Reportaje

Far Cry Primal - Impresiones

Por Luis López Zamorano
-

Ya hemos jugado a Far Cry Primal y os hemos preparado este avance para que conozcáis qué impresiones nos ha dejado la nueva aventura de Ubisoft para PC, PS4 y Xbox One antes de su lanzamiento oficial.

El 23 de febrero Ubisoft dará una importante vuelta de tuercas a una de sus sagas más aclamadas con Far Cry Primal. Con esta aventura nos trasladarán hasta la era Mesolítica para que descubramos cómo era la vida de los primero hombres en poblar la Tierra y nosotros ya hemos podido dar buena cuenta de ello. La compañía nos ha dado la oportunidad de volver a jugar al título en su estado actual de beta pre-lanzamiento y hemos podido descubrir por primera vez algunas misiones principales de Far Cry Primal. En este avance os contaremos qué impresiones nos ha dejado esta primera toma de contacto con la campaña principal de la aventura ya que para nuestro primer avance de Far Cry Primal sólo pudimos jugar a varias misiones secundarias.

NOTA: Como no queremos contaros lo mismo una y otra vez, en este avance de Far Cry Primal nos centraremos más en los elementos nuevos que hemos podido ver durante nuestra nueva partida de Far Cry Primal y obviaremos otros que ya os contamos en el anterio avance y que siguen siendo iguales a día de hoy.

Hace mucho tiempo, en una Tierra muy, muy primitiva...

Durante nuestra partida pudimos jugar dos fases distintas de Far Cry Primal. Por un lado disfrutamos de las primeras horas de la aventura, mientras que por otro dimos un salto y jugamos en otra fase más avanzada, en torno a la mitad de la trama. Así, pudimos conocer mucho mejor a Takkar, el joven cazador que protagonizará Far Cry Primal y la historia que le rodea.

La historia de Far Cry Primal comenzará con Takkar saliendo de caza junto al resto de cazadores de la tribu Wenja. Esto nos permitió ver cómo será el sistema de lucha contra animales. Nada más comenzar a jugar tuvimos que vernos las caras con un mamut, más tarde os hablaremos sobre el sistema de combate y el aspecto técnico, ahora nos centraremos más en la historia, pero ya os adelantamos que la mejora con respecto a la anterior beta que probamos es notable.

Durante esta cacería Takkar y sus compañeros sufrían un ataque de un tigre dientes de sable que acababa con la vida de todos menos del protagonista de la aventura, nada que no supiésemos ya, haciendo que Takkar se encontrase solo en el mundo y a la deriva. Desde ese momento comienza una aventura de supervivencia y superación, y eso es lo que Far Cry Primal pretende ofrecernos.

Durante los siguientes instantes de nuestro gameplay de Far Cry Primal nos tocó dedicarnos a buscar otros miembros de la tribu Wenja, perdidos por el basto valle de Oros. Por supuesto, la tarea no era fácil ya que Oros estará plagado de peligros. Por un lado estarán todas las bestias salvajes que poblaban la Tierra durante el Mesolítico, que no dudarán en atacarnos, y por otro estarán las otras tribus que lucharán por el territorio, y es en ellas en las que queremos deternos.

La guerra por el valle de Oros

Far Cry Primal nos permitirá conocer cómo luchaban los primeros hombres por el dominio del territorio. El valle de Oros estará poblado por tres tribus: Los casi extintos Wenja, los Udam y los Izila. Durante nuestra partida pudimos conocer mejor cómo será cada uno de estos pueblos y sus líderes, profundizando más en las motivaciones de cada uno de ellos. Como de los Wenja ya os hemos hablado, pasaremos a entrar más en detalle sobre los Udam y los Izila.

Los Udam estarán liderados por el poderoso Ull. Esta tribu fue la que nos plantó cara durante las primeras horas de juego y vimos que, haciendo gala del clásico espíritu de la saga Far Cry, su lider no estaba muy cuerdo (ya os lo adelantamos en esta entrevista con el guionista de Far Cry Primal). Los Udam son caníbales y Ull vive obsesionado con la extinción de los Wenja. Así, sus miembros viajarán por todo Oros en busca de nuevas víctimas y será muy común encontrarse con pequeñas avanzadillas de Udam que intenten matarnos. Los Udam serán los primeros enemigos que conozcamos y en las primeras horas de Far Cry Primal nos tocará proteger nuestro pequeño poblado, aún en construcción, de ellos. No queremos destriparos ningún aspecto argumental, pero por lo que vivimos durante nuestra prueba del título parece que Ull dará mucho juego en la historia de esta aventura.

En cuanto a los Izila, nos llamó especialmente la atención su líder, la sacerdotisa Batari. Se trata de un personaje lleno de carisma con una arraigada obsesión por el fuego. Nosotros pudimos jugar una de las misiones principales en las que nos tocaba realizar un asalto al campamento principal de los Izila y pudimos ver cómo el fuego ganará protagonismo de nuevo en Far Cry Primal, algo que agradecemos ya que parecía haber perdido fuerza en las últimas entregas. Después hablaremos de ello, pero su uso dejará momentos realmente espectaculares.

Por supuesto, para hacer frente a unos enemigos tan duros como los Udam y los Izila, por no hablar de las bestias salvajes que estarán repartidas por todo Oros y que nos atacarán tanto desde tierra como desde el aire y el agua, Takkar tendrá que estar bien preparado y es ahí donde juegan un papel fundamente el campamento y el resto de la familia Wenja.

Creando al Señor de las Bestias

Una de las principales características de Far Cry Primal será la de crear un campamento desde cero en el que podremos mejorar los distintos aspectos del protagonista. Como ya hemos dicho, Takkar tendrá que reconstruir su pueblo e irá en busca de wenjas perdidos por todo Oros. Según consigamos que se unan nuevos miembros a nuestra tribu ganaremos puntos de experiencia y con ellos podremos mejorar nuestras habilidades. Por supuesto, para conseguir que lleguen nuevos Wenja tendremos que realizar misiones secundarias de todo tipo (asaltar campamentos enemigos para liberar presos, salvar a wenjas de ataques de otras tribus, escoltar compañeros desde un punto a otro de Oros...). A priori parece que habrá bastante variedad de misiones secundarias, por lo que no tiene pinta de que vayan a resultar muy repetitivas ya que algunas nos obligarán a atacar a lo loco y otras a usar más el sigilo.

Por otro lado, en el campamento también habrá “personajes especiales” que nos encargarán misiones para conseguir nuevas habilidades u objetos. De entre todos ellos queremos destacar al chamán, que nos enseñará a dominar a las bestias. A través de misiones secundarias en las que nos hará beber pócimas para tener alucinaciones (nosotros pudimos vivir una en la que volábamos junto a un búho para adiestrarlo) conseguiremos aprender a domar a animales cada vez más grandes y poderosos. Podremos domar a casi todas las bestias salvajes de Far Cry Primal para que nos acompañen en nuestros viajes, e incluso algunas de ellas, como los smilodons o las crías de mamuts, se dejarán montar.

Pero él no será el único aliado que nos ayudará a mejorar. Otros personajes nos premiarán con nuevas habilidades de combate, de construcción de armas o herramientas, de supervivencia... Así, podremos realizar misiones secundarias para ellos, como recolectar plantas, pieles de animales, etc, para que mejoren su cabaña en el poblado y nos obsequien desbloqueando nuevas habilidades en su respectivo árbol. Esto nos permitirá ser más fuertes y poderosos y poder afrontar los diferentes desafíos de Oros con mayor confianza.

Una experiencia prehistórica

Esta nueva toma de contacto con Far Cry Primal nos ha servido para ver la evolución técnica del título. En esta ocasión Ubisoft ha hecho los deberes y eso lo hemos notado especialmente en el aspecto visual. Si en nuestro anterior avance os contábamos que había algunos errores gráficos en el título que saltaban a la vista, ahora debemos alegrarnos porque la mayoría de ellos han sido solventados.

Por un lado, el agua ya no parece una masa brillante y uniforme y reacciona a la perfección al movimiento y a los reflejos. Por otro, al interactuar con las “mascotas” se ha solucionado aquel efecto en el que parecía que la mano de Takkar pasaba a centímetros del pelaje del animal. Ahora da gusto ver cómo los pelos de los osos, los jaguares, los lobos, etc, pasan entre los dedos del protagonista de Far Cry Primal. Además, el ciclo día-noche sigue resultando muy vistoso, ofreciendo unos efectos de luz muy llamativos (especialmente cuando el sol están bajo o en la noche, donde vemos brillar los ojos de las bestias que pueblan Oros) y en las visiones del chamán el apartado visual cambiará radicalmente ofreciendo gamas de color y efectos de lo más atractivos.

Por si esto fuera poco, la vuelta del fuego como uno de los elementos principales en Far Cry Primal da momentos muy espectaculares. Al portar un arma prendida con grasa de animal en una cueva o por la noche, hemos visto efectos de luz y sombras muy trabajados, y al prender fuego a elementos de los escenarios, éste se expandía de forma natural, ocasionando grandes incendios que llenarán todo de fuego y humo. Por desgracia, el apartado visual no termina de resultar perfecto. Si bien es cierto que esta vez no se ha producido downgrade como en otros juegos de Ubisoft, aún hay aspectos que pueden mejorar, al igual que en las mecánicas.

Ya hemos destacado en otras ocasiones que la eliminación de armas de fuego en Far Cry Primal nos parece un gran acierto. Aunque en principio puede tirar para atrás a los fans incondicionales de la saga, creednos, merecerá la pena darle una oportunidad. Por desgracia, esto nos lleva a que el combate cuerpo a cuerpo gana casi todo el protagonismo durante los enfrentamiento y ahí es donde más puede fallar este título, al menos en su estado actual.

Las animaciones de los personajes humanos resultan algo limitadas, las de los animales están muy trabajadas (se nota la experiencia de Ubisoft en este aspecto), y al empuñar un arma de corta distancia se basan simplemente en un movimiento de ataque rápido y otro de ataque potente. Además, las reacciones de los enemigos tampoco parecen muy logradas, incluso hay veces que al recibir un golpe ni se mueven. Por supuesto, aún queda tiempo para arreglar este aspecto, pero el título en general se movía con bastante solidez y daba sensación de estar muy cerca de llegar al fin de su proceso de desarrollo.

Por último, el apartado sonoro de Far Cry Primal sigue mostrándose a gran nivel. Ya os dijimos en el anterior avance que tanto la música como los sonidos del entorno ayudaban a sentirse dentro de Oros en todo momento y eso sigue intacto a día de hoy. No hemos notado una gran mejoría en este aspecto, pero lo cierto es que la anterior vez que jugamos al título ya estaba muy bien conseguido. Así que, Far Cry Primal promete brillar a gran nivel auditivamente hablando.

Conclusión

Far Cry Primal se encuentra ya en muy buen estado de forma. Las guerra entre las tres tribus promete darnos muy buenos momentos argumentales y tanto Ull como Batari rebosan carisma, especialmente la sacerdotisa (¡está como una cabra!). Además, el tener que realizar misiones secundarias para ampliar el poblado y mejorar las habilidades y el equipo de Takkar promete aportar variedad a las mecánicas del título.

El aspecto técnico, aunque con cosas por mejorar como las reacciones de los personajes en los combates, está bastante bien trabajado a día de hoy, ofreciendo grandes momentos visuales con el fuego y brillando en su apartado sonoro. Parece que Ubisoft ha tomado nota de sus errores pasados y está consiguiendo que Far Cry Primal mejore día a día. Estamos deseando poder jugar ya a la versión final de la aventura y comprobar si finalmente resulta tan buena como parece tras esta segunda toma de contacto.

Lecturas recomendadas