Detroit Become Human  Marcus
Reportaje

E3 2017 - Avance de Detroit Become Human, de Quantic Dream

Por Daniel Quesada
-

También en este E3 2017 queda claro que, entre el catálogo de lanzamientos futuros para PS4 destaca Detroit: Become Human, el nuevo juego de Quantic Dream y David Cage, creador de Heavy Rain. En esta ocasión viajamos hasta una futura ciudad de Detroit en la que los androides se encargan de la mayoría de las tareas de la sociedad, lo que ha llevado a una alta tasa de paro entre los humanos y a que ciertos androides se rebelen contra su destino.

A lo largo del juego controlaremos a tres personajes distintos y en esta ocasión nos ha tocado ver una partida con Marcus, el mismo androide que vimos en la conferencia de Sony del E3 2017. Hemos visitado la misma zona, pero de una manera más extendida: es de noche, está nevando y Marcus y su aliada llegan a una plaza comercial en la que hay una tienda de venta de androides.

Van a intentar liberar a los androides de esa tienda, pero hay un dron de la policía vigilando. Ese aspecto pone de relieve la ramificación en el desarrollo de la historia: si el dron nos ve haciendo algo sospechoso, la policía vendrá y tendremos que optar por enfrentarnos a ellos o escapar. En la demo, vimos cómo optan por huir, lo que lleva a una reprimenda hacia Marcus y la necesidad de continuar la revolución por otra vía.

La presentadora de la demo retrocedió hasta antes de ese punto para ver qué sucede si el dron no nos ve y conseguimos desactivarlo: en ese caso, podremos entrar en la tienda, despertar a los androides e iniciar una revolución en la plaza que sirva de mensaje a los humanos. En eta ocasión, podremos optar en numerosas ocasiones por seguir una vía pacifista (hackear objetos) o violenta (romperlos), lo cual afecta a un medidor de violencia, si bien no han explicado qué consecuencias puede tener a largo plazo.

La interfaz sigue el camino habitual de los juegos de Quantic Dream, pero con ligeros cambios. En ocasiones, hemos de pulsar secuencias complejas de botones (incluso pulsando 3 al mismo tiempo) o dirigir el stick en la dirección adecuada para abrir puertas o arrojar objetos. Esto es lo habitual, pero se han introducido unas rutinas de escaneo algo diferentes. Por ejemplo, podemos escanear un dron para calcular la ruta que seguirá y, por tanto, ver desde qué altura podemos atacarle. La pantalla muestra "hologramas" de nuestras posibles ubicaciones para que decidamos cuál adoptar. Todo esto se hace con la pantalla en pausa, por lo que podemos decidir con más calma qué hacer en cada caso.

En otras ocasiones habrá que decidir contra reloj, pero da la sensación de que la dinámica de decisiones es más parecida a Heavy Rain que a Beyond. Y eso, la verdad, nos ha gustado.

En cuanto al apartado técnico de Detroit Become Human, este se encuentra a una altura similar a Beyond, que ya era realmente alta. Destacan, como siempre, los modelados y animaciones faciales, además de efectos atmosféricos muy convincentes (con algún tironcillo de frame rate, pero nada grave). Queremos destacar la espectacular banda sonora, que se vuelve más y más épica a medida que se agrava la rebelión en la plaza. Muy emocionante.

Aún no hay fecha decidida para el lanzamiento de Detroit Become Human, pero parece que va tomando una forma sólida y atractiva. Habrá que comprobar a largo plazo hasta qué punto la historia cambia de verdad (uno de los aspectos más criticados de Beyond) y qué tal responde este nuevo interfaz, pero por ahora estos androides nos tienen conquistados... Metafóricamente. 

Recordad que estamos recopilando para vosotros la lista con todos los juegos del E3 2017.

Lecturas recomendadas