Reportaje

GAMEFEST: probado NeverDead

Por Sergio Gracia
-

Como ya os hemos contado, en GAMEFEST 2011 hay juegos para todo el mundo y de todos los tipos: shooters, deportes, carreras, plataformas, baile, lucha... un sin fin de títulos que proporcionarán a los visitantes de la feria unas cuantas horas de diversión. Y como decimos, hay muchos tipos de juego, y algunos tan raros como NeverDead.

¿Os acordáis de Plok, aquél juego de Super Nintendo en el que manejábamos a un pequeño personaje rojo y amarillo que usaba sus extremidades como armas arrojadizas con la misión de encontrar su bandera? Pues bien, se podría decir que NeverDead es la versión 'madura' de Plok (bueno, al menos en lo referente a las extremidades).

Nuestros enemigos son unos demonios de lo más extraño que no dudarán un momento en lanzarse a por nosotros y descuartizarnos, por suerte el protagonista es un tipo duro (y algo 'sobrenatural' también) que no se inmutará lo más mínimo al ver sus brazos, piernas y torso rodando por ahí, eso sí, perderá efectividad letal (hasta llegar al punto de ser completamente inútil). Lo bueno es que podremos recuperar nuestras extremidades, e incluso si lo preferimos arrancárnoslas para lanzárselas a los demonios.

Resulta bastante gracioso ver nuestra cabeza, únicamente con un brazo y una pierna pegados a ella, y disparar 'a boleo', ya que al rodar constantemente para desplazarnos no podremos apuntar. Algo destacable son también los escenarios destruibles, un caos que va muy a juego con el amasijo de brazos y piernas en el que podemos transformarnos.

Puede que NeverDead no sea el shooter definitivo, pero desde luego que resulta un soplo de aire fresco en un género un tanto saturado.

Lecturas recomendadas