Reportaje

La historia de Segata Sanshiro, el héroe de Sega

Por Álvaro Alonso
-

Cuenta la leyenda que en el año 1996 la humanidad conoció su hora más oscura. El Imperio alcanzó el summum tecnológico con la creación de una estación de juego diseñada para destruir al sexto planeta del sistema solar. Pero cuando todo parecía perdido, un viejo ermitaño, vestido con harapos, bajó de las montañas y se interpuso entre el ataque. Las viejas ropas carbonizadas revelaron una figura de un blanco deslumbrante: Segata Sanshiro, el héroe de Saturno, acababa de nacer.

¿Pero quién es Segata Sanshiro? ¿Está el hombre a la altura de la leyenda? ¿O es simplemente una invención de los medios? Conozcamos su historia para que podáis sacar vuestras propias conclusiones. Segata fue un devoto de Sega Saturn: decidió entregarse en cuerpo y alma a la búsqueda y castigo de todos aquellos que no jugasen a la conocida consola de Sega. Desde su residencia en lo más alto de una montaña, contemplaba a toda la humanidad y seguía un estricto entrenamiento que le llevó a convertirse en un maestro de artes marciales, experto en las disciplinas de karate, iaidou, judo, battoudou, toudou... No en vano, Segata corría todos los días con una Saturn gigante cargada a sus espaldas y golpeaba los enormes botones de su mando para aumentar la fuerza de sus puños.

Semejante entrenamiento convirtió a Segata en un súper-hombre capaz de cosas más propias de un luchador de Virtua Fighter: era capaz de hacer explotar a sus enemigos con tan solo lanzarlos, la fuerza de sus patadas golpeaba con más potencia que el brazo de Babe Ruth, podía repeler las amenazas directas descubriendo su pecho y corría sobre hielo deslizante con los pies descalzos a mayor velocidad que Sonic.

Pero por encima de todo, Segata creía en un ideal: los videojuegos son el mayor regalo de la vida. Y lo creía con tanta pasión, con tanta firmeza, que estaba dispuesto a sacrificar su fuerza, su honor e incluso su vida con tal de salvaguardar este ideal.

¿No nos creéis? Contempladlo con vuestros propios ojos:

Como habréis podido imaginar, Segata Sanshiro es un personaje ficticio (no... ¿¡En serio!?) que fue creado por Sega para propulsar las ventas de Saturn en Japón ante la incipiente amenaza PlayStation. Fue interpretado por el actor Hiroshi Fujioka, y es en realidad una parodia de Sugata Shansiro, un legendario judoka que debutó en películas de Akira Kurosawa. La traducción del nombre 'Segata Sanshiro' sería algo así como "¡debes jugar a Sega Saturn!", nombre perfecto para el que sin duda es el mayor fanboy de la historia. Huelga decir que la maniobra publicitaria dio sus frutos y consiguió que la consola rozase el éxito durante sus últimos coletazos (en territorio nipón, claro). Pero lo más importante es que Segata se convirtió en todo un icono, una leyenda del marketing de videojuegos que alcanzó tal popularidad que cuando su álbum musical salió al mercado vendió la friolera de... ¡100.000 copias!

Por si esto fuera poco, Segata ha aparecido a modo de cameo en varios títulos y hasta ha protagonizado el suyo propio (una recopilación de minijuegos), pero sin duda su aportación más recordada es el papel que tuvo en el legendario Shenmue: Hiroshi Fujioka es el actor de doblaje de Iwao Hazuki, padre de Ryo Hazuki.

A continuación os dejamos con algunos de sus vídeos más conocidos. Y... Dicen que si no los veis, Segata Sanshiro sale del ordenador y os manda de vuelta a 1995 con una patada giratoria. Avisados estáis.

Segata Claus

¿Béisbol? ¡No en su presencia!

Segata te ayuda a ganar partidos con la cabeza...

O levantado la portería.

Segata, el dragón

Anuncio Final

Con Saturn acabada y Dreamcast con un brillante futuro por delante, Segata se despidió del mundo con su último anuncio: un terrorista islámico (que supuestamente representa a Sony y Nintendo) intentaba atentar contra las oficinas de Sega en Japón utilizando una bomba nuclear. Pero cuando el misil estaba a punto de acabar con los máximos dirigentes de la compañía, Segata lo detuvo con sus propias manos y lo mandó al espacio, sacrificando así su vida al grito del lema SEGA SATURN SHIRO! Pero no lloréis, queridos amigos, pues como reza el anuncio: Segata Sanshiro vivirá en nuestros corazones.

Lecturas recomendadas