Reportaje

Así es el piloto de Agentes de S.H.I.E.L.D.

Por Jesús Delgado
-

Agentes de S.H.I.E.L.D. ya se ha estrenado en Estados Unidos, y nosotros ya hemos visto el piloto de esta serie de Joss Whedon para la ABC. ¿Queréis que os contemos qué nos ha parecido?

Hace unos días os contabamos los buenos resultados que esta semana Agentes de S.H.I.E.L.D. logró durante su premiere frente competidores tan duros como NCIS o La Voz, ¿recordáis? Pues bien, ahora  nos disponemos a hablaros un poco acerca de esta teleserie, la cual llevamos esperando practicamente un año desde que en pleno otoño de 2012 empezamos a oir las primeras informaciones acerca de su producción.

Agentes de S.H.I.E.L.D. , para quien aún no haya estado siguiéndonos y no esté al tanto de las noticias, es una  teleserie de acción y espionaje ambientada en el universo en el que se desarrollan las adaptaciones de los cómics Marvel llevadas a cabo por Marvel Studios y Walt Disney. Nos referimos, claro, a Los Vengadores, Iron Man, Capitán América y Thor.

Sin embargo, lejos de contar con un grupo de héroes disfrazados como protagonistas, las estrellas de este show son agentes del gobierno pertenecientes a la organización S.H.I.E.L.D.(Sistema Homologado de Inteligencia, Espionaje, Logística, y Defensa, en Español). 

S.H.I.E.L.D. , como su nombre indica, es un "escudo" que pretende salvaguardar a la humanidad de amenazas para las que no está preparada ni para luchar ni para saber de su existencia. Esto es, una mezcla de los hombres de negro, el séptimo de caballería y los X-Com.

Con esta premisa  la serie de arranca poco después de los sucesos acaecidos en Los Vengadores, en la que El Capitán América y los demás héroes tuvieron que detener una invasión alien en pleno corazón de Nueva York. Debido a ésto, la existencia de supertipos y seres de otros mundos ya no es un secreto y la población ahora es consciente de que hay un mundo más allá que hasta ahora le era desconido. 

Obviamente, esta es la situación que S.H.I.E.L.D. había tratado de evitar. Pero superados ante ella, la organización delega en la agente María Hill (Cobie Smulders, de Cómo Conocí a Vuestra Madre) para que organice un grupo especial de operaciones, liderado por el agente Phil Coulson (Clark Gregg),  al que se había dado por muerto en Los Vengadores. 

Y así arranca practicamente Marvel´s Agents of S.H.I.E.L.D. Si queréis saber más acerca de ella, tendréis que ingeniaroslas para verla en su versión original en Inglés o esperar a las 22:00 horas del 11 de octubre, que es cuando el canal Fox  la emitirá en nuestro país.

Ahora bien, como imaginamos que queréis una opinión de alguien que la haya visto antes de arriesgaros, entonces os vemos en el siguiente epígrafe para hablaros de Agentes de S.H.I.E.L.D. de una manera más relajada y distendida. 

Los Ángeles de Coulson

Lo primero que se debe decir de Agentes de S.H.I.E.L.D. es que es una serie de TV, no una película. Esta obviedad, absurda para más de uno, debe de ser analizada con cuidado por que es precisamente el  principal defecto que se le puede achacar a esta serie y su talón de Aquiles.

Con Agentes de S.H.I.E.L.D. nos encontramos ante una teleserie que pretende enganchar con una continuidad ya abierta por cinco películas en las que se nos ha ido desgranando un universo superheróico nuevo y fresco, que habla un lenguaje a matacaballo entre el sobrio (y cansino) hiperrealismo  de Christopher Nolan y la magia de Walt Disney. Ahí es nada.

Conseguir trasladar ésto, dos horas de película al lenguaje de las series de televisión, donde cada entrega semanal dura 45 minutos y tienen que desarrollar culebrones para enganchar a la audiencia semana tras semana, no es nada fácil. Y más cuando se espera que buena parte de dicha audiencia vaya a ver la serie porque les gustó Los Vengadores o sencillamente es adicta a los cómics de superhéroes. 

Y ahora, sabiendo ésto, entonces, el análisis de este primer capítulo debe verse con ojos bastante benignos y compasivos.  

Agentes de S.H.I.E.L.D.  empieza  poniéndonos un poco en situación, refiriéndonos a Los Vengadores y de cómo el mundo ha cambiado desde que los héroes salieron a la luz, por si algún espectador no ha visto nada de Marvel antes y sepa por dónde van los tiros. Pero no nos engañemos, esta introducción no se trata ni más ni menos que del primer gancho para los fans, para que adoren esa continuidad, pero no será el único que Joss Whedon, director y también guionista de este primer capítulo, utilice para hacernos picar como ilusos. A lo largo del piloto los guiños y referencias a las películas será constante.

En ese aspecto, Whedon lo logra crear un nexo entre dos productos tan diferentes como son una película y una serie de tv. que satisface a los que buscan ampliar su consumo de producto de superhéroes. Pero entonces este truco falla.  Y es que parece que Joss Wheddon se olvida que lo que plantea es una serie de espías en el Universo Marvel. ¿Por tanto qué pasaría si le quitas las referencias al cómic y te inventas una organización completamente nueva? Pues que la serie sigue adelante, con otra referencia, pero funcionando igual. Porque después de todo Agentes de S.H.I.E.L.D. sigue siendo eso, una serie de televisión, que no solo pretende captar fans de las películas, sino también telespectador medio. 

Y es aquí donde empiezan los baches. Para que la rueda gire y el engranaje no chirríe introducen  a los personajes arquetípicos de turno y las delirantes justificaciones de sus historias personales, y de esa forma  hacerlos interesantes al público, con ganchos para las subsiguientes temporadas: el matón indisciplinado y bad-ass; la friki informática que curiosamente no tiene culo de pasar de 8 a12 horas frente al ordenador; la pareja de cerebrines enratonados de laboratorio reciclados de cualquier teleserie como Bones o CSI y el personaje torturado con un trauma profesional no superado. Todos ellos, carne de culebrón, con sus obligados tórridos romances metidos con calzador en cuanto la cosa avance un poco. Si no tal tiempo.  

Suerte que Whedon sabe que esta fórmula no servirá para ganar a los lectores cómics y para que este carnaval de topicazos funcione y no les chirrie a los fans nos mete un pegamento infalible: Clark Gregg y Cobie Smulders en sus papeles de Agente Coulson y de María Hill, quienes se comen la pantalla y las escenas siempre que están en pantalla, siendo los dos polos que hacen realmente interesante el visionado de Agentes de S.H.I.E.L.D. 

Por otro lado, la inclusión del enemigo en la teleserie también funciona y genera expectación. Whedon juega con  la audiencia al presentarnos a una inclemente organización secreta (aún sin nombre) que parece ser capaz de dárselas con queso a S.H.I.E.L.D.; por lo menos hasta la llegada de Coulson y sus chicos. Y es que el enemigo invisible y omnipotente es un recurso muy manido, pero aún así sirve tanto para un rato como para un descosido. Sobre todo porque entre los comiqueros hay quien ya espera que esta organización no sea un cosntructo sacado de la manga de Joss Whedon y en su lugar veamos a los malosos de IMA o Hydra, grupos terroristas de los cómics, como villanos de esta teleserie. 

También hay que destacar os efectos especiales son brillantes y demuestra que producción no ha escatimado ni un mísero dólar para que este primer episodio tenga una calidad cuanto menos cercana a las películas. Desgraciadamente, cabe preguntarse si el presupuesto dará para mantener el nivel el resto de la temporada.

En conjunto, como capítulo iniciático y de presentación, el piloto de Agentes de S.H.I.E.L.D. es lento y algo monótono. Pero vamos, decir esto tampoco es decir que merece la hoguera. Otras series basadas en cómics como Smallville o Arrow tampoco tuvieron comienzos brillantes y al final acabaron enganchado a un gran sector de la audiencia. Por ello, si veis este primer episodio, y no os gusta, os recomendamos que tengáis paciencia y le déis un voto de confianza, porque conociendo a Joss Whedon, papá de esta serie, lo mejor seguramente aún esté por venir. 

Lecturas recomendadas