Reportaje

Avance de PES 2017 para PS4, Xbox One y PC

Por Rafael Aznar
-

Hemos visto un avance de PES 2017 y parece evidente que la saga de Konami continúa la galopada que inició al dar el salto a PS4 y Xbox One hace dos años y que consolidó la temporada pasada. Konami sabe que, en el fútbol, hay mercado, y Pro Evolution Soccer ha vuelto para quedarse.

El primer avance de PES 2017 nos ha servido para hacernos ya una idea clara de por dónde irán sus tiros a puerta. El fin de semana pasado, aprovechando la celebración de la final de la Liga de Campeones entre Real Madrid y Atlético de Madrid, Konami realizó la presentación oficial del juego en Milán, y estuvimos allí para conocer sus novedades de la mano de Adam Bhatti, mánager de producto, y probar una demo con cuatro equipos (Atlético, Arsenal, Alemania y Francia) que, presumiblemente, será la que esté disponible en el E3 2016.

Tras más de un lustro renqueando por los terrenos de juego de PS3 y Xbox 360, el estudio de desarrollo se tomó el salto a PS4 y Xbox One con calma y buenos alimentos. Tanto es así que, en 2014, cuando los dos estadios acababan de abrir sus puertas, decidió posponer su debut un año, aprovechando para hacerle la pretemporada al Fox Engine en la generación anterior (a costa de recortar bastantes contenidos), pero perdiendo la ocasión de hacer una versión para las nuevas consolas. Sin embargo, visto con perspectiva, el paso atrás para coger carrerilla se ha demostrado como un acierto.

El mercado de los simuladores futbolísticos es muy peculiar, hasta el punto de ser el único al que Konami ha decidido seguir apegada dentro del desarrollo de videojuegos tradicionales. Desde hace casi una década, EA Sports ha sido la dominadora indiscutible, y las cifras de FIFA 16 así lo demuestran: 15,06 millones de copias físicas a día de hoy, frente a 1,38 millones de Pro Evolution Soccer 2016. Sin embargo, en cuanto a calidad, las dos sagas vienen en tendencias opuestas: una, estancada; la otra, en progresión ascendente. Esto explica que, pese a la abismal diferencia en ventas y a lo parejas que están en cuanto a calidad (como ya expresamos en nuestros análisis), las críticas fueran más favorables al juego de Konami. En Metacritic, este último tiene un 87 y un 85 en sus versiones para PS4 y Xbox One, por un 82 y un 84 de las de su oponente. La resurrección definitiva de la saga fue tan bienvenida que hasta igualó a NBA 2K16, el mejor juego deportivo con diferencia si se atiende a su jugabilidad, sus gráficos, su cantidad de contenido y sus innovaciones (87 y 85, respectivamente).

En este cambio de tendencia, seguramente, ha tenido mucho que ver la apertura de una división occidental del PES Team en Windsor (Inglaterra). El estudio de Tokio es el que sigue llevando la batuta del desarrollo, pero parece claro que los responsables del Viejo Continente, más dedicados a tareas de marketing y relación con los fans, han sabido tomar nota de las opiniones de la comunidad y aplicar muy bien los efectos correctores convenientes, algo a lo que muchos desarrolladores japoneses no están acostumbrados.

Controlando la realidad

‘Ama el pasado y juega el futuro’ fue el lema del año pasado, con motivo del vigésimo aniversario de la saga. En esta ocasión, se ha optado por mirar al presente para plasmar una filosofía que ya tiene entidad por sí misma: ‘Controla la realidad’. Con Pro Evolution Soccer 2017, ya no necesitamos decir aquello de que “es la mejor entrega desde PES 6”, porque la entrega del año pasado ya significó la luz al final del kilométrico túnel y lo que vamos a ver es su evolución directa. En la presentación a la que asistimos, sólo se habló de las innovaciones jugables y técnicas, que pudimos corroborar con la demo, muy pulida para lo preliminares que suelen ser estas versiones a tantos meses vista (es de esperar que la fecha de lanzamiento se fije en la segunda quincena de septiembre, como de costumbre). Para conocer detalles de los modos y de las opciones generales, habrá que esperar al E3.

El control seguirá la satisfactoria línea del año pasado, pero con pulimentos en dos campos principales. Por un lado, se han rehecho las recepciones al primer toque, en función de la posición desde la que reciba el jugador, su propia destreza y la física del balón, algo que se podrá aprovechar, por ejemplo, para superar con facilidad la marca de un rival. Por otro lado, los pases serán más precisos, gracias al toque de los jugadores y al movimiento de la pelota. Combinados, esos dos elementos redefinirán el ritmo de juego.

Tras haber jugado más de diez partidos a la demo, podemos corroborar que es así: en general, el ritmo es más lento, y los pases al hueco no salen con tanta facilidad como el año pasado (a priori, nos gustaba más el sistema ágil de antes, pero habrá que esperar a ver el resultado final). Además, los rebotes, bastante verídicos, tienen una gran incidencia. Algo que nos ha encantado son las disputas aéreas, que resultan más orgánicas que nunca, así como los lanzamientos de falta, que cogen puerta con bastante facilidad. Del mismo modo, los remates siguen siendo bastante espectaculares y no es raro ver chilenas o escorzos de lo más plásticos. Lo mismo sucede con los regates, que permiten driblar a un contrario en una baldosa.

Uno de los mayores problemas de la anterior entrega fueron los porteros, que solían zamparse de buena gana los tiros desde la frontal del área. El PES Team ha puesto un gran empeño para ampliar sus movimientos y sus animaciones, de modo que sus reacciones serán más instantáneas y se levantarán de inmediato tras un vuelo. En la demo, vimos alguna que otra cantada, pero confiamos en que la versión final estará bien afinada.

Otros cambios jugables tendrán un cariz más táctico. Por un lado, gracias al llamado control total del equipo, podremos cambiar la mentalidad de los jugadores y, por ejemplo, enviar al portero al ataque a la desesperada. Por otro lado, gracias a las instrucciones avanzadas, podremos elegir dos estrategias predeterminadas para aplicarlas en pleno partido, como juego de toque o presión asfixiante. Finalmente, podremos elegir cómo defender y atacar en los saques de esquina, ya sea con marcajes al hombre, por zona o, incluso, usando la estrategia del ‘tren’ para poner a todos los atacantes en fila india.

Adam Bhatti hizo mucho hincapié en la mejora de la IA, hasta el punto de considerar que “cambiará los juegos deportivos para siempre”. En ese sentido, los rivales aprenderán nuestra forma de jugar y se adaptarán a ello. Por ejemplo, esto significa que, si jugamos con el Real Madrid y le damos continuamente el balón a Cristiano Ronaldo para galopar por la banda, el equipo rival lo atará más en corto.

Un césped más regado y puesto al día

Gracias al trabajo acumulado de varios años, Pro Evolution Soccer 2017 sacará el máximo partido al Fox Engine, el famoso motor de Konami. Por lo que hemos podido ver, los jugadores lucirán un poco más realistas, gracias a unas texturas más definidas de la piel, lo que incluirá sudor dinámico, y a una mayor expresividad. Según comentó Adam Bhatti, también se han aplicado mejoras en la lluvia, la iluminación, el público o los estadios. En ese sentido, en la demo, sólo había un campo genérico, pero esperamos que, en la versión final, haya un mayor número de recintos que en las anteriores entregas. Hay que recordar que habrá versiones para PS4 (la que pudimos probar en la presentación), Xbox One, PC, PS3 y 360.

Otro aspecto en el que Adam Bhatti incidió fue el de las actualizaciones de plantilla. El estudio es consciente de lo decepcionados que se sintieron los seguidores con la tardanza de las actualizaciones de plantillas de la anterior entrega, así que se comprometen a que los equipos estarán al día desde el momento del lanzamiento y a que, posteriormente, se actualizarán de forma semanal. De nuevo, como decíamos al principio de este avance de PES 2017, es en estos detalles donde más se nota la mano occidental.

El del año pasado ya era un excelente juego de fútbol, y parece que Konami ha hecho una buena pretemporada para poner a punto las piernas de su sucesor. A la espera de ver qué fichajes hay en cuanto a modos de juego o licencias, así como lo que ofrece FIFA 17, parece seguro que volverá a pelear por la Liga de Campeones virtual, aunque tenga que esperar hasta la tanda de penaltis para levantar el ansiado trofeo.

Lecturas recomendadas