Reportaje

Avance de Tomb Raider para PS3 y 360

Por Alberto Lloret
-

La icónica arqueóloga Lara Croft, en otro tiempo viva imagen de la aventura en consola, está a punto de regresar a la “gran pantalla” tras más de 4 años de descanso… y lo hará con un título que ilustrará el doloroso nacimiento del mito.

En 2008, hace ya 4 lejanos años, pudimos disfrutar de Underworld, el último Tomb Raider en consola, un título que con la batuta de Crystal Dynamics ofreció algunos destellos de calidad, pero sin llegar a superar la laureada herencia de la que procedía. Por eso, Crystal Dynamics optó por la decisión más sabia: dedicar el tiempo necesario para reimaginar la serie y ofrecer algo nuevo. Y nosotros ya lo hemos podido jugar…

Este nuevo Tomb Raider, o “reinicio” como lo llaman algunos, nos contará el verdadero origen de la heroína, un penoso camino de sufrimiento y dolor que transformó a Lara en la máquina sobrehumana que todos conocemos, pero que para llegar hasta ahí tuvo que superar traumáticas experiencias, como matar a un ser humano por primera vez. Todo esto, y mucho más, es lo que nos espera en este nuevo Tomb Raider.

La aventura comenzará con una veinteañera e inexperta Lara embarcada en el “Endurance” (en castellano “resistencia”, ¿una cruel broma sobre lo que nos espera?) con un destino: el triángulo del Dragón, una isla japonesa donde la leyenda dice que existen grandes tesoros relacionados con la leyenda de una emperatriz nipona. Pero, como si deel triángulo de las Bermudas se tratara, la isla tiene algún extraño poder para hundir todos los navíos que se acercan…

Ya en propia intro asistiremos al hundimiento del Endurance y la llegada de Lara a la isla, aunque la alegría de sobrevivir la durará poco: antes de poder reunirse con el resto de supervivientes, una extraña sombra la golpea y se la lleva a rastras para colgarla del techo de una cueva en un extraño saco, en una escena que todos hemos visto trailers anteriores y que nos invita a superar el primer “puzzle”…

Y es que, a lo largo de la beta que pudimos jugar, y por lo que pudimos hablar con la Community Manager de Tomb Raider, la bellísima Meagan Marie, los puzzles van a ser uno de los elementos centrales de la aventura. No serán tan complicados como en los primeros Tomb Raider de PC y PSone, si no algo más orgánico que jugará con la física y que tendrá solución lógica. Hemos visto ya algunos ejemplos que juegan con poleas y cajones, con fuego y gas… aunque no podemos entrar a detallar mecánicas.

La huída de la cueva también es conocida por trailers anteriores, donde hay momentos de tensión, Quick Time Events para resolver un forcejeo con otro superviviente de actitud sospechosa o incluso zonas en las que debemos machacar los gatillos o botones para escapar de una galería que se derrumba o extraernos una punta metálica que nos atraviesa el cuerpo. Cabe destacar que todo ello con una puesta en escena espectacular y unos cercanos encuadres de cámara que lo hacen más espectacular y que, en ocasiones, recuerdan a ciertos pasajes de la saga Uncharted.

Una vez fuera de la cueva, comienza la verdera aventura. Una aventura que seguirá fiel a la esencia de la saga y ofrecerá acción y plataformas, pero con nuevos elementos. Sola y herida, Lara tendrá que buscar a otros supervivientes, pero también tendrá que buscarse la vida para sobrevivir. Así, la aventura nos irá proponiendo objetivos a cumplir que, en pantalla, se mostrarán con un icono en forma de diamante para indicar su ubicación. Pulsa L1/LB y nuestro instinto remarcará esa zona y los objetos que sean de interés, con un intenso amarillo.

En estos primeros compases, aprender a cazar es uno de nuestros primeros objetivos, y tras conseguir un arco de un cadaver, tendremos numerosas especies para abatir (ciervos, pájaros, conejos…) con un manejo conocido: L2/LT para apuntar y R2/RT para tensar la cuerda y disparar. No habrá una barra de estamina o resistencia que nos obligue a comer cada poco, ni una gestión de la comida al estilo MGS3 Snake Eater. Es más: cazar solo será obligatorio la primera vez, por exigencias del guión…

Entonces, ¿para que valdrá la caza? Pues tendrá un doble uso. Por cada pieza cazada obtendremos XP o experiencia, que ayudará a que Lara “suba de nivel” y pueda aprender nuevas habilidades. Sí: Lara mejorará a lo largo de la aventura pero con un sistema más lógico, trabajado y menos vergonzoso que el del Angel de la Oscuridad, con su famoso “he empujado una caja, me siento más fuerte”.

Al cazar presas, abatir enemigos con sigilo, resolver los puzzles o superar ciertos retos de la historia, Lara ganará XP e irá rellenando un indicador. No habrá niveles como tal, pero al rellenar este indicador por completo, obtendremos un punto de habilidad que podremos usar para evolucionar a Lara en tres campos: Supervivencia, Caza y Lucha. Cada una de estas 3 ramas presentará varios niveles con habilidades distintas por nivel (para subir de nivel habrá que desbloquear X habilidades en cada rama).

El primer nivel, llamado Novata, presentará 24 habilidades entre las 3 ramas, y nos permiterá mejorar áreas como la destreza con las armas o para recuperar flechas de los cuerpos, la agilidad, el saqueo de cuerpos o incluso poder acarrear más munición. Incluso podremos aprender nuevos ataques cuerpo a cuerpo, como pulsar dos veces Triángulo o Y para ejecutar un remate con una piedra.

El otro propósito de la caza es obtener restos. Los animales serán una fuente de restos, aunque también estarán en cajas, redes y otros elementos y que serán “la moneda de cambio” para mejorar nuestro equipo. Y es que prácticamente podremos mejorar todo lo que llevamos encima: reforzar las empuñaduras del arco o la cuerda para mejorar su potencia, ampliar el cargador de la pistola, reforzar el mango de nuestro pico para que tenga otros usos…

Cada mejora tendrá un coste variable de restos, por lo que tendremos que buscar por los entornos todo lo que sea aprovechable. De hecho,  algunas mejoras solo se desbloquearán al abrir determinadas cajas y algunas incluso tendrán también diferentes niveles. Y es que, aunque habrá solo 4 armas básicas (pistola, rifle, escopeta y arco), habrá un montón de modificaciones y encontrarlas todas no será fácil.

Otras cosas que pudimos ver y probar en nuestro primer contacto han sido la enorme cantidad de coleccionables que habrá diseminados por los escenarios: diarios, reliquias japonesas (máscaras Noh, abanicos de la época Edo, monedas…), información de GPS o incluso desafíos de destrucción, como romper tótems/amuletos colgados en cualquier parte. Además, muchos los iremos viendo mientras que avanzamos, pero no podremos alcanzarlos hasta que tengamos las habilidades o ítems necesarios.

Ahí es donde entrarán en juego los campamentos, que serán como pequeños puntos de control desde los que podremos gastar los puntos de habilidad conseguidos o gastar los restos en mejorar las armas y, además, nos permitirán viajar rápidamente entre unas y otras zonas del juego. Como ya se ha dicho con anterioridad, Tomb Raider no será un enorme mundo abierto, si no zonas más o menos abiertas interconectadas (alguna lineal habrá también) a las que podremos volver a través de los campamentos.

Tampoco podemos olvidar otro interesante y novedoso elemento: las tumbas opcionales. Según exploramos el mundo encontraremos grutas, cavernas y otros escondrijos que pueden albergar tesoros o mejoras ocultas. Algunas podremos encontrarlas gracias a los grabados y dibujos que veremos en el escenario, aunque no todas serán muy evidentes. En ellas, por lo que hemos visto, también nos esperan más puzzles… aunque no tienen porqué ser tan sencillos como los obligatorios de la historia.

Del mismo modo, tampoco podemos pasar por alto otro elemento: la isla estará poblada de mercenarios enemigos cuyo papel en la isla aún no está muy claro, ¿quizá busquen algo? Contra ellos podremos usar la acción directa (Lara adoptará una posición agachada para ocultarse tras paredes y cajas) y el sigilo. Y tranquilos, que estas escaramuzas tendrán lugar en todo tipo de entornos: desde un enorme caserón de la época Edo a bases de comunicaciones abandonadas, un detalle que dará variedad a la aventura.

Variedad y calidad, porque lo que hemos visto nos ha convencido muy gratamente: escenarios muy sólidos y detallados, una Lara muy bien animada y modelada que mostrará los daños y la suciedad que va acumulando a lo largo de la aventura, un soberbio doblaje en inglés (llegará doblado al castellano) y un montón de detalles aquí y allá que harán de este título uno de los más vistosos estandartes de la última hornada de grandes juegos de la actual generación.

Eso sí, los que esperen encontrar un nuevo Uncharted, que se olviden: ambos tendrán acción, plataformas y puzzles, sí, pero la historia de Lara será más dura y adulta y con suficientes elementos diferenciadores, como los que aquí hemos indicado. Sin duda alguna, una aventura que promete conquistar tanto a los fans de la Lara clásica con sus nuevas ideas como a los amantes de las aventuras en general. Sin duda, uno de los juegos "gordos" del primer trimestre de 2013...

Lecturas recomendadas