Reportaje

Los 11 villanos más cutres de toda la Historia del Cine

Por Jesús Delgado
-

Repasamos cuáles son los 11 villanos más cutres de la toda historia del cine. ¿Cuáles son los malosos cuyo papeles han sido o más desaprovechados o esperpénticos?

Más de cien años de cine nos han dado para villanos realmente cutres y despreciables. Pero no despreciables por su carácter vil o miserable, sino por la mano de los guionistas, las pocas ganas de sus intérpretes o, sencillamente, porque la premisa de la que partían era para pegarse cabezazos contra la pared. Y eso sin contar con las decisiones de los directores, quienes optaron por orientar a estos personajes de esta manera, o aquellos otros que por su aparente premisa molona se merecen acabar en este listado por haber sido holocaustos y sacrificios al dios del Marketing. 

En la siguiente lista os proponemos 11 villanos que pensamos que son los más cutres del cine debido a las características que os comentamos antes. Sabemos que "ser malo" nunca es fácil, como bien nos demostró ¡Rompe Ralph! y que el antagonista siempre es necesario. Pero precisamente porque un héroe es definido por su villano, creemos que hemos de señalar aquellos malosos que se quedaron por el camino, no llegando a catar las mieles del éxito. 

Por otro lado, no queremos acabar estas líneas sin recordaros que antes de opinar, os leáis bien nuestras explicaciones de por qué estos villanos han acabado en este infame listado de cutrez malvada. En algunos casos es posible que si veis la foto os quedéis perplejos. Pero ya os adelantamos que la inclusión de sus respectivos nombres no es en modo alguno gratuito. 

Además, tampoco hemos de olvidar que nos dejamos en el tintero a algunos otros nombres que son para llorar, pero que, como viene siendo ya habitual, preferimos dejaros a vosotros su mención. ¡No nos vamos a quedar nosotros con toda la parte divertida! ¿Verdad?

 

1. Los villanos de Batman & Robin (1997)

Batman & Robin  fue la película que casi acaba con los superhéroes en el cine. Más concretamente podemos decir que casi acaba con ellos gracias a un guión demencial y a estos tres especímenes. El Mr. Freeze de Arnold Schwarzenegger, la Hiedra Venenosa de Uma Thurman y (en especial) el Bane de Jeep Swenson nos hicieron sentir más vergüenza ajena que otra cosa. Nunca un elenco ha estado tan desaprovechado como en esta y otras contadas ocasiones.

2. Sir August De Wynter (The Avengers, 1998)

Decir que los 90 fueron los grandes enemigos de Sean Connery sería quedarnos cortos. Lo certifican papeles como este, el de un excéntrico Lord escocés que pretende chantajear a las naciones del mundo con su máquina de controlar el tiempo atmosférico. Al margen de sus líneas de diálogo, que son para echarlas de comer aparte, las pintas que Sir August nos gasta a lo largo de la película lo hacen culpable de atentar (entre otras cosas) contra el buen gusto para vestir. 

3. El Doctor Muerte

El Doctor Muerte es, sin lugar a dudas, el villano más importante, carismático y molón de Marvel Comics. Desgraciadamente ninguna de sus versiones cinematográficas en las películas de los 4 Fantásticos ha estado a la altura. Ya hablemos de Joseph Culp (4 Fantásticos de Roger Corman, 1994), de  Julian McMahon (Los 4 Fantásticos, 2005, y la secuela con Silver Surfer, 2007) o Tobby Kebbell (Fantastic Four, 2015), el Doctor Muerte ha sido muy maltratado por el cine. Especial paliza recibió en la última adaptación en la que no sabíamos qué era peor, si la historia de la cinta o la caracterización de este villano. 

4. M Bison (Streer Fighter, 1994)

Es triste pensar que el último papel de Raúl Juliá fue el de M Bison en Streer Fighter. Este villano, un tipo duro y correoso en el juego que estaba dotado de grandes habilidades para el combate, se rebajó al nivel de histriónico dictadorucho tercermundista que luego recibía poderes por una sobredosis de electroshocks. Pasarte a Sagat dejó de ser lo mismo después de esta película...

5. Los malos de las precuelas de Star Wars

Darth Maul (Star Wars Episodio I), Darth Tyranus (Star Wars Episodio II y III) y Grievous (Star Wars Episodio IIIprometían y siguen siendo personajes de veneración, cuya trascendencia se debe más a las novelas e historias del viejo Universo Expandido que a méritos en pantalla. Personajes que generaron gran expectativa y que prometían grandes momentos quedaron relegados a carne de sable de luz. Maul apenas tuvo dos frases antes de recibir un corte, Tyranus quedó eclipsado por un pobre argumento que solo la serie de The Clone Wars dotó de sentido y Grievous quedó relegado a turbomix de diseño, muy a pesar de que la serie anteriormente citada lo dignificara. Malos de gran potencial que merecieron un mejor trato en pantalla (y un mejor director, ya puestos a pedir).   

6. Octopus (The Spirit, 2008)

Samuel L. Jackson nos brindó el villano más caricaturesco (y demencial) de su carrera en The Spirit. Em la versión cinematográfica, a diferencia de en los cómics en los que siempre era una figura sin rostro, Octopus contaba con un armario más grande que el de Mortadelo, a juzgar por su variado vestuario. No nos extenderemos más. 

7. Profion (Dungeons & Dragons, 2000)

Este es, con diferencia, el peor papel de Irons hasta la fecha (a pesar de las críticas recibidas por su Alfred en BvS). La exageración de sus gestos, la falta de naturalidad y de credibilidad en este trabajo, aunado al ya de por sí cutre planteamiento de Dungeons & Dragons no ayudaron mucho a que nos encariñaramos de su hechicero Profion, que quería ser "emperador en lugar de la emperatriz". 

8. Rey Koopa (Super Mario Bros, 1993)

El horror, el horror.... El Rey Koopa de Dennis Hopper  en Super Mario Bros es realmente una de esas cosas que queremos olvidar. Quizá fuera víctima del guión, de una premisa mal orientada o, sencillamente, de la moda de los 90. El caso es que este personaje ya de por sí nos causa repulsión y no llega a molar ni un pelo. Sobre todo porque al final trata de ser un "quiero y no puedo" del Bowser de Super Mario World. En fin, corramos un (es)túpido velo. 

9. Nuclear Man (Superman IV, 1986)

No fue el villano que acabó con Superman, a pesar de que Superman IV sí lo logró. El "clon nuclear" de Superman hizo lo que pudo para brindarnos un malo como el de los cómics en el año 86. Desgraciadamente, la licra amarilla, el bajo presupuesto y otros detallitos hicieron que este rip-off malvado del superhéroe Firestorm dejara mucho que desear.  

10. Sauron (El Señor de los Anillos, 2000 - 2003)

El Señor de los Anillos nos presentó en su preludio a un Señor Oscuro, enorme, poderoso y prácticamente invencible... que se venía abajo por un corte de nada, en cuanto perdía un misero anillito. Esta pérdida le privaría en los sucesivos milenios de forma física, relegado a manifestarse como un ojo gigante (con signos de una grave conjuntivitis sin tratar, por cierto) y que a más de uno le sigue recordando aún a día de hoy a otro tipo de ojo sobre el que se han hecho decenas de chistes. Además, ¿qué hizo en las tres películas? ¡Absolutamente nada! ¡Si hasta dos puñeteros medianos se le escurrieron delante de sus propias narices!

11. El Amo (Manos: Las Manos del Destino, 1966)

Manos: Las Manos del Destino (Manos: The Hands of Fate) es una película de terror de bajísimo presupuesto que deberíais apuntaros para lo de "Putea al redactor", si no lo habéis hecho ya. Cuenta con un villano que responde al nombre de El Amo. Este hechicero siniestro y polígamo (mezcla de Agatha Ruiz de la Prada, el señor de la tienda esotérica de la esquina y el vecino del quinto) daba más risa que miedo. Y no hablamos solo de su aspecto, la forma en la que se relacionaba con su supuesto harén de esposas era de traca. Por cierto que el papel lo hizo el productor de la cinta: Tom Neyman, un vendedor de seguros y de fertilizantes que hubo de sufragar la producción tras perder una apuesta. 

 

 

Si os ha gustado este reportaje, no os perdáis otros artículos relacionados con villanía y vileza en:

 

 

Lecturas recomendadas