Reportaje

Avance de SimCity para PC

Por Jorge S. Fernández
-

Hemos jugado la última Beta cerrada del simulador de Maxis y desde que se presentara en la Game Developers Conference del año pasado, ha sido objeto de numerosas especulaciones acerca de su lanzamiento. Éste ha sufrido pequeños retrasos hasta confirmarse para el próximo 5 de Marzo. 

Estábamos ansiosos por probarlo porque ¡¡ya está bien de tantos años sin tener un nuevo SimCity en condiciones!! Y aunque en esta ocasión Maxis ha ido más allá hasta cruzar su vieja fórmula de gestión con los Sims, vamos a ver si se han mantenido vivos los elementos que hacen de Simcity 5 (técnicamente ese es el número que le pertenece por estirpe) uno de los juegos más esperados del año por los peceros. 


Si olvidamos los flirteos que ha realizado SimCity con distintas versiones como DS e incluso iOS, su ausencia ha servido para que muchos, durante los últimos años, se hayan atrevido a cuestionar su reinado entregando el trono de los simuladores de ciudades a cosas como CityVille de Zynga, que causa furor en las redes sociales. Estaréis conmigo en que seguramente muchos de los que lo dicen no han jugado a un SimCity en su vida.

Pero ¿Qué nos puede ofrecer Maxis en esta nueva entrega que no haya ofrecido en las anteriores?

Un SimCity sostenible

Maxis ha querido con esta nueva entrega de SimCity subirse al carro de la sostenibilidad para concienciar a los más jóvenes. La polución es un problema del que ninguna gran ciudad del mundo se libra, y ahora en SimCity tenemos la posibilidad de evitarla.

Para que veáis lo en serio que se han tomado el tema, el director del documental Una verdad incómoda, David Guggenheim ha supervisado este apartado para dotarlo del mayor realismo posible. Así, tenemos a nuestra disposición numerosos indicadores que muestran los niveles de contaminación en el aire o el agua entre otras muchas variantes. En base a la dirección del viento debemos decidir dónde ubicar las zonas industriales para que éstas no provoquen un mayor gasto en sanidad.


Las partidas en SimCity son ahora más divertidas, los controles son intuitivos porque todo está dispuesto en la pantalla en el lugar que esperamos. El tiempo de aprendizaje para hacernos con las riendas de la ciudad es muy corto, lo que evita desistir en el intento y pasados 15 minutos de juego ya somos capaces de dirigir dos ciudades de manera simultánea. Y es que la facilidad con que se trazan los nuevos viales y se adjudican sus usos nos deja tiempo para pensar en el rumbo que queremos darle a la ciudad.

Uno de los problemas con los que siempre nos hemos topado en este tipo de juegos es la saturación de información que manejar. Pues bien, este nuevo SimCity está diseñado para que todo sea muy sencillo de coordinar, con información muy visual. Todo esto nos permite innovar mucho más rápidamente en el desarrollo de nuestra ciudad.

Multijugador en la ciudad

El aspecto multijugador y social de SimCity ya es una realidad. Podemos competir o cooperar con otros amigos por la prosperidad de una región. y una de las grandes novedades es compartir servicios de vital importancia con las ciudades vecinas: Electricidad, recogida de basuras, bomberos o asistencia sanitaria entre otros.

Por ejemplo, si basamos la riqueza de nuestra ciudad en la minería, toda la polución que ésta genere afectará a las demás ciudades de la región, aumentando de esta manera su gasto sanitario de forma dramática. A esto se le llaman en SimCity daños colaterales. Eso sí, por suerte también podemos usar estas opciones en contra de los otros jugadores y si no somos solidarios con los demás, les obligaremos a acudir a los mercados para comprar suministros.


Este mercado ahora es global y pueden participar todos los usuarios de SimCity a nivel mundial, por lo que habrá grandes fluctuación en los precio de los recursoss. Mención aparte merece otra nueva característica multijugador de SimCity: Citylog es una herramienta online que pretende reunir a todos los jugadores de SimCity alrededor del globo. Allí, podremos consultar los ránking con las mejores ciudades, entre las que podría estar la nuestra.

También recibiremos actualizaciones y sugerencias basadas en amigos para que haya nuevos retos que superar diariamente.

Ciudades mucho más especializadas

En SimCity ahora podemos especializar el desarrollo de nuestra ciudad, dependiendo de los recursos que el entorno nos brinde. Así, podremos hacernos cargo de regir desde una ciudad minera hasta un vivero de empresas tecnológicas e investigación o, ahora que está tan de moda, una meca del juego a lo EurovegasSimCity dispone de las herramientas necesarias para saber si la región que habitamos es idónea para una determinada especialización.


Hasta tal punto influye en SimCity esta especialización que el aspecto y nivel de los nuevos edificios que se construyan en tu ciudad estarán directamente relacionados con la especialidad elegida. Cuanto más clase alta haga falta (de ciudadanos) para mantener esa especialización, más espectacular y moderna será tu ciudad. En cambio, si eliges un modelo minero (adorables son las ciudades mineras), tu desarrollo urbano no tendrá mucho de especial en sus construcciones, que estarán enfocadas básicamente al alojamiento de la mano de obra.


Ahora en SimCity, también,  podemos colaborar con ciudades vecinas en el desarrollo de grandes obras. Estas giran en torno a grandes proyectos como por ejemplo aeropuertos internacionales o lanzaderas espaciales. Realizar estas obras supondrán un desembolso faraónico para nuestras arcas, por ello es mejor desarrollarlos en colaboración con las demás ciudades de la región. De esta forma todas estas ciudades se verán beneficiadas de estos proyectos en común.

SimCity y los Sims se mezclan más

Sí, lo sabemos, a los que nos gusta diseñar ciudades el tema de los Sims la verdad es que se nos escapa un poco, pero a Maxis le ha ido bien eso de cruzar unas sagas con otras, por lo que no dejan de ser daños colaterales que no está mal padecerlos de vez en cuando. De este modo, podremos saber en cada momento qué piensa cada uno de los miles de Sims que habitan de nuestra ciudad, incluso seguirlos en su itinerario diario de casa al trabajo, o al casino.


Es tan minucioso este seguimiento que podremos permitirnos el lujo de proponer mejoras para la ciudad al estilo de las asociaciones vecinales, pero sin un Antonio Recio (mayorista, no limpio pescado) de por medio.

Gráficamente a la altura del PC

El motor Glassbox que está detrás de SimCity nos muestra unas ciudades modernas, con una iluminación real y una arquitectura que luce de maravilla. Glassbox representa el terreno de manera espectacular, el mar refleja el sol y todos los edificios proyectan hermosas sombras al atardecer. Ahora el tráfico rodado se comporta como en la vida real, veremos formarse atascos de una manera natural o un comportamiento de paseantes de lo más variado según sea su destino.

Todo esto nos hace pensar hasta qué punto este nuevo motor gráfico es capaz de mover a la vez tantos miles de elementos con vida propia. Es, precisamente, este detalle el que dota a este SimCity de una grandeza inesperada. Ya era hora de que Maxis nos trajera (tras 8 años de inanición) un SimCity 100% SimCity que aprovechara la evolución grafica del PC.


Veremos cómo respira su versión final, pero todo apunta a un nuevo superventas y clásico del género... a pesar de los Sims.

Lecturas recomendadas