Reportaje

FICOMIC: avance fantástico de Bravely Default

Por Ricard Verges
-

Hemos tenido la oportunidad de probar el espectacular Bravely Default Flaying Fairy, ¡y esto es lo que nos ha parecido!

¡Por fin! Ya hemos probado Bravely Default Flying Fairy en el XVIII Salón del Manga de Barcelona. Fue en el día de ayer, exhausto después de una larga jornada de Cosplay y actividades que os hemos ofrecido aquí.  Así que, tras varios días de retraso, me acerqué al stand de Nintendo 3DS y allí estaba la demo de uno de los juego más esperados por todos los usuarios de la portátil de Nintendo. Y ahora sí lo puedo decir: Habemus Final Fantasy retro en 3DS. No te pierdas este avance de todas las bondades que nos ofrece el juego.

[brightcove:1813011578001]

Nada más empezar la partida, lo que parece ser un guarda o enviado personal del rey despierta a un joven de pelo gris en una posada. El primer impacto visual es brutal, porque todos los escenarios son pre-renderizados y dibujados a mano a cargo de Akihiko Yoshida. Así que lo más normal era quedarse quieto y contemplar maravillado el apartado artístico que ofrece Bravely Default Flying Fairy. Pero esto no termina aquí, ni mucho menos. Tras intercambiar perfecto japonés con otros inquilinos de la posada (mi nivel de japonés es tan básico que tendría que ir descifrando carácter a carácter lo que están diciendo) me dispongo a salir al exterior. Hacerlo no sólo implica seguir la aventura, implica enamorarse definitivamente de este juego.

El efecto 3D junto a los escenarios dibujados crea una de las mejores experiencias visuales que hayáis visto en mucho tiempo. Las ciudades son increíbles, bonitas y cuidadas al detalle (aunque le falte una pizca de definición) y los movimientos de los personajes y su integración con este tipo de escenarios es, como mínimo, perfecto. Además, el 3D de Bravely Default Flying Fairy juega con distintos niveles de profundidad, moviendo más o menos, los elementos que vemos por pantalla dependiendo de su distancia focal. En las batallas y mazmorras, este efecto también trabaja a las mil maravillas, ofreciendo la clásica vista lateral de una batalla por turnos como nunca antes se había visto. ¡Estoy maravillado! ¿No se nota?

Volviendo a la trama, aceptamos un encargo del Rey del poblado, y nos dirigimos al exterior de esta ciudad. Empiezan las batallas y los tutoriales para saber cómo se juega al título. El sistema es Final Fantasy total. Al lado izquierdo tenemos a los enemigos y al derecho, los aliados. Todo funciona por turnos y tenemos muchas opciones a la hora de realizar batallas. Si en la clásica saga de Square-Enix teníamos apenas cuatro comandos, en Bravely Default Flying Fairy tenemos nada más y nada menos que 8 (o más) tipos diferentes de comandos. El más básico que nos enseñan es una especie de aura que nos rodea y que nos permite golpear dos turnos seguidos, atendiendo a las consecuencias claro, porque luego será el enemigo quien golpeará dos o más veces. A este comando se le añade el de ataque simple, opciones de magia, objeto y otras que, siento decir, no he podido descubrir gracias al idioma. Sí que logré conseguir apoyo y defenderme, apareciendo el Mii de la consola sin que nada ocurriera. Algo muy extraño que me encantaría detallaros, pero me ha sido imposible.

Pero esto no queda aquí, porque hace dos días ya tuve la suerte de jugar a la demo japonesa del juego en una Nintendo 3DS de dicho país. Esa partida estaba ya más avanzada; me encontraba en una ciudad flotante y mecánica que no me permitían el acceso. Además, al salir al exterior, tenía la posibilidad de acceder a dos mazmorras donde los enemigos tenían vida cuasi infinita y yo, con cuatro aliados, no era capaz de derrotar. El juego se vuelve muy complicado si no desarrollamos correctamente a nuestros personajes. Al ganar las batallas obtenemos puntos de experiencia y puntos de oficio que servirán para desarrollar los Jobs de cada personaje. Los oficios de Bravely Default Flying Fairy se consiguen al derrotar a los jefes finales en las misiones principales y secundarias del juego.

A nivel sonoro me quito el sombrero ante el trabajo de Sound Horizon y más concretamente de Revo. Melodías épicas en las zonas más características del juego como son el mapamundi o las batallas. Todo es maravilloso, todo es perfecto para albergar uno de los mejores juegos de Nintendo 3DS. Sólo esperamos que su localización esté más cerca de lo que auguran las previsiones, que son ningunas.

Lecturas recomendadas