Reportaje

E3 2012: nuevos detalles de Beyond

Por Daniel Quesada
-

Ellen Page será la estrella del nuevo juego de Quantic Dream, pero también lo serán su historia y su particular sistema de control. ¿Nos acompañáis en una primera partida con Beyond: Two Souls?

Desde que se anunció en la conferencia de Sony, todo el mundo está hablando de Beyond: Two Souls, el nuevo título de Quantic Dream, con el inimitable David Cage a la cabeza. Hasta ahora, sólo habíamos visto una impactante secuencia, pero ya hemos podido ver a puerta cerrada varios minutos de juego real.

El primer acto de la demo tenía lugar en un tren, donde Jodie (la protagonista) está dormida. Como ya se mostró en la conferencia, la joven tiene un "amigo" invisible, un ente paranormal llamado Aiden. Podremos controlarlo en determinados momentos para ayudar a Jodie. Esas secciones se jugarán en vista subjetiva y siempre veremos un destello a modo de "cordón umbilical" entre Jodie y nosotros. Las capacidades de Aidan incluyen volar (controlaremos su dirección basculando el Sixaxis) y atravesar cualquier objeto.

Pero lo más interesante es que podremos empujar los objetos, lo que los demás personajes percibirán como un poltergeist en toda regla. Así, en este tramo del tren nos tocará empujar una maleta para despertar a Jodie, pues unos agentes vienen a detenerla. En ese momento pasaremos a controlar a la muchacha, en una frenética persecución por los vagones del ferrocarril. Cuando manejemos a Judie, el control será en tercera persona e incluirá numerosos Quick Time Events similares a los de Heavy Rain. De hecho, los iconos serñán iguales que en aquel juego y volverán a estar muy relacionados con la acción a ejecutar: un cuarto de círculo para mover el pomo de una puerta, alternar los gatillos para dar pasos en ciertos momentos...

La persecución alcanza su cénit cuando Jodie trepa hasta el techo del ferrocarril. En ese momento tendremos que moverla con el stick mientras la cámara toma unos trepidantes planos cenitales y los agentes nos pisan los talones. Pero tranquilos, conseguiremos saltar del tren, lo que hará que Jodie pierda su chaqueta y acabe con el pelo y la cara hechos unos zorros.

A partir de ahí tocará huir a través del bosque mientras la policía nos asedia. Habrá que moverse por puro instinto, pues la oscuridad de la noche y la lluvia nos dificultarán la visión y la cámara no dejará de agitarse, imitando el pulso real de una persona que nos estuviera siguiendo. En esta parte resulta especialmente llamativo el sistema de animación de Beyond. Según el propio David Cage, los personajes pueden estar ejecutando una veintena de animaciones (independientes para cada parte del cuerpo) de forma simultánea: así, Jodie no parará de mirar a los lados a la vez que se tapa las heridas y corre colina abajo, sin que dejemos de ser nosotros los que marcamos la dirección a seguir con el stick. Creednos si decimos que es lo más parecido a una imagen real que hemos visto nunca en un videojuego.

En el siguiente acto volveremos a controlar a Aiden y descubriremos otra de sus habilidades: poseer a las personas. En concreto, nos tocará meternos en el cuerpo de un policía para estrellar un coche patrulla y distraer a otros agentes, lo que servirá para que Jodie escape. No podremos poseer a todo el mundo, sino a las personas que percibamos con un aura naranja. Además, si otra persona toca a la persona poseída, Aidan será expulsado de su cuerpo.

Vuelta a controlar a Jodie, que irá montada en una moto mientras un helicóptero la persigue. Aceleraremos con un gatillo y giraremos con el Sixaxis, todo ello mientras la cámara va mostrando los ángulos más cinematográficos. Al final, Jodie se ve atrapada frente a un control policial al final de un puente. Eso servirá para ver otro poder: la chica se lanza en barrena contra los polis y, cuando van a dispararle, Aiden despliega un escudo que repele las balas.

Una última parte colocará a Jodie en una difícil situación: los policías la tienen sitiada, así que tocará a Aiden poseer a un agente para que dispare a sus compañeros. El colofón final llegará cuando Aiden haga saltar por los aires los coches patrulla y todo explota alrededor.

Pero no penséis que todo va a ser acción. David Cage ha dejado claro que estos momentos más adrenalínicos serán sólo una parte del total (pero que los han elegido para mostrarlos porque lucen más en el E3) y que, de hecho, todas estas secuencias se pueden resolver de formas muy diferentes y dar pie a nuevas tramas. Así, por ejemplo, Jodie puede ser detenida por los agentes durante la persecución. La historia se irá ramificando y se podrá dar pie a diferentes desenlaces, como sucedía en Heavy Rain.

Más allá del aspecto narrativo, destaca el increíble apartado gráfico. Nos han llamado la atención tres aspectos especialmente: la iluminaión, los efectos de agua (ver a Jodie correr empapada por el bosque es tremendamente verosímil) y los rostros, que tienen un nivel de detalle y una expresividad inauditos. Diríamos que están por encima de lo visto en L.A. Noire.

Aún queda mucho por descubrir en Beyond: Two Souls (pronto veréis en Hobbynews una entrevista con David Cage), pero lo que hemos visto ya nos basta para intuir una aventura inolvidable. Gracias otra vez por seguir vuestro propio camino, Quantic Dream.

Lecturas recomendadas