Reportaje

E3 2015: Impresiones de Mad Max

Por David Martínez
-

Mad Max saldrá a la venta el próximo mes de septiembre y nosotros hemos podido jugar nuestras primeras partidas en el E3 2015. A continuación, os contamos nuestras primeras impresiones de Mad Max, juego que comparte universo con Mad Max Fury Road aunque no se trata de una adaptación.  

Mad Max tampoco ha querido perderse el E3 2015. Nosotros hemos podido jugar dos demos diferentes en la versión de Xbox One, un total de 25 minutos a los mandos de Mad Max que nos permiten ofreceros nuestras primeras impresiones. La primera demo se llama Magnum Opus y se centra en el control de los coches. Mad Max conserva las mecánicas de un mundo abierto, aunque con la particularidad de que podremos combatir mientras conducimos, gracias a armas como un arpón, un lanzallamas, un lanzacohetes y una escopeta de cañones recortados. 

La explosiones en Mad Max son espectaculares, con coches en llamas que van dejando piezas por los escenarios. Estas piezas y otras especiales, como un nuevo chasis, podremos recogerlas cuando nos bajamos del coche. Además, con nosotros viaja otro personaje llamado John Bucket, que disparará las armas mientras conducimos o bien reparará nuestro coche cuando no estemos al volante. El coche estará formado por 18 tipos de piezas que podremos mejorar o cambiar sólo por estética.

Los vehículos enemigos también son bastante espectaculares, con una estética muy similar a Mad Max Fury Road y un control al volante muy bueno, con coches pesados que derrapan de forma exagerada y la posibilidad de utilizar nitro para maniobras más arriesgadas. Sin embargo, el control a pie nos ha parecido que está menos pulido. Los combates son similares a lo visto en la saga Batman Arkham, basados en golpear, contraatacar en el momento adecuado y realizar ejecuciones con los enemigos ya debilitados. Las misiones aleatorias de Mad Max potenciarán este aspecto, y es que la mayoría consisten en grupos que nos atacan y a los que tendremos que derrotar. Cuantos más enemigos derrotemos, más se reducirá el nivel de amenaza de Max. 

El segundo nivel de la demo consistía en un asalto a la fortaleza de Scrotus, el señor de la guerra que domina el yermo. Antes de atacar, podemos examinarla desde lejos con los prismáticos para localizar las torretas que la defiende y acabar con ellas usando el arpón del coche. Después, con el rifle de francotirador podremos destruir la barricada disparando a un bidón de gasolina, dejando así el camino libre para asaltar la fortaleza. Al igual que las persecuciones en coche, esta otra demo mantiene la misma estética decadente y oxidada de Mad Max Fury Road, con un montón de enemigos que se lanzan a por nosotros nada más entrar en la fortaleza. Eso sí, destacar que los enemigos se repiten y no se cuenta con el sistema de La Tierra Media Sombras de Mordor, aunque por momentos el juego recuerda mucho a la aventura de Talion. 

Los ataques finales son muy salvajes y si encadenamos varios golpes y contraataques, entramos en un modo furia que nos hace más fuertes y resistentes, siendo más fácil acabar con los enemigos con bates con claves y escudos. Además, Mad Max nos permitirá utilizar los escenarios para sacar ventaja de los combates, por ejemplo, para golpear la cabeza de un rival contra la pared. Mad Max nos ha dejado muy buena impresión, a falta de un control más pulido cuando vamos a pie y de que escuchemos partes más contundentes de la banda sonora dinámica, que por el momento se nos ha quedado algo corta. Mad Max saldrá a la venta el próximo 4 de septiembre y estará disponible para PS4, Xbox One y PC. 

Lecturas recomendadas