Disembodied: Un caballero decapitado, semifinalista de los Premios PlayStation

Una epicómica aventura de acción”. Así definen en Berlin By Ten a su ópera prima, en la que encarnaremos al esqueleto que debe cargar con la calavera del lenguaraz Yorick Evergrim, otrora Señor del Inframundo, decapitado a manos de su antiguo lugarteniente, el ambicioso Claudio. Sí, los nombres de ambos personajes hacen referencia a sendos personajes de Hamlet, aunque la influencia más evidente es la del mítico MediEvil de los desaparecidos SCE Cambridge. Disembodied es el tercero de los cuatro proyectos nacidos en las aulas de los Master de videojuegos de U-tad que competirá en los Premios PlayStation 2017, junto a Greyfall The Endless Dungeon y Element 0.

 

En anteriores Diarios de Desarrollo os hemos ido describiendo las principales señas de identidad de Disembodied, un proyecto que ha pasado por diferentes fases. En un principio la idea era centrar la cámara únicamente en Yorick, de tal manera que el juego alternaría la vista en tercera persona (cuando esqueleto y cráneo estuvieran juntos), por una en primera persona cuando tuviéramos que dejar la calavera en el suelo.

En el Inframundo de Disembodied reina el humor y los tonos rojizos.

Tras diversas pruebas, el equipo decidió mantener la vista en tercera persona en todo momento, para evitar problemas con la cámara de juego y potenciar aun más combates. Y es que Yorick no es más que una sombra de lo que fue. Es el esqueleto, en manos del jugador, el que deberá mantenerle a salvo, protegiéndole del resto de habitantes del Inframundo, ansiosos por vengarse del antiguo tirano.

Ojo a la pancarta de atrás. Yorick no es muy querido en el Inframundo. Se lo ganó a pulso.

Solo tenemos dos manos, por lo que en algunos momentos tendremos que dejar a Yorick en el suelo para empujar bloques o utilizar armas que requieran ambos brazos. Unos instantes que nuestros enemigos aprovecharán para apalizar a Yorick, en una aventura que combina acción, plataformas y puzles.

El esqueleto no tiene carne, pero tampoco bolsillos. Por lo tanto tendremos que ir recogiendo las armas que encontraremos dispersas por los escenarios, o aquellas que dejarán nuestros enemigos al morir. Estas además, se irán quebrando con el uso, al estilo de la última entrega de The Legend of Zelda. Cada gatillo del mando controlará una de las dos manos del esqueleto, así que nos tendremos que acostumbrar a cambiarnos la calavera de mano mientras usamos una espada, una maza o una antorcha.

¿Qué es eso que asoma al fondo? ¿Será la fortaleza de Claudio?

Por si ejercer de niñera de un cráneo parlante no fuera suficiente, las armas que podremos utilizar están divididas en tres clases (Slash, Smash y Pierce) y cada una de ellas solo será efectiva con una clase de enemigo, cada una dotada de un comportamiento distinto. Algunos se dedicarán a lanzarnos flechas o bombas desde la distancia, otros nos atacarán con estacas y espadas y algunos directamente intentarán “robarnos” a Yorick.

Afortunadamente la calavera conserva algunas de las habilidades que le convirtieron en el Señor del Inframundo, y podremos recurrir a ellas cuando nos veamos superados por las hordas infernales. Yorick es capaz de paralizar y asustar a los enemigos e incluso de controlar la mente de algunos para que se enfrenten a sus camaradas.

En el Inframundo no hay muchas diversiones. Solo la pizza con piña y jugar al tejo.

Disembodied presenta un acabado gráfico realmente notable, que no tiene nada que envidiar a muchas de las producciones indies que desembarcan todas las semanas en PlayStation Store, pero si en algo destaca respecto a los otros tres proyectos nacidos de los Master 2016/17 de U-tad es por su sentido del humor. Este no solo está presente en los ácidos y constantes comentarios de la calavera, sino en el propio diseño de los escenarios, que nos muestran la predilección de los trolls por la pizza con piña, por solo citar un ejemplo.

Yorick, el derrocado señor del Inframundo, en toda su gloria.

Llevamos años pidiéndole a Sony CE una secuela de MediEvil. Va a ser difícil que volvamos a ver en acción a Sir Daniel Fortesque, pero Yorick Evergrim sería un más que digno sucesor. Osamenta y actitud no le faltan, desde luego.

Hobby Consolas para U-tad