Imagen de perfil de David_151
Análisis de Assassin's Creed
David_151

La paz sea contigo, Altaïr.

Toda
saga tiene un comienzo. Hoy, me dispongo a describir cómo fue el principio de
la saga estrella de Ubisoft. Empecemos pues:

 

Desmond Miles
es nuestro protagonista en el presente, al que secuestran. Desmond es obligado
por el Doctor Vidic a utilizar el Animus, una máquina que permite revivir los
recuerdos de los antepasados de aquella persona que lo usa. Así, nos ponemos en
la piel de Altaïr Ibn-La'Ahad, un asesino sirio que, en 1191 (Tercera Cruzada),
cometió un error que lo degradó hasta el rango de Novicio. Para redimirse,
deberá cumplir las tareas que le ordenará el jefe de la Orden de los Asesinos,
Al Mualim.

 

Así, empezamos
a movernos libremente por Masyaf (sede de la orden asesina), Damasco,
Jerusalén, Acre y el Reino, una gran zona que conecta todas las ubiaciones
anteriores. Jerusalén, Acre y Damasco están divididas en tres barrios cada una:
barrio rico, barrio pobre y barrio medio, dejando un total de 9 barrios, el
número de objetivo con los que tiene que acabar Altaïr.

 

Llegamos a las
ciudades y empezamos a hacer parkour: podemos escalar prácticamente cualquier
lugar en el que haya un saliente. De esta manera, podemos escalar libremente
por las casas, y también por las llamadas Atalayas, en las que, al subirnos a
lo más alto y pulsar un botón, desbloquearemos una parte del mapa. Al
desbloquear mapa desvelamos la ubicación de los objetivos que tenemos que
completar para poder realizar la misión que Al Mualim nos ha encomendado. Para
cada objetivo podremos realizar 6 misiones que nos hagan llegar hasta él,
aunque solo será necesario completar 3 de ellas. Las hay de varios tipos:

 

-Interrogatorio.

-Fisgoneo.

-Hurto.

-Asesinato.

-Recoger X
estandartes en X tiempo.

-Hacer de
escolta.

-Llegar a X
lugar en X tiempo.

-Destruir
puestos comerciales.

-Asesinar
arqueros.

 

Esto pasa con
la primera misión que nos mande hacer Al Mualim, pero también con la segunda,
con la tercera, con la cuarta... Y este es el mayor problema del juego: es
tremendamente repetitivo, y llega a aburrir.

 

Para llegar a
la ubicación de los objetivos que más arriba he nombrado, tenemos que ir
andando (o corriendo) por la ciudad, que está llena de guardias. Para saber si
"esa persona" es un enemigo o no, usamos una habilidad especial de
los asesinos, el ojo de águila, aunque claro, también podemos fijarnos en los
uniformes. Los guardias te detectarán a la mínima de turno, ya sea por correr y
chocarte contra los civiles o por ir por los tejados. Entonces entrarás en una
persecución, y para que acabe, tendrás que matarlos a todos o huir. El sistema
de combate no es demasiado complejo. Básicamente, atacamos al enemigo que
tengamos fijado, esquivamos sus ataques, los contraatacamos... Además, también
hay muchos fallos de IA. Según completemos más misiones para Al Mualim, más
habilidades de lucha obtendremos. Podemos atacar con la hoja oculta, la espada,
los puños o podemos optar por lanzar cuchillos. Por otra parte, si te da por
huir, bien porque no quieres luchar o bien porque te queda poca vida (que se
regenera sola), tendrás que huir hasta esconderte en un carro de heno, un banco
entre dos personas o en un jardín de tejado.

 

Sonido=90 El juego cuenta con una gran
banda sonora, y doblado al español, pero el número de personas para doblar a
los personajes de la calle es muy escaso, y se repiten muchísimo.

 

Gráficos=83 En su época, superaba bastante
lo visto en la anterior generación, pero a día de hoy están algo desfasados. Hay
bugs y fallos de popping.

 

Diversión=78
Es divertido hacer cosas como luchar contra los guardias, escalar
fortalezas o correr por los tejados, pero el desarrollo del juego es muy
repetitivo y se hace aburrido.

 

Duración=85 La historia principal, haciendo
lo mínimo, dura unas 15 horas, pero se duplica si
completamos los 6 objetivos de cada misión de Al Mualim, salvamos a todos
los ciudadanos y conseguimos todos los coleccionables: 400 estandartes
repartidos por Acre, Damasco, Jerusalén y el Reino (100 por localización) más
otros 20 en Masyaf. Luego además también tenemos como objetivo secundario matar
a 60 templarios, que vienen a ser guardias que encontrarás en el juego pero
vestidos con uniforme templario. La búsqueda de estandartes y templarios es
algo aburrida, ya que no hay forma de saber donde están y además no hay
nada que incite a cogerlos todos.

 

Lo mejor= El inicio de la saga: sigilo,
asesinatos y parkour es una excelente combinación. Las misiones finales tras
haber conseguido los 3/6 objetivos necesarios.

 

Lo peor= Tremendamente repetitivo y
aburrido en muchas ocasiones. El juego es bastante fácil, y no hay ninguna
manera de hacerlo más difícil.

 

Valoración final=77 El juego ha quedado
eclipsado por sus entregas posteriores debido a la evolución, pero el juego
original mezcla sigilo, asesinatos, acción y parkour de una manera exquisita, y
todo esto, en un gran mundo abierto en la época medieval. Eso sí, se repite más
que el ajo.

77

Bueno

Lo mejor

Lo peor

Análisis de HobbyConsolas

    Análisis de Assassin's Creed Syndicate: Jack el Destripador

    En nuestro análisis de Assassin's Creed Syndicate ya dejamos claro que la saga había recuperado el buen rumbo gracias, en parte, a sus dos protagonistas. Evie y Jacob Frye son una pareja que se complementa perfectamente, lo que potencia más el tono decadente de Jack el Destripador, este nuevo DLC. La historia se sitúa 20 años después, en 1888. Jacob se quedó en Londres y Evie se marchó a la India, donde aprendió nuevas técnicas. Pero, poco a poco, una siniestra figura se ha alzado en las sombras para sembrar el terror en los bajos fondos. Jacob ha desaparecido y Evie debe regresar para encontrar a su hermano y detener a

    Hobby

    65

    Aceptable

    Lo mejor

    Los ataques de miedo. La personalidad de Jack.

    Lo peor

    Misiones secundarias sosas. Podía haber dado más de sí.

Más análisis de usuarios