Imagen de perfil de ismaiers
Análisis de Metal Gear Solid
ismaiers

Metal Gear Solid

            Un juego casi por descubrir, sus mil y una recetas de humor negro, señalizaciones geográficas creadas por afán y su basto pero pasillero mundo creado por mera suerte, ha de tener un comienzo más que digno( y como muchos saben, un final amargo). El comienzo del primer Metal Gear Solid es brutal. La puesta en escena es soberbia y sólo las grandes producciones de Hollywood pueden igualarlas.( Muchos pueden decir que su diseño gráfico, tanto a nivel técnico como jugable está un poco pasado, pero qué vamos a decir de un juego creado en los 90 con unos recursos más que cuestionables). Con una adaptación a la pequeña consola desde la PSnetwork y un precio asequible, podremos disfrutar de la infiltración de Solid Snake en las ficticias instalaciones secretas del antiguo pelotón de FoxHound, en Shadow Moses.

 

           Muchos años han pasado desde aquellos Metal Gear que Kojima odia y ama con tanta profundidad. Unos esquemas de juego sin precedentes, que daba un paso hacía la nueva generación de videojuegos de infiltración. Modelos de personajes bien adaptados, escenarios grandes y extras por descubrir en todas las instalaciones donde dicen que esconden un arma capaz de lanzar misiles nucleares y moverse por el mundo entero.

 

             Lo que más destacó en el primer encuentro en psone, fue la increible IA que contenían nuestros enemigos, algo compleja para aquellos momentos y que fue para muchos visionarios actuales, una base muy sólida en la que sostendrían la diversidad de sus videojuegos.

 

            Las vertientes que elegimos son escasas, pero podremos disfrutar de dos modelos de juego y adaptarlo a nuestra manera:

A saco limpio, con las más de 10 armas que utilizaremos, desde la SOCOM, hasta el Nikita teledirigido o entrando en las instalaciones sin que nos vean, ya sea por la puerta principal o por los conductos de ventilación. El sistema de combate es intuitivo y fácil, solo la repetición de un mismo botón hará caer a nuestro rival ( Si es posible) y con la posibilidad de cogerlo distraído y tomar una de esas pequeñas decisiones que constará en el número de muertes que intentará adivinar Psycho Mantis a mitad de juego: Romperle el cuello o ahogarlo hasta dejarle inconsciente.

 

         Cabe destacar, la fuerza y caracterización de cada uno de los personajes más importantes del juego, desde el mismo Solid Snake hasta la implacable Sniper Wolf. Cada uno de estos jefes finales tienen en sus encuentros una determinación y una carisma envidiable, incluso podremos decir que, personajes y momentos como los que pasamos con Psicho Mantis o Gray Fox son inolvidables, llegando a destacar la prueba del mando en el suelo que nos hará vibrar el psíquico, o la lucha en la sala de servidores contra el Cyborg en presencia del doctor Hal Emmerich. 

 

             Sin duda muchos otros puntos increíbles para aquellos que no han jugado aún a esta obra maestra, están a la espera, la que tal vez, siendo subjetivos, sea la aventura más apasionante que hayas visto en un Videojuego.

 

           ¿Qué si tiene fallos? Es un juego de psone, no busques, aparecerán sólos, pero unos detalles pixelados o una cara abstracta de Solid Snake & Cia no empañará un magnífico apartado sonoro, totalmente doblado doblado al castellano y con una calidad sobresaliente. Además de una bso magnífica, que aparca una historia, adulta, profunda, dramática, con muchos cabos sueltos pero no sin resolver. ¿Verdad Meryl?

95

Excelente

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

Más análisis de usuarios