Reportaje

Avance de Batman Arkham Knight

Por Alberto Lloret
-

Rocksteady Studios, los responsables de que Batman tenga la mejor saga de videojuegos protagonizada por un superhéroe, vuelven a ponerse al frente de la serie Arkham para cerrar su historia con un gran estallido final, solo posible en las consolas de nueva generación y el PC.

Antes de Batman Arkham Knight, a finales del año pasado, pudimos disfrutar de Batman Arkham Origins, el primer juego del caballero oscuro desarrollado por un estudio diferente a Rocksteady Studios, los creadores de la serie. Sin resultar un mal juego, pecó de ser demasiado continuista y no aportar nada nuevo, aunque como dijimos en nuestro análisis, la forma de contar la historia y ciertos enemigos finales nos convencieron. Pero, aún así, no dejó de ser una precuela, un vistazo a hechos anteriores a los narrados en Arkham City. Por suerte, a finales de este mismo año llegará la verdadera continuación, con el que se cerrará la historia de la serie Arkham con un título repleto de novedades en todos los frentes, desde el técnico al jugable.

No en vano el estudio ha estado “encerrado” los dos últimos años, trabajando en lo que debía ser la evolución lógica de la serie Arkham, el siguiente “nivel”. Un nivel que, por desgracia, no es posible en PS3 y Xbox 360, la "actual" generación de consolas. No al menos con la visión que Rocksteady tenía en mente. Por eso, Batman Arkham Knight solo saldrá en PS4, Xbox One y PC, las únicas plataformas que por poderío técnico son capaces de convertir esa visión en realidad y, de paso, dejarnos las mismas sensaciones que vivimos con Arkham Asylum: las de estar, de nuevo, ante el más sorprenderte de un superhéroe.

Un deseo cumplido: el Batmóvil

Solo así han podido introducir una de sus asignaturas pendientes desde Arkham Asylum: incluir por fin el Batmóvil como un elemento jugable central, al que podremos llamar en cualquier momento pulsando un botón (L1 en PS4, LB en Xbox One), siendo posible acceder a la cabina del vehículo en marcha o incluso salir eyectados de su interior para planear, lanzar el garfio y seguir avanzando por la ciudad desde las alturas. Y no solo eso: la simple introducción del vehículo ha “obligado” a reinventar Gotham City, con avenidas más amplias para que nuestro imparable vehículo pueda circular… pero sin olvidar sus opresivas calles.

Tampoco dejaremos de visitar zonas nuevas de la ciudad, como el centro. En conjunto, el mapeado de Arkham Knight será 5 veces más grande que lo vista en Arkham City y estará dividida en 3 sectores distintos. En uno de ellos no faltará el típico barrio chino, que gracias a sus luces de neón nos permitirá disfrutar de otra cara de Gotham y, al mismo tiempo, del poderío visual de la nueva generación (la recreación de las luces es simplemente brutal). Todo estará diseñado a mano, pero con un acabado y unos resultados dignos de la nueva generación de máquinas.

Pero lo mejor de todo es que no habrá ningún tipo de tiempo de carga o transición al movernos entre estas zonas, ni siquiera al acceder a los interiores de los edificios (que habrá más que en anteriores entregas). Y no solo eso. El horizonte se dibujará mucho más lejos, siendo posible ver prácticamente todo Gotham desde las alturas, sin que este incremento en el campo de visión ralentice o haga más lento el conjunto, sin olvidar que el nivel de detalle tanto de la ciudad como de los modelos se ha disparado exponencialmente. De hecho, afirman que algunos personajes tienen más polígonos y detalle que todo Arkham Asylum junto.

El cierre de la trilogía Arkham

Como hemos dicho, Arkham Knight será la verdadera continuación de Arkham City y sus hechos arrancarán un año después de concluir la segunda aventura. El Joker está fuera de juego (nos juraron y perjuraron que no saldrá) y el resto de villanos reagrupándose en torno a un nuevo complot para matar a Batman. El Pingüino, Enigma, Dos Caras, Harley Quinn y otros villanos están orquestados esta vez por El Espantapájaros, que tiene un plan en marcha: detonar las bombas que ha repartido por la ciudad y que, gracias a su gas, acabarán con la población de Gotham. Ante la amenaza, la ciudad es desalojada, y solo quedan las fuerzas policiales (con Gordon al frente) y los matones de cada villano, dispuestos a hacer lo que sea necesario para sacar al murciélago de su escondite y así poder darle caza.

Todo apunta a que el Espantapájaros no va a ser la mente criminal tras este plan, si no el nuevo villano que da título al juego: Arkham Knight. Un personaje creado junto a DC Comics que promete ser el verdadero némesis de Batman. Solo hay que fijarse en su apariencia, similar a la de Batman pero sin capa y con una armadura de corte más militar –con una A pintada en el pecho-, para darse cuenta de que estamos ante un “igual”, un villano que promete ser un duro rival para las habilidades de Batman en todos los frentes, pero sobre todo en el sigilo y el combate. No es tampoco un hecho nuevo que un héroe tenga que enfrentarse a una versión “maligna” de sí mismo… aunque la pregunta del millón ya está en el aire: ¿habrá alguien conocido bajo la máscara de Arkham Knight? Tendremos que esperar hasta final de año para descubrirlo.

Así es Batman en la nueva generación

En este contexto general, con la ciudad desalojada, ya se pueden apreciar algunas de las novedades que veremos en Arkham Knight, como grupos de matones más numerosos provocando revueltas por las calles que, en esta ocasión, serán de hasta 50 miembros (cuatro veces más que en Arkham City) y con menos “clones” o matones idénticos (habrá cientos de accesorios y prendas para que no veamos dos enemigos iguales). Y no solo eso: el nivel de detalle de absolutamente todo se ha disparado, algo que va a justificar sobradamente que el juego aparezca en la nueva generación.

Sirva como ejemplo algunas de las nuevas tecnologías que se van a utilizar, como la llamada “Apex Cloth Physics”, que se encargará de la física de las prendas de ropa, como la capa de Batman o la gabardina del comisario Gordon, que se comportarán de forma muy real ante los cambios de viento o ante detalles como el agua de la lluvia, que chorreará por los pliegues de la ropa de forma convincente (sobra decir que todo será en tiempo real, se acabaron las escenas de vídeo pregrabadas). Incluso en los primeros planos, es posible apreciar más detalle, como las arrugas de la piel de los personajes y cómo se mueven de forma natural al, por ejemplo, hablar.

A la hora de jugar habrá novedades, empezando por lo que ofrece el Batmóvil: tiene blindaje antibalas, podemos embestir a los vehículos de los enemigos, disparar (misiles incluidos), activar un turbo y saltar, atravesar barricadas, árboles e incluso las esquinas de los edificios, así como quemar ruedas mientras gira en sl sitio para salir pitando en la dirección deseada. La idea que ha girado en torno al diseño de Batmóvil es que sintamos que estamos manejando el mejor vehículo incluido jamás en un videojuego. Un tanque con un ágil control capaz de atravesarlo y destruirlo todo a más de 100 km por hora. Lo mejor de todo es que podremos usarlo como un recurso más de Batman, y podremos llamarlo cuando queramos o apenas no utilizarlo.

De hecho, su integración en el juego llega hasta tal punto que incluso los desafíos de Enigma tendrán en cuenta este nuevo elemento, invitándonos entre otras cosas a superar diversos circuitos de obstáculos que se moverán o cambiarán de una vuelta a otra (aunque seguro que habrá retos de corte más “clásico”). Incluso podremos acceder al interior de determinados escenarios sin bajarnos del vehículo. Y es que, según sus propios creadores, el Batmóvil será tan importante como el propio protagonista...

Añadiendo "capas" a la jugabilidad

Más allá del Batmóvil, también habrá mejoras aquí y allá en todos los frentes, y aunque algunas pueden no sonar revolucionarias a priori, añadirán más capas de profundidad a su ya soberbia jugabilidad. Casi todas las mecánicas de Arkham City volverán (usar el garfio para catapultarnos, planear...), pero algunas con modificaciones. Por ejemplo: mientras planeamos podremos utilizar nuestro lancazabos para unir dos puntos y tender una cuerda por la que andar o hacer tirolina. Además, todos los gadgets arrojadizos, como los Batarangs, podrán usarse mientras estamos planeando.

En tierra firme, prácticamente todos los gadgets podrán usarse en combate, algunos de ellos con nuevos usos, como los batarangs que, junto a un backflip (o salto hacia atrás) en el momento justo, podrán dejar KO a un enemigo. En cuanto al sistema combate, sus bases permanecerán sin grandes modificaciones. Se añadirán nuevos elementos, como nuevas contras (como lanzar a un enemigo contra otro) o golpes “normales” a los enemigos derribados (también seguiremos ejecutando remates en el suelo, aunque ahora llevarán más tiempo ejecutarlos). Incluso podremos desarmar a un enemigo, por ejemplo, quitarle un bate de béisbol, y usarlo en su contra. Son solo algunos ejemplos, pero habrá más novedades.

El modo Depredador (las zonas con gárgolas en las que abatimos a los enemigos en sigilo) también contará con sus propias novedades, como meternos por una rejilla desde un planeo y, lo que es más importante, los llamados “combos del terror”. Ahora, si pillamos a un enemigo por la espalda, la acción se ralentizará y podremos dejar KO hasta 3 enemigos adicionales, siempre que estén cerca y no nos detecten. Y esto es solo el principio, lo que han querido desvelar en este primer contacto.

A través de diversas entrevistas, algunos miembros del estudio evitaron responder a ciertas preguntas, como por ejemplo el papel del modo detective (si volverá con algunas de las mejoras vistas en Origins o contará con sus propias novedades), si las tareas secundarias se estructurarán en torno a alguna función como “Los Más Buscados” o qué otro tipo de villanos y novedades podemos esperar ver. Casi todas las respuestas terminaron con un “el juego tendrá mucho contenido, pero aún es pronto para hablar de ello”. Así pues, con esta primera muestra solo han querido mostrar el Batmóvil, Arkham Knight y la evolución técnica, junto con algún detallito jugable nuevo. Suponemos que en próximos meses se irán desvelando más novedades… aunque una cosa está más que confirmada: el Batmóvil será el único vehículo disponible.

Un espectáculo técnigo digno de elogio

Eso sí, lo que sí nos dejaron claro por activa y por pasiva es que Arkham Knight es una experiencia para un jugador, y que no habrá multijugador, ni cooperativo ni nada parecido. Desde el primer día de desarrollo, el el objetivo de Rocksteady ha sido ofrecer la mejor experiencia posible para un jugador y por lo poco que hemos podido ver, vaya si lo están consiguiendo. Desde el punto de vista técnico. es una maravilla que demuestra el potencial de las nuevas consolas. Su nivel de detalle está por encima de todo lo visto hasta ahora, en parte debido en que han preferido centrarse en crear el mundo más detallado, denso y rico, en lugar del más grande. Un logro doble, si tenemos en cuenta que han utilizado una versión “ultradopada” de Unreal Engine 3, el veterano motor gráfico que tan buenos resultados ha dejado en PS3 y 360.

Su poderío en Batman Arkham Knight va a quedar más que claro gracias al festival de efectos de luz -insistimos, las luces de neón son alucinantes-, efectos climatológicos y unos modelos y entornos ultradetallados (el motor del juego es capaz de manejar modelos con el nivel de detalle de un render), que además se mueve con gran soltura y velocidad cuando vamos pilotando el Batmóvil. Basta echar un vistazo a las primeras imágenes para comprobar que el tiempo invertido está dando sus resultados y que están en el buen camino para hacer el verdadero “juego definitivo” de Batman...

Lecturas recomendadas