Reportaje

14 monumentos al frikismo que deberías visitar (y uno que no)

Por Álvaro Alonso
-

Llega un momento en que hasta nosotros necesitamos soltar el mando para dar un descanso a nuestras manos (200 horas recorriendo Skyrim cansan lo suyo). Pero... ¿Qué hacer cuando no estamos jugando? En Hobbyconsolas.com os ofecemos una guía con los destinos más frikis y variopintos que podemos visitar en la vida real.

Puede que el verano haya terminado, pero nosotros seguimos pensando en destinos para nuestras vacaciones. Pero no hablamos de destinos cualquiera: lo que nos traemos entre mano es una completa guía con los lugares más frikis del mundo. Estatuas de nuestros personajes favoritos, calles que homenajean a grandes de la industria, monumentos erigidos en honor a series míticas... Haced la maleta y guardad sólo lo necesario (consola portátil y bocata de nocilla) porque nos vamos de viaje por todo el mundo... ¡Del frikismo!

14. Monumento EVE Online (Reikiavik, Islandia)

Para conmemorar el 10º aniversario de EVE Online, se levantó en Islandia un monumento de cinco metros de altura en el que se grabaron los nombres de todos los jugadores activos hasta la fecha... Incluso los de aquellos que ya han pasado a mejor vida. Además, se enterró bajo la escultura un portátil con vídeos y datos que servirá a modo de cápsula del tiempo. Nos jugamos nuestra flota a que la batalla más épica de la historia de EVE Online está entre esos archivos.

13. Estatua Lobezno (Edmonton, Canadá)

No babeéis el teclado ni compréis vuestros billetes destino Canadá, porque la estatua de la foto no está en el norte de América... Todavía. Resulta que los habitantes de Edmonton han montado un proyecto en Kickstarter para ponerle una estatua a Lobezno, el mutante más famoso de la factoría Marvel. ¿Lo conseguirán? Ni el mismísimo Doctor Extraño lo sabe, pero lo que sí está claro es que estará hecha de Adamantium del bueno.

12. Avenida de Super Mario Bros. (Zaragoza)

It's a me, Mario! Si hay un personaje de videojuego que se merece una avenidad, ese es Super Mario Bros. y, ¿qué mejor sitio para albergarla que Zaragoza? Nuestro fontanero favorito se desplazó hasta la ciudad para asistir al evento de inauguración, y de paso se fue a recoger setas por el Moncayo.

11. Calle Belmont (Francia)

Se ve que en Francia aparte de buen vino, saben cómo poner fin debidamente a la existencia del Conde Drácula. De ahí que una de las calles lleve el apellido de la familia de caza-vampiros más famosa de la historia de los videojuegos: los Belmont, protagonistas de (casi) todas las entregas de la saga Castlevania. Dicen que por la zona hay una tienda en la que venden látigos, pero... Algo nos dice que no se usan para lo mismo que el legendario Vampire Killer.

10. Andén 9 y 3/4 (Estación de King's Cross, Londres)

Todo fan del niño que sobrevivió tiene una parada obligatoria en la estación de King's Cross, en Londrés, pues allí se encuentra nada más y nada menos que el auténtico andén 9 y 3/4 por el que los magos acceden al expreso que les lleva al colegio de magia y hechicería más famoso de la historia. Además, no eres un auténtico fan de Harry Potter hasta que no tienes en Facebook una foto estampado junto al carrito con el título: "no me admitieron en Hogwarts".

9. Estatua Tintín (Sblon, Bruselas)

La historia de la estatua de Tintín y Milú es casi tan interesante como las aventuras de este reportero de pantalones bombachos: se inauguró en 1976, en un parquecito del municipio de Uccle, pero trás numerosos intentos de robo y actos de vandalismo, se trasladó hasta un edificio de la municipalía. Sin embargo, la única estatua visible al público es una segunda copia que se encuentra en el barrio de Sblon... Vamos, que podría escribirse una nueva historia sobre el personaje basada en estos hechos: "Tintín y el misterio de la estatua de Tintín". O algo así.

8. La Enterprise (Vulcan, Canadá)

Centa la leyenda que cierto día, un Trekkie descubrió en Canadá una ciudad llamada Vulcan, nombre que comparte con el planeta de origen del legendario Spock. Desde entonces, los fans de Star Trek peregrinan hasta allí una vez al año (o varias) para debatir sobre sus capítulos favoritos, hablar dialecto Klingon y comer panchitos. La ciudad se ha volcado tanto con los fans (y sus carteras), que en 2013 abrió un museo dedicado en su totalidad a esta epopeya espacial.

7. Hotel Sidi Driss (Matmata, Túnez)

Ay... ¡Si tío Owen levantase la cabeza y viese en lo que se ha convertido su granja de humedad! George Lucas pensó que el hotel Sidi Driss era la localización ideal para dar cobijo a un jovencísimo Luke Skywalker que aún no sabía lo que el destino y la Fuerza le tenían preparado. 37 años después (sí, treinta y siete) el hotel sigue acogiendo a todo fan de Star Wars que quiera hacerse una foto en la cocina de tía Beru... Por un módico precio, claro.

6. Estatua Superman (Metrópolis, Illinois)

¿Qué sucede cuando tu ciudad tienen el mismo nombre que la urbe que protege uno de los mayores súper héroes de todos los tiempos? Pues que, al igual que en el caso de Vulcan, se convierte en una atracción para turistas y fans por igual. Metrópolis es una pequeña ciudad en Illinois que acoge en una de sus calles más centricas la gigantesca estatua de Superman que contempláis en la fotografía. Incluso el presidente Obama tiene una foto junto a este hombre de... Err, hormigón. Y no solo eso, en honor al diario en que trabaja Clark Kent en la ficción, el periódico local lleva el nombre de "The Metropolis Planet". Una pena que no exista ninguna ciudad llamada Gotham...

5. Hobitton (Matamata, Nueva Zelanda)

Peter Jackson le tiene un cariño especial a Nueva Zelanda, no sólo por ser la tierra en la que se crió, sino porque también fue el escenario que escogió para llevar a la gran pantalla la trilogía de El Señor de los Anillos (y actualmente la de El Hobbit). Y la decisión no pudo ser más acertada: praderas verdes que se pierden allá donde alcanza la vista, lagos de un azul cristalino y montañas que esconden mil secretos hacen pensar que Tolkien escribió su obra más famosa tras pasar sus vacaciones de verano en Nueva Zelanda. Actualmente, y previo pago de 75$, se puede visitar Hobbiton tal cual aparece en las películas, pues el equipo ha dejado allí todos los elementos que se utilizaron durante el rodaje. Los 75$ mejor invertidos de la historia, sin duda.

4. Estatua Mazinger Z (Tarragona)

Diez metros. DIEZ METROS. Es lo que mide esta alucinante estatua del robot más alucinante del anime japonés (que nos perdonen los fans de Gundam y Evangelion), que se encuentra oculta en un parque de Tarragona. Si después de haceros fotos junto a ella os habéis quedado con ganas de más, podéis acceder al interior por una puerta oculta tras una de sus piernas y subir hasta la cabeza, desde donde disfrutaréis de unas magníficas vistas de la zona. No tenemos ni idea de quién ni por qué colocó esta estatua de Mazinger Z allí, pero fuera quien fuese, allá donde esté... Le amamos.

3. Paseo de Kazunori Yamauchi (Ronda, Málaga)

Kazunori Yamauchi, padre de la saga Gran Turismo, es un gran aficionado a "La Marca España": cuando era joven el genio nipón visitó Ronda y quedó tan prendado de su belleza, cultura y, por supuesto, gastronomía, que decidió incluir un circuito basado en esta ciudad malagueña en Gran Turismo 6. Como agradecimiento, se le dedicó nada menos que un paseo junto a los de Orson Welles y Ernest Hemingway. Y se comenta que el año que viene se inaugurarán la plaza Hideo Kojima, la calle Yu Suzuki y la avenida Belén Esteban.

2. Plaza Yoda (Estudios ILM, San Francisco)

Si vais a San Francisco es indispensable que visitéis el puente Golden Gate, los muelles de Pier 7, la cárcel de Alcatraz... ¡Al cuerno! Lo que tenéis que hacer es buscar los estudios de Industrias Light & Magic y deleitaros con la fuente en honor al Jedi más pequeño y poderosos de todo el universo Star Wars. Y con un poco de suerte, puede que hasta consigáis una visita guiada por las instalaciones...

1. Las cafeterías frikis de Japón

¡Préparate para mor... Comer! En Japón tenéis cientos de lugares frikis que visitar, pero nos quedamos con las cafeterías diseñadas en torno a temáticas frikis, como el Dark Souls Café, en el que podemos disfrutar de una saludable jarra de Estus mientras vemos algunas de las espadas y escudos que hemos utilizado en estos dificilísimos juegos, así como el Gundam Café, o el sensacional Final Fantasy Cafe. ¿¡Por qué no tenemos cosas así a este lado del charco!?

Y de regalo... Un lugar que NO debéis visitar

Cuando encomendaron al artista coreano Eunsuk Yoo la erección de una estatua de Spiderman en la fachada de un centro comercial, se lo tomó al pie de la letra: "quería aplicar este fenómeno natural típico de primera hora de la mañana sin mentiras y superficialidades, de una forma cómica", aseguró Yoo. Claro que sí, campeón, claro que sí... ¡Larga vida a la mañana con tienda de campaña! Después del pavor que ha levantado esta imagen, nunca más alzaremos la vista ante los rígidos trabajos de este hombre, por muy elevados que estén.


Y hasta aquí llega nuestra guía del autoestopista friki-galáctico, pero por supuesto esos no son todos los lugares que podéis visitar, ¡hay muchos más! Compartid con nosotros vuestros monumentos y localizaciones favoritas... ¡Los comentarios que incluyan una selfie junto al lugar en cuestión entrarán en el sorteo de un Spiderman recién levantado!

Lecturas recomendadas