Reportaje

Avance de Arena of Fate para PC

Por Jorge S. Fernández
-

El género de los MOBA es uno de los más saturados en la actualidad. La oferta de títulos pertenecientes a este género multijugador se cuentan por decenas, y en la mayoría de veces no son precisamente una clase de títulos accesible para el común jugador medio. Son juegos que normalmente abruman por lo complicado de su desarrollo y sobre todo por el nivel de los jugadores contrarios, que hace prácticamente imposible sentirse satisfecho con ningún resultado obtenido en las distintas partidas.

Arena Of Fate es la apuesta de Crytek por este género, aunque con ciertas diferencias respecto de los MOBA que todos conocemos. Arena Of Fate es un juego que se mueve en este género claramente orientado a un público novel que busque un título de este tipo sin complicaciones. Y esto es lo que notamos al jugar a la Beta cerrada de Arena of Fate, que precede a su versión final que llegará denro de poco.

Personajes con historia

Arena of Fate se caracteriza por disponer de personajes basados en grandes nombres de la historia, tanto reales como de ficción. Es el caso de Nicola Tesla, Robin Hood, Cleopatra y así hasta más de veinte personajes que nos ofrecen mucha variedad donde elegir. Los hay básicamente de nacionalidad inglesa, alemana, francesa o japonesa, no esperéis ningún personaje hitórico español en la plantilla de personajes. Como es lógico, cada uno de ellos tiene sus propias fortalezas de ataque y defensa. Es el caso de William Wallace, el carismático personaje escocés encarnado por Mel Gibson en Braveheart que tiene en la fuerza bruta de sus armas medievales su principal ataque. Cada uno de estos personajes tiene un nivel de dificultad que podemos ver en la parte izquierda de la pantalla de selección de estos, hay tres niveles de dificultad que nos advierten de lo que nos costará hacernos con este personaje y sacar lo mejor de él.

Saltando a la arena

Arena Of Fate se caracteriza por su sencillez, prueba de ello es que en muy pocos pasos podemos pasar a la acción. Sólo tenemos que elegir tres personajes para crear nuestra particular “cuadrilla” de luchadores. Una vez elegidos estos pasamos a la tradicional pantalla de elección de sala de juego, que como suele ser tradicional también nos permite unirnos a una sala ya activa. Aquí no hay mucha vuelta de hoja, por lo que rápido entramos en acción.

Las partidas de Arena os Fate son de 5 contra 5 jugadores, donde el objetivo es hacerse con las torres del enemigo. Un poco al estilo de Heroes of the Storm, donde debemos eliminar las intermedias y hacernos con las torres principales.Hay tres formas de acabar una partida, una de ellas es sumar diez puntos, o lo que es lo mismo, hacerse con 10 torres enemigas, destruirlas todas (que es una de las menos probables) o ser el equipo que más torres posea después de 20 minutos de partida. Al final la mayoría de las veces las partidas acabarán tras los 20 minutos porque es harto difícil que lo hagan por una de las otras vías.

El mapa de estas partidas está repleto de torres, las de cada equipo dispuestas en los laterales del escenario. Así que tenemos que lanzarnos a las torres enemigas para hacernos con ellas a cualquier precio. Así que con el ratón seleccionamos el punto del mapa al que trasladar a nuestro personaje, para que empiece a dar mamporros a las distintas torres enemigas. Evidentemente esta no será una tarea sencilla, porque en nuestro camino encontraremos enemigos de dos tipos. Podremos escoger muchos caminos por los que llegar a las distintas torres, y aprovechar que una se encuentre sola para atacarla mientras el enemigo se da cuenta y manda efectivos allí. Unos son controlados por la IA, un poco en plan para hacer bulto, y otros son los personajes manejados por los jugadores enemigos. El control y los combates son muy parecidos a otros juegos de este estilo, atacando a los enemigos pulsando el botón derecho del ratón y utilizando los golpes especiales con las teclas QWER. Según vayamos aumentando el nivel del personaje podremos acceder a tres tipos distintos de evoluciones que nos reportarán nuevas armas y ataques especiales.

El combate en Arena Of Fate es a veces un tanto confuso, pero es más bien un problema del propio género. Y es que como ya pudimos experimentar en juegos como Heroes of the Storm corremos el riesgo de perder totalmente la ubicación de nuestro personaje entre la meleé de combatientes en el escenario. Se montan tales tumultos que es muy difícil identificar a nuestro personaje, lo que en algunas situaciones es sinónimo de la muerte de nuestro personaje. La verdad que en las partidas que hemos jugado nos han dado bastante para el pelo, y en cuanto hemos entrado en una meleé de este tipo hemos caído estrepitosamente, seguramente por falta de práctica, pero también por lo mal que se controla nuestro personaje en estas situaciones. Este es el punto flojo de Arena Of Fate, pero seguramente como comentaba anteriormente, del género en sí. Y es que en estas situaciones el juego se convierte en algo muy difícil de controlar.

Más allá de estos problemas de control, las partidas pasan rápidamente de escaramuza en escaramuza. Cada vez que muere nuestro personaje este vuelve al punto de partida, donde volveremos a empezar buscando alguna zona del mapa tranquila o bien apoyando el ataque de nuestros compañeros. También puede ocurrir que nuestro enemigo esté más cerca de lo recomendable y tengamos que echar una mano en la defensa de nuestras torres. En general, no hemos visto un desarrollo de las partidas excesivamente original respecto del resto del género, algo que no nos termina de gustar, porque en muchas ocasiones nos parece más de lo mismo.

Manejo de las habilidades de combate

Aquí podemos lanzar nuestros ataques de dos maneras. Una de ellas es con el botón derecho del ratón, que normalmente sirve para indicar sobre qué enemigo debemos atacar con nuestro arma principal. Una segunda tanda de ataques se activa con las teclas QWER. Estas teclas nos permiten lanzar ataques especiales que como es tradición en el género se activan durante sólo unos segundos. Según vamos evolucionando el personaje, podremos seleccionar y modificar los ataques y hechizos especiales que podremos lanzar desde estas teclas.

Uno de los aspectos más interesantes, y del que hay que estar muy atentos es el de los bonus de fuerza y energíka que nos van a permitir obtener mejores resultados de ataque durante las partidas. Entre estos potenciadores de la fuerza podemos encontrar suplementos de armadura, energía y otras facetas del personaje que también estarán disponibles durante unos segundos antes de recargarse. Estas nuevas habilidades se activarán con otras teclas, lo que nos obligará a conocer muy bien la ubicación de estas si no queremos hacernos un lio durante el combate. Al final en esto también se parece mucho a otras referencias del género, aunque lo hace de una forma, una vez más, mucho más accesible y clara para los jugadores menos experimentados.

Apartado técnico

Arena of Fate se mueve gracias al Cryengine, aunque no esperéis gráficos a lo Ryse, sino bastante más normalitos. En el ordenador que lo hemos jugado con una Nvidia GTX 770, los ajustes han estado a tope de vídeo y aunque se ha movido con fluidez, le hemos echado en falta un mayor pulido gráfico, aunque es lógico si pensamos que son juegos desarrollados para que puedan acceder el mayor número de jugadores.

Los demás apartados como el sonido juegan un papel correcto sin más, además de no estar traducido al español, algo que en principio no reviste demasiada gravedad para el desarrollo del juego.

Primeras impresiones

La verdad que este Arena Of Fate es un MOBA muy accesible, donde Crytek intenta ofrecer una experiencia de juego divertida con pocas pretensiones. La variedad de personajes y su sencilla evolución hace de él un mulijugador al que los jugadores menos experimentados pueden acercarse sin temor a sentirse abrumados. Algo que a los que buscan vengan de juegos más complicados y veteranos les sabrá a poco. De momento en esta fase de Beta cerrada no hemos encontrado fallos técnicos ni bugs de importancia. Lo peor son sin duda las trifulcas con demasiados personajes en pantalla, donde lo más lógico es que le perdamos la pista a nuestro personaje. La evolución sencilla de los personajes y un número limitado de habilidades y bonus de ataque y defensa ayudan a que sea un título muy manejable. De momento sólo os podemos decir que Arena Of Fate, que llegará en la modalidad Free to Play, se merece al menos una oportunidad, sobre todo por parte de un público más casual.

Lecturas recomendadas