Reportaje

Avance de FIFA 14 para PS4 y Xbox One

Por Rafael Aznar
-

El fútbol es un deporte con un poder de atracción inmenso. Por eso, FIFA 14 será uno de los títulos que acompañen el lanzamiento de Xbox One y el de PS4, el 22 y el 29 de noviembre, respectivamente. Hace unos días, se celebró la presentación del juego en Madrid y, allí, pudimos hacerle un férreo marcaje a la versión para la máquina de Microsoft, sin estaciones de desarrollo ni artificios de por medio. ¿Es el fútbol más realista que se haya visto jamás en un videojuego? Seguramente.

Decía Andrés Montes que el fútbol es pasión de multitudes. En EA Sports, lo saben bien, así que han decidido inaugurar el estadio de la nueva generación con FIFA 14, para ver si el césped de PS4 y Xbox One es tan verde como lo pintan. Además de una garantía comercial, el género deportivo es de los más apropiados para ponderar lo que puede dar sí un nuevo hardware en el momento de su estreno, y de ahí que, desde el primer minuto, vaya a haber también entregas de NBA 2K, NBA Live o Madden NFL.

La saga balompédica de Electronic Arts nació hace ya casi dos décadas. En todo ese período, le ha dado tiempo a ir evolucionando pase a pase, año a año, hasta transformar su tono arcade en la mejor de las simulaciones. La generación de PS3 y Xbox 360, que ya está tocando a su fin, ha sido un punto de inflexión, pues, desde la temporada 2007-08, la franquicia se ha impuesto por aplastamiento a su eterna rival, Pro Evolution Soccer. Las nuevas consolas prometen ser el campo de cultivo idóneo para que se produzca otro gran salto de calidad, y desde el primer minuto, aunque la saga de Konami ha preferido posponer un año la apertura de su nuevo feudo.

Hace unos días, se llevó a cabo la presentación del juego en las oficinas de EA en Madrid, adonde acudió Nick Channon, lead producer, para explicar las principales características del juego. Además, pudimos probar una versión muy avanzada del título, en su versión para Xbox One. La consola de Microsoft, con su correspondiente Kinect 2.0, estaba a la vista, así que no había ni trampa ni cartón en forma de estaciones de desarrollo encerradas bajo llave.

El once de gala, musculado en el gimnasio

La versión de FIFA 14 para la nueva generación tomará la base jugable que ya vimos el mes pasado en PS3, 360 y PC, pero le añadirá nuevos detalles y, sobre todo, una apariencia diferente, gracias al uso de Ignite Engine, la nueva tecnología de EA Sports para los años venideros. Es decir, a diferencia de algunos de los juegos que acompañarán el lanzamiento de las nuevas máquinas de Sony y Microsoft, no será un “port” facilón con el que salir del paso y engrosar la cartera.

A grandes rasgos, las innovaciones del título se escribirán en tres grandes campos: la inteligencia humana, el movimiento real de los jugadores y la viveza de los partidos. Según Nick Channon, el objetivo es que “el juego se sienta vivo” y “crear grandes situaciones por todo el campo”.

La inteligencia de los jugadores, concentrada en el concepto de “Pro Instincts”, se traducirá en unas reacciones más naturales de los jugadores, que se anticiparán a lo que vaya a suceder en cada momento. Esto afectará, fundamentalmente, al sistema de colisiones. FIFA 12 supuso un gran paso adelante para la saga, al introducir un sistema que permitía meter cuerpo y agarrar como nunca antes, pero los jugadores reaccionaban “sobre la marcha”, sobre todo cuando se producían choques. En cambio, ahora, preverán los contactos, de modo que usarán los brazos para evitar colisiones, colocarán el cuerpo para ganar la posición u obstruir, esquivarán tarascadas levantando las piernas… En definitiva, la interacción física será más creíble.

La biomecánica de los jugadores, bautizada como “True Player Motion”, lucirá más real que antes. Gracias a la memoria de las nuevas plataformas, habrá cientos de animaciones más, de modo que todo será más natural y fluido. Por un lado, habrá una mayor variedad de posturas a la hora de entregar el balón e incluso tipos de pases que antes no existían. Por otro lado, habrá nuevos tipos de giros al tener el balón en los pies, como, por ejemplo, quiebros con el exterior del pie. Finalmente, los balones aéreos podrán disputarlos más de dos jugadores y habrá un mayor control de sus movimientos y de la potencia de los cabezazos.

En la presentación del juego, pudimos disputar varios partidos contra otros periodistas, con una versión bastante avanzada, en la que ya estaban disponibles todos los equipos. Más concretamente, jugamos un partido entre Madrid y Betis, otro entre Bayern de Múnich y Manchester City y un último entre España e Inglaterra. El desarrollo de los partidos es bastante similar al visto en PS3, 360 y PC, con un ritmo muy pausado, con el que resulta difícil protagonizar grandes cabalgadas. Es lógico que no haya un gran cambio, pues la fórmula está ya muy pulida y no hay necesidad de modificarla. Ahora bien, sí que se observan los retoques comentados en las animaciones y los movimientos de los jugadores. Así, los esquives de las tarascadas lucen muy bien, igual que la inercia de las carreras, que puede hacer, por ejemplo, que un futbolista se quede clavado si va muy deprisa y, de repente, decide hacer un rectificado para ir en otra dirección. En uno de los partidos, también vimos cómo un jugador se nos lesionaba tras haber tropezado con el portero.

El césped y el cemento perimetral cobran vida

Otra de las características esenciales de la edición de FIFA 14 para Xbox One y PS4 será “Living Worlds”, alusiva al entorno y la ambientación de los partidos, que se asemejarán más a una retransmisión televisiva. Habrá múltiples detalles que contribuirán a ello, empezando por el aspecto general al que dará lugar el Ignite Engine. El modelado de los jugadores, la iluminación de los estadios, las briznas del césped o los efectos meteorológicos lucirán muy bien. El aspecto tridimensional del público será una de las grandes novedades, pues, según Nick Channon, es importante para “contar la historia de los partidos”. Es cierto que se siente mucho más voluminoso y activo, pero aún sigue habiendo bastantes figuras clónicas. La ropa será otro apartado que estará muy bien tratado, pues, sobre todo en las repeticiones, veremos cómo la camiseta se pega al cuerpo de los jugadores si está lloviendo o cómo las perneras se agitan al compás de los saltitos estáticos de los futbolistas.

La continuidad visual de los partidos irá un paso más allá de la vista en PS3 y Xbox 360. Así, cuando haya saques de banda o córners, no habrá cortes de la imagen, sino que veremos cómo un jugador acude, raudo, a sacar. En ese sentido, harán su debut los recogepelotas, que evitarán algunas de las caminatas que se daban los jugadores en la versión para la pasada generación. Asimismo, alrededor del campo, se podrá ver también a los dos entrenadores, al cuarto árbitro o a los jugadores que están calentando, ataviados con petos de entrenamiento. El sistema de cámaras también estará renovado. En consonancia con la mayor importancia del público, habrá una nueva perspectiva, más baja de lo habitual, que introducirá a la gente, parcialmente, en los partidos.

Dado que el juego intentará parecerse a las retransmisiones de televisión, las presentaciones y las repeticiones estarán más cuidadas. Así, las introducciones de los partidos, en las que se ve formar y saludarse a los dos equipos, se generarán en tiempo real, en vez de estar predefinidas. Antes, siempre eran iguales, pero, ahora, por ejemplo, en el modo Carrera, se adecuarán a si la estrella del equipo está jugando mal o a si un actor secundario está despuntando. En cuanto a las repeticiones y los vídeos, no sólo se mostrarán los goles y las

sustituciones, sino también situaciones como los regates más espectaculares o las entradas peligrosas. En el caso de los goles, además de haber una mayor variedad de cámaras y ángulos, también se mostrarán las reacciones del público o del portero recién batido.

Los estadios serán perfectamente reconocibles y, en algunos casos, estará recreada hasta su fachada exterior. Por ejemplo, veremos los aledaños del Camp Nou, el Santiago Bernabéu, San Siro, el Etihad Stadium o el Allianz Arena. En el tráiler que se mostró en la presentación, se veía incluso un detalle tan significativo como el lema de “This is Anfield” que corona el túnel de vestuarios del mítico estadio del Liverpool.

Los rostros de los futbolistas también estarán muy bien recreados. Todos los de los equipos de clase media-alta serán fácilmente reconocibles, aunque el modelado será prácticamente el mismo que en la versión del juego para PS3, 360 y PC. Eso sí, el grado de detalle será mayor.

Sin ceros adicionales en la nómina de modos de juego

Los modos de juego de la versión de nueva generación de FIFA 14 serán una traslación directa de los de la pasada generación. No habrá novedades, pero la cantidad y la profundidad de todos ellos será enorme. En el modo Carrera, podremos experimentar la vida de un entrenador o de un jugador, con un completo sistema de fichajes e interacción con los jugadores de nuestra plantilla. En el modo online Temporadas, podremos ascender y descender a lo largo de diez divisiones, para que siempre juguemos contra gente de nuestro nivel. También destacará el modo Ultimate Team, donde deberemos construir un equipo a base de ganar partidos y obtener cromos de futbolistas. Tampoco faltarán a la cita los adictivos Juegos de Habilidad, inspirados en diversos ejercicios de entrenamiento, para que nos piquemos por obtener los mejores récords. Por supuesto, se mantendrán todas las licencias, como las de España, Inglaterra, Italia, Alemania, Francia, Argentina… Si ya habéis jugado a la versión de PS3, 360 y PC, nada os pillará de nuevas.

Conviene destacar la existencia de Ultimate Team Legends, una exclusividad de Xbox One y Xbox 360. Se trata de un contenido adicional que aparecerá en forma de objetos raros dentro del modo FUT, en diferentes semanas. En total, habrá 42 jugadores legendarios, como Pelé, Bergkamp, Cannavaro, Hierro, Futre, Gullit, Hagi, Lineker, Maldini, Shevchenko, Van Basten, Weah y muchos otros. Los últimos tres que se han anunciado son Figo, Romario y Nedved. Sin duda, los más apasionados del fútbol beberán los vientos por encontrarse esos cromos en el modo Ultimate. Además, los que hayan aprovechado la oferta de reserva de la consola de Microsoft, podrán llevarse el juego de forma gratuita, en versión digital.

Hay que destacar que Electronic Arts ha establecido una oferta para obtener la versión para nueva generación si ya se tiene la “antigua”. Así, en ciertos establecimientos, entregando la copia de PS3 o Xbox 360 y pagando 14,95 euros, se podrá obtener la versión de PS4 o la de Xbox One. Además, se podrán transferir los progresos del Virtual Pro, el modo Temporadas y el modo Ultimate Team, así como los objetos comprados y las monedas obtenidas. Por desgracia, no se podrá trasladar el progreso del modo Carrera, según confirmó Nick Channon en la presentación del título.

Tras nuestra segunda toma de contacto con el juego (la primera fue en la Gamescom, donde también pudimos entrevistar al productor Sebastián Enrique), las sensaciones con el FIFA 14 de nueva generación son excelentes. Mantendrá lo mejor de PlayStation 3, 360 y PC, que es la jugabilidad, pero lo envolverá con una estética renovada a golpe de Ignite Engine. La apertura del estadio deportivo de PlayStation 4 y Xbox One estará en buenos pies.

Lecturas recomendadas