Imagen de perfil de alexiho
Análisis de Bravely Default Where the Fairy Flies
alexiho

Esencia Final Fantasy

Pufffffffffffffffff Bravely Default, que bien me lo he pasado contigo, y que mal sabor de boca me has dejado. Un juego de contrastes . Puede que no sea el mejor juego que me he pasado, pero en realidad hacía tanto que no disfrutaba de un JRPG tan brillante (bueno, Ni no Kuni me parece mejor juego que este) que he cedido y le he puesto una excelente nota. 

CLÁSICO JRPG

La historia de esta joyita nos situa después de que el gran abismo desgarrase la tierra, el mundo de Luxendarc se ve sumido en la oscuridad. Los cuatro cristales elementales que llevan la luz al mundo –fuego y agua, viento y tierra– son consumidos por una fuerza arrolladora, provocando una alteración en el equilibrio de la naturaleza. Volcanes largo tiempo inactivos entran una vez más en erupción, y los océanos se vuelven turbios y peligrosos. Agnès Oblige, vestal del viento, salva su vida gracias a los acólitos residentes de su templo, quienes sacrifican la suya propia para protegerla del horror que asedia al cristal del viento. Guiada por un hada de cristal llamada Airy, Agnès emprende un viaje para despertar los cristales y devolver la luz a Luxendarc. En el medio de esta catástrofe, el pueblo de Norende se ve completamente engullido por el gran abismo, dejando a Tiz Arrior como único superviviente. Decidido a reconstruir su hogar y a reparar los daños que la oscuridad ha traído a Luxendarc, Tiz se une a Agnès en su misión. 

En resumen, la historia de Bravely Default es compleja, viajarás por todo Luxendarc para despertar a los cristales. Nuestra misión recuerda mucho a los primeros Final Fantasy, y en mas de una ocasión sentiremos que volvemos a recordar viejos tiempos. Las similitudes están en la historia, pero también en unos personojes carismáticos a mas no poder. Los modos Brave and Default y Bravely Second dan lugar estrategias, permitiéndote interrumpir el tradicional discurrir de los combates por turnos con ataques múltiples, o incluso detener el tiempo. Los combates son muy entretenidos, de lo mejor del género. 

UN BELLO MUNDO

Pero lo primero que entra por el ojo en Bravely Default es su apartado gráfico. Artisticamente es impecable, insuperable de verdad. Tanto personajes como escenarios tienen un mimo y un detalle digno de elogio. Efectos de luz, los cambios de ciclo día-noche y las batallas son lo mejor que he visto en la DS. No puedo hablar del efecto 3D ya que lo he jugado en una 2DS, pero con lo bellos que son los paisajes no me quiero ni imaginar ese efecto... 

Claro que un gran JRPG sin una BSO a la altura pierde mucha magia, pero este no es el caso. Si el apartado gráfico es el mejor que he visto en el catálogo de 3DS/2DS el sonoro también anda ahí. Las melodías son preciosas, unas cuantas que son épicas de verdad. Las voces, a elegir entre japonés e inglés cuentan con unas interpreraciones buenísimas. Eso si, como las originales no hay nada, que gozada el japonés... 

El concepto es el del típico RPG de corte japonés, un mundo a tu disposición en el cual puedes visitar pueblos, ciudades, cuevas... Mientras dialogas con personajes tanto secundarios como principales siguiendo la trama. Sorpresas hay, ya lo adelanto..

Y BRAVELY DEFAULT EMPEORA...

Llegando a este punto, se acabó todo lo bonito y chachi piruli, me toca hablar de lo malo, o lo MUY MALO de Bravely Default. Y esque al llegar a cierto punto de la historia uno no puede hacer otra cosa que no sea tirarse de los pelos de la cabeza al contemplar como una trama que iba tan bien enlazada y con tan buen ritmo tira todo por la borda en cuestión de minutos. Para que os hagais una idea: Las primeras 30 horas de juego son alucinantes, tanto que si sólo puntuara esas horas tendrían una nota de 95 bien merecido.... Pero Dios mío... Las 10 siguientes.... Jesús, María y José. No sé en que estaban pensando los desarroladores, pero dede luego el juego no sale bien parado de la decisión. 

Qué decisión? Pues llegado a un punto, se nos obliga a hacer lo mismo no una vez, ni dos, sino hasta tres veces! Dicho así puede sonar tremendista, pero es tan insoportable esta sensación de repetición, de innecesario que la historia ni se sostiene. Es absurdo, simplemente dan ganas de dejar el juego en la estanteria o venderlo directamente. Porque lo que tenemos que hacer, sin entrar en spoilers, dura tranquilamente un cuarto de juego haciendolo rápido, osea estás como 10 horas pasandote la misma fase una y otra vez. Aquí mi nota bajó, y las horas magícas disfrutadas anteriormente se tiraron por la borda.

CONCLUSIÓN...

Aiiiiiiiiiiiii Bravely, que disgusto me has dado. Ibas tan bien, lo hacias con tanto cariño y esmero... Pero lo que me has hecho al final no tiene perdón. Aún intentándolo remediar en esas dos horas finales que parecen sacadas del principio. Una pena, aún así me quedo con lo bueno, con esas 32 horas de mágia que puedo sacar de tu cartucho, esas 32 horas que hacía tiempo no me daba un juego de tu género. Sintiéndolo en el corazón, te quedas en eso, un casi sobresaliente. Otra vez será... (Bravely Second?)

87

Muy bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Bravely Default

    Gran parte del atractivo de Bravely Default reside en sus ecos de jugabilidad clásica pero que trata de reinterpretar algo tan conocido como es Final Fantasy. El sistema de combate se basa en batallas en las que elegimos a nuestro enemigo, el golpe que vamos a darle y en qué orden antes de realizar el ataque. Para subir de nivel, el juego usa un sistema de trabajo similar al de Final Fantasy V que comienza en “aprendiz” y evoluciona a través de la práctica y las mejoras. El estilo visual también nos devuelve a la vieja escuela de RPGs, y todos los personajes siguen ese estilo “deformado” característico

    Hobby

    85

    Muy bueno

    Lo mejor

    Su complejo y generoso sistema de combate por turnos, sus personajes, la variedad de trabajos.

    Lo peor

    Hace falta emplear tiempo en entenderlo, quizá es un poco difícil al principio.

Más análisis de usuarios

Bravely Default Where the Fairy Flies