros que cualquier Boss. Porque así es DS 2, lo mismo
matas fácilmente a un Dragón gigante que mueres quince veces en una zona que
parece una tontería. El peligro viene por cualquier parte. Y eso multiplica por
mil la sensación de triunfo al terminarlo.

 

 

EL RETO DEFINITIVO PARA LOS VALIENTES

 

En definitiva
Dark Souls 2 mejora los defectos del anterior. Porque no era perfecto, ya que la
sensación de progreso era casi inexistente y algunas zonas te hacían tirar la
toalla tras veinte muertes.  Para
algunos, este es más fácil. Para otros, simplemente es jugable y disfrutable.
En el 95% de las mecánicas son idénticos y comparten las mismas virtudes:
Exigencia, combates, ambientación. Pero Dark Souls 2 ha logrado combinar lo
mejor del anterior y arreglar lo que para muchos era un defecto. Vamos, que
podemos decir que DS 2 ha logrado el equilibrio perfecto entre máxima
dificultad y diversión. Imaginaros la saga Dark Souls como una carrera de
Galgos. Si a los galgos no les enseñas la liebre, no correrán, perderán la
motivación para hacerlo. Pues eso era Dark Souls 1, por momentos no veías la
liebre. Sin embargo la secuela no nos deja de mostrar nunca la liebre. Es difícil,
te cansarás a veces, hay zonas muy complicadas, la narración es tan críptica e
inexistente por momentos que en ocasiones no sabrás donde ir hasta que te topes
con el camino o recurras a una guía, pero nunca perderás la motivación. Porque
no dejas de ver la liebre a lo lejos, su silueta. Y una vez la alcances te
aseguro que la sensación es indescriptible. Y lo que es peor, amigos…te quedas
con ganas de mas

 

 

Alabado sea
el Sol, amigos míos. Aunque ahora viene Semana Santa y va a ser difícil verlo.

¡Un abrazo a
todos!

90

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Dark Souls II en PS3 y Xbox 360

    ACTUALIZADO: Ya ha llegado a su fin The Lost Crowns, la trilogía de contenidos descargables de lo último de From Software que ha estado dejándose querer una vez al mes durante los últimos tres meses. Por eso, actualizamos este análisis de Dark Souls 2 con los respectivos análisis de los DLC para que no los paséis por alto: Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Sunken King Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Old Iron King Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Ivory King ORIGINAL (3/11/2014): La muerte es, quizás, la mecánica más básica y repetida a lo largo de la historia del videojuego, y Dark Souls II no

    Hobby

    92

    Excelente

    Lo mejor

    Casi todo: combates, ambientación, dificultad, exploración, mejora de personaje..

    Lo peor

    Se parece demasiado al Dark Souls original. Gráficamente es muy mejorable.

    Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Old Iron King

    Ha pasado un mes desde que pudimos disfrutar de la primera parte de The Lost Crowns, la trilogía de DLC de Dark Souls 2 que se está dejando querer entre julio y septiembre para despedir uno de los mejores juegos del año a lo grande.  Y como lo prometido es deuda, ya tenemos disponible la segunda parte, Crown of the Old Iron King, que se presenta dispuesta a hacernos sufrir y disfrutar a partes iguales. Crown of the Old Iron King hizo acto de presencia en Xbox 360 y PC el pasado 26 de agosto, mientras que en PlayStation 3 hizo lo propio un día más tarde. Su precio individualmente es

    Hobby

    80

    Muy bueno

    Lo mejor

    El lore que desvela. El combate contra el Caballero de Humo. La zona es genial para invasiones.

    Lo peor

    La IA es un desastre. Abuso del fuego. Más fácil y corto, en general, que el otro DLC.

    Análisis de Dark Souls 2 Crown of the Sunken King

    Aunque en un principio desde FromSoftware no había intención alguna de desarrollar contenidos descargables para Dark Souls 2, tras su lanzamiento el estudio nipón decidió probar suerte con la mecánica que tan bien les funcionó en la anterior entrega de la franquicia Souls. El resultado no es otro que una trilogía de DLC, The Lost Crowns, que nos llevará a revivir algunos de los momentos más importantes y enigmáticos del pasado de Drangleic. El primero de estos contenidos descargables, el que hoy nos ocupa, responde al nombre de Crown of the Sunken King (o Corona del Rey Hundido en español) y está disponible desde el 22 de julio en Xbox 360

    Hobby

    92

    Excelente

    Lo mejor

    Las trampas. La dificultad de algunos combates. La batalla contra el jefe final es espectacular.

    Lo peor

    La inteligencia artificial sigue siendo un desastre.

    Análisis de Dark Souls II para PC

    Tal y como relataba nuestro compañero Borja Abadie en su descriptivo y genial análisis de Dark Souls II para consolas, la dificultad de este juego está por encima de guiños a la jugabilidad del aficionado común y mortal de videojuegos. Va camino de convertirse en uno de los juegos más chungos que existen. Al igual que los amantes de los coches clásicos prefieren la carburación a la inyección electrónica, la manivela al elevalunas eléctrico, y unos parcos asientos de rígidas esponjas en lugar de otros con unas preciosas pieles de Alcántara, los seguidores de la saga de From Software son también unos puristas de esto del vicio rolero. Al experimentado reconforta y

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    La jugabilidad, dificultad extremadamente adictiva, atmósfera decadente

    Lo peor

    La interfaz es mediocre, técnicamente muy desaprovechado

Más análisis de usuarios