Reportaje

Juegos digitales de PS4 para 2015

Por Rafael Aznar
-

De un tiempo a esta parte, los juegos digitales han cobrado una gran relevancia, y PS4 va a recibir un puñado de ellos en los próximos meses. Esta semana, estuvimos en un evento celebrado por Sony en Londres, en el que se mostraron algunos de mucho peso, como Shadow of the Beast, Everybody’s Gone to the Rapture, Alienation o Journey. En total, hubo casi una veintena de títulos, que os desglosamos en este reportaje. Por si os lo preguntáis, no estuvieron presentes No Man’s Sky ni Rime, sobre el que el estudio español Tequila Works mantiene un gran secretismo.

Como ya sucediera con su predecesora, PS4 está concediendo una gran importancia a los juegos digitales, conocidos normalmente como indies. Estos títulos, caracterizados por estar desarrollados por estudios pequeños y por ofrecer experiencias diferentes, cuentan cada vez con más peso, dado que sus presupuestos son mucho más asequibles que los de las grandes producciones y permiten la autopublicación en las tiendas virtuales de cada plataforma.

Pues bien, esta semana, Sony ha organizado en Londres el Digital Gaming Showcase, un evento para mostrar algunos de los títulos más importantes que llegarán a PlayStation 4 en los próximos meses. Una vez gastados los cartuchos de The Order 1886 y Bloodborne, la compañía sabe que esos títulos van a ser importantes en el catálogo de la consola a corto plazo, a la espera de Until Dawn y las potenciales exclusivas que puedan anunciarse en el E3. Así pues, en lo sucesivo, os contamos qué juegos estuvieron presentes en dicho evento y qué impresión nos causaron. Salvo un par de excepciones, casi todos contaban ya con demos jugables.

Shadow of the Beast

Desde que se anunció en la Gamescom 2013 con un tráiler conceptual, no se había vuelto a saber nada de este prometedor título, un reseteo de una saga que tuvo tres entregas entre 1989 y 1992. El desarrollo está corriendo a cargo de Heavy Spectrum, un pequeño equipo dirigido por Matt Birch, que, con los nervios a flor de piel, fue el encargado de presentar el juego, del que dijo que pretende recuperar la esencia de hace veinticinco años. El argumento nos llevará a las áridas tierras de Karamoon, donde deberemos derrocar a un tirano conocido como Maletoth.

La versión del juego que se mostró era aún una pre-alfa, pero duraba unos veinte minutos y daba para hacerse una idea muy clara de lo que ofrecerá el juego. El desarrollo será en 2D, de modo que, a menudo, habrá juegos de cámara que harán que la perspectiva se ladee ligeramente, para ofrecer una sensación de 2,5D. La acción y las plataformas se irán alternando de forma constante. Aarbron, el protagonista, contará con unas garras que le permitirán despedazar a los enemigos, de modo que serán muy importantes los contraataques y habrá un modo Furia que, al activarlo, nos enfrentará a QTE bastante sencillos. Gracias a la sangre de los enemigos, podremos obtener nuevos poderes u ofrecerla como sacrificio para resucitar, en caso de que caigamos derrotados. En cuanto al plataformeo, se podrá trepar por las paredes y engancharse a cualquier saliente. La demo acababa justo cuando hacía acto de presencia un enorme jefe final, que, previamente, nos obligaba a correr esquivando una serie de pinchos que lanzaba. A priori, habrá un multijugador asíncrono que permitirá desafiar la habilidad de nuestros amigos, aunque no se han dado grandes detalles al respecto.

La dirección artística de la demo nos causó una buena sensación, con un escenario desértico lleno de osamentas y en el que la anaranjada luz del sol generaba una atractiva paleta de colores. Había también algunas ruinas subterráneas, si bien hay que decir que todo nos pareció demasiado homogéneo. Esperemos que, de cara al juego final, haya mayor variedad de entornos y estructuras. En general, para ser una versión tan preliminar, el juego lucía bien, pero esperemos que la jugabilidad gane en agilidad, porque, hoy por hoy, resulta un tanto tosca.

Everybody’s Gone to the Rapture

Sin rodeos: de todos los juegos que pudimos ver en el Digital Gaming Showcase, éste nos pareció el más especial y sorprendente. Su desarrollo está corriendo a cargo de The Chinese Room, el estudio responsable de Dear Esther y Amnesia: A Machine for Pigs, en colaboración con Sony Santa Monica. Según contó el director creativo Dan Pinchbek, lo que han querido plantear es una historia no lineal que el jugador debe descubrir por su cuenta.

El planteamiento argumental es bastante misterioso, pues empieza con el fin del mundo… En la piel de un personaje al que ni siquiera vemos, debemos explorar Yaughton, un tranquilo pueblo de la campiña inglesa en el que no hay ni el más mínimo rastro de vida. En la demo que pudimos jugar, las mecánicas eran muy simples: teníamos total libertad para explorar el escenario y entrar en algunas casas, en busca de una serie de orbes de luz. Al acercarnos a ellos y ladear ligeramente el DualShock 4, saltaban flashbacks que permitían conocer la historia de diversas personas que habían vivido allí, como la de un hombre y una mujer que se reencontraban después de muchos años. Nuestro objetivo será descubrir qué ha sucedido tras el apocalipsis, encajando todas las pistas que vayamos encontrando. El planteamiento recuerda un poco al que pudimos ver hace unos meses en el juego de PC The Vanishing of Ethan Carter, que, por cierto, también estaba jugable en el evento, pues llegará a PS4 próximamente.

Sin embargo, si tenemos que quedarnos con algo del juego, es con su magistral banda sonora, de la que se ha encargado Jessica Curry, compositora y codirectora de The Chinese Room. Dependiendo de la zona de la demo donde estuviéramos, la música de fondo variaba, con diversos elementos vocales. Decir que evoca la melancolía es quedarse corto. Convendría estar muy atentos a lo que puedan dar de sí la música y la historia de Everybody’s Gone to the Rapture. Lo advertimos desde ya, y el que avisa no es traidor…

Alienation

El estudio finlandés Housemarque se ha labrado un nombre con sagas de disparos como Super Stardust, Dead Nation y Resogun. ¿Qué pasaría si estas dos últimas se mezclaran en un solo juego? Pues que saldría Alienation, ni más ni menos. Este nuevo título será muy similar a Dead Nation, con la diferencia de que los zombis serán sustituidos por alienígenas. Desde una perspectiva isométrica, deberemos hacer frente a innumerables hordas de enemigos, con el típico sistema de joystick duales, con el izquierdo para mover al personaje y el derecho para apuntar.

Habrá diversas clases de personajes y la recolección de los objetos que suelten los enemigos será fundamental, pero el mayor activo del juego será, sin duda, su multijugador. El cooperativo para cuatro jugadores será la piedra angular, pero también será posible invadir las partidas de otros jugadores, actuando como un cazarrecompensas solitario.

Housemarque ha demostrado sobradamente su maestría con los disparos duales. Lo que pudimos probar de Alienation nos dejó muy buena impresión, pero hay una cosa que es innegable: este subgénero parece haberse convertido en uno de los más recurrentes de la escena indie (ahí está también el reciente Helldivers), y eso hace que empiece a ser difícil resultar original. Es un Dead Nation con extraterrestres: el propio nombre ya lo deja claro.

Journey

Este juego dejó una profunda huella cuando se lanzó para PS3. Hace tiempo, se anunció que se adaptaría también a PS4, pero sin especificar cuándo. Por suerte, en el Digital Gaming Showcase, se concretó que será en verano cuando este título vuelva a ver la luz. Lo mejor es que lo hará en su versión Collector’s Edition, lo que implica que sus dos juegos hermanos, Flow y Flower, también se lanzarán en el mismo pack, en formato físico, presumiblemente.

Pese a que es un juego corto, pocos dudan de que Journey es uno de los mejores juegos digitales de la pasada generación, merced a su preciosa estética, su delicadeza y, sobre todo, su grandiosa banda sonora. El salto técnico no será particularmente notable, pero los que no lo disfrutaran en su día están de enhorabuena.

Guns Up!, Kill Strain y Drawn to Death

San Diego Studio, una de las principales filiales de Sony, está colaborando con diversos equipos para llevar a PS4 varios juegos de formato ‘free-to-play’. Uno de ellos es Guns Up!, desarrollado por Valkyrie Entertainment. Este título combinará mecánicas de ‘tower defense’ y de estrategia, de modo que, con una perspectiva casi lateral, encarnaremos a un general y deberemos gestionar recursos y desplegar tropas, munición, minas, ataques aéreos o granadas de humo en un campo de batalla dibujado con una colorida estética. En el evento al que asistimos, estaba ya jugable y nos pareció que tiene personalidad, aunque habrá que ver por qué tipo de política de monetización apuesta.

Aunque no estaba presente en el evento, Kill Strain es otro de los títulos en los que está trabajando San Diego Studio, en este caso como principal artífice. Se trata de un juego enfocado al multijugador online, de modo que se enfrentan tres equipos: dos de cinco personas y un tercero de sólo dos. ¿A qué se debe esa diferencia? Los bandos grandes están formados por humanos, mientras que el pequeño consta de mutantes que, pese a su inferioridad numérica, cuentan con la ventaja de poder infectar a los enemigos y hacer que se unan a su bando. Según comentó Christian Phillips, jefe del estudio, pronto habrá una beta que ayudará a evolucionar el juego, en función de lo que opine la comunidad.

El tercer juego en el que está enfrascado San Diego Studio es Drawn to Death, que tampoco estaba en el evento, pero del que sí se dieron detalles. El desarrollo principal está corriendo a cargo de The Bartlet Jones Supernatural Detective Agency, el estudio actual de David Jaffe, creador de God of War. Este título será un shooter en tercera persona con multijugador para cuatro usuarios, y su principal característica será su estilo visual, pues sus elementos simularán estar dibujados con bolígrafos y lápices. Entre los personajes seleccionables, habrá un vampiro robótico o un forzudo con una enorme cabeza de rata, lo que da cuenta de cuál será el grado de despiporre. Está aún en una fase temprana de su desarrollo, pero, igual que Kill Strain, pronto contará con una beta para la comunidad.

N++

El estudio canadiense Metanet Software está trabajando en la tercera entrega de la saga N (de ahí las dos cruces del título). Será una combinación de puzles y plataformas en la que manejaremos a un veloz ninja que deberá superar cientos de niveles, cada vez más desafiantes. Así, para llegar a la puerta que marcará el final de cada fase, habrá que esquivar a numerosos enemigos y evitar ciertas minas que interferirán en los saltos. El apartado visual de N++ será muy minimalista, pero la demo que pudimos catar tenía una jugabilidad realmente adictiva, que obligará a tener muy en cuenta la velocidad del ninja a la hora de ejecutar los brincos.

Habrá cooperativo para dos jugadores, lo cual promete dar mucho juego, pues habrá niveles pensados específicamente para él, de modo que, por ejemplo, puede que las dos personas tengan que ejecutar un salto de manera simultánea, pero desde diferentes partes de la pantalla, como si estuvieran ante un espejo. Asimismo, habrá un editor que permitirá crear y compartir niveles con otras personas. Pese a su sencillez, fue de lo que más nos gustó de todo el evento.

Fat Princess Adventures

Fun Bits Interactive está preparando este desenfadado juego para PS4, que combinará mecánicas de RPG y de ‘hack and slash’ desde una perspectiva cenital, al más puro estilo Diablo. El objetivo será salvar los reinos azul y rojo de las garras de una malvada reina que pretende acabar con cualquier cosa dulce que haya en ellos… sin olvidar que tendrá secuestradas a dos princesas.

Podremos elegir entre cuatro clases (guerrero, arquero, mago o ingeniero), cada una con sus propias habilidades. Sin duda, lo mejor del título será su cooperativo para cuatro jugadores, tanto local como online, que convertirá la pantalla en un festival de sangre dulzona. Como sucede en este tipo de juegos, también será esencial la obtención de armas, armaduras, hechizos y equipamiento con el que ir mejorando.

Amplitude

Harmonix, la compañía responsable de las sagas Rock Band y Dance Central, está trabajando en este título musical para PS4 y PS3, que es un reseteo de un juego de acción rítmica lanzado en 2003 para PS2. En vez de apostar por las guitarras o los bailes de las citadas sagas, este juego apostará por el control con mando, pero con algunos planteamientos que recordarán enormemente a Rock Band, como el hecho de que haya una serie de naves que se desplazarán por una especie de ‘carreteras’ que, sin duda, recuerdan al mástil por el que caen las notas en la famosa saga hermana.

El juego contará con una veintena de canciones, en las que han colaborado artistas y grupos como Jim Guthrie y Freezepop. Apoyándose en el apartado visual, la música y la letra de las canciones, el juego ofrecerá una narrativa diferente. Cada fase contará con elementos muy diferenciados para recrear las canciones ocultas bajo ella. Las mecánicas serán sencillas, pero también difíciles de dominar si se quiere obtener la máxima puntuación posible. Amplitude contará con multijugador local para cuatro personas.

------

Además de todos los juegos exclusivos citados hasta ahora, tuvimos ocasión de ver también otros muchos que se lanzarán (o se han lanzado) en otras plataformas, especialmente en PC. Os los desglosamos en lo sucesivo.

Volume

Mike Bithell, creador del aclamado Thomas Was Alone, está trabajando en un nuevo título que no sólo llegará a PS4, sino también a PS Vita y PC. Se trata de Volume, un juego cuyo planteamiento recuerda, enormemente, a las misiones virtuales de Metal Gear Solid. Por desgracia, aunque su creador formó parte de la presentación a la que asistimos, no había demo jugable.

El juego apostará por la infiltración, de modo que deberemos recorrer una serie de escenarios laberínticos sin que nos vean los guardias que habrá, cuyo campo de visión estará marcado por un cono, de forma similar a la del típico radar de la obra de Hideo Kojima. Por el camino, habrá que recolectar ciertos orbes que permitirán abrir la puerta de salida. El protagonista, que deberá cuidarse de no hacer ruido, dispondrá de algunas habilidades especiales para moverse por el entorno, como lanzar señuelos holográficos para distraer a los enemigos, electrocutarlos con trampas estáticas, desactivar campos de fuerza o rodar por encima de ciertos obstáculos. Habrá un cronómetro que medirá cuánto tardamos en completar cada misión y que, lógicamente, afectará a la puntuación final. La estética será muy psicodélica, con una peculiar mezcla de color y elementos futuristas, al más puro estilo de las misiones virtuales de MGS, como decíamos.

Assault Android Cactus

Este juego, que se lanzará para PS4, PC y Wii U, fue uno de los que más nos sorprendieron de todo el Digital Gaming Showcase. Sus responsables son Witch Beam, un estudio australiano que cuenta con veteranos de Sega, lo cual es sinónimo de pedigrí. El objetivo es hacer frente a hordas de robots que se han rebelado contra los humanos.

Assault Android Cactus es un arcade desenfrenado, con un delicioso sabor añejo. A grandes rasgos, es otro shooter con joystick duales y cooperativo para cuatro jugadores, pero resulta realmente adictivo. Buena parte de la culpa la tiene el hecho de que los enemigos ataquen con los típicos patrones de ondas de energía de shooters clásicos, como Ikaruga, lo que obliga a esquivar con habilidad, al tiempo que se dispara. Eso sí, los escenarios son meros círculos en los que van saliendo cientos de enemigos sin ton ni son. Para compensar, los diseños de los niños-robots protagonistas son bastante atractivos. No ofrece nada particularmente original, pero la demo que probamos nos pareció realmente divertida, así que habrá que seguirle la pista.

NomNom Galaxy

El estudio Double Eleven está trabajando en este título, que, en buena medida, recuerda a Terraria. En él, deberemos explorar diversos planetas para encontrar ingredientes con los que aportar materias primas a una factoría encargada de… elaborar sopas.

En los niveles, nos esperan animales salvajes y rivales de otras empresas del ámbito de la sopa, que ya se sabe que es muy competitivo (que si Sopistant, que si Maggi…). Con toques de ‘sandbox’, habrá que crear nuevas fábricas y ascender en un ranking. El juego saldrá para PS4, PS Vita y PC, con cross-play entre las dos primeras versiones (habrá multijugador para cuatro usuarios). Sí, todo es tan estrambótico como suena.

Zombie Vikings

Este título, desarrollado por el estudio sueco Zoink! (creador de Stick It to the Man), tampoco se quedará atrás en lo de ser estrambótico. Encarnaremos a vikingos zombies que se embarcarán en una misión para recuperar el ojo perdido de Odín.

El desarrollo será el de un beat’em up en 2D, de modo que podremos movernos en varios planos de profundidad. Habrá cooperativo para cuatro jugadores y la estética será muy colorida. El planteamiento es original, pero habrá que ver lo que da de sí la jugabilidad. Saldrá para PC y PS4.

Hollowpoint

El estudio escocés Ruffian Games está trabajando en este peculiar shooter para PS4 y PC, que integra avance en 2D con algunos tiroteos en 3D. En cierto modo, recuerda a Shadow Complex, aquel juego digital lanzado en Xbox 360 en 2009. Así, los escenarios contarán con diversas rutas, en plan ‘metroidvania’ y habrá cooperativo para cuatro personas.

Cuando estemos desplazándonos lateralmente, podremos disparar sin ningún impedimento, pero, a menudo, veremos a muchos enemigos hacia el fondo de la pantalla, de modo que tendremos que pararnos y apuntar, con la posibilidad de usar coberturas. El planteamiento es bueno, pero, en la demo que pudimos probar, no acababa de estar bien integrado, sobre todo por el sistema de apuntado, así que esperamos que se pula el conjunto de cara a la versión final.

Magicka 2

Este hilarante juego, que se lanzará para PS4 y PC, nos invitará a meternos en la piel de un mago y a experimentar con decenas de hechizos para derrotar a las hordas de enemigos que nos saldrán al paso. Tras las Guerras de los Magos, los pocos que quedan se han vuelto locos o se muestran muy hostiles entre ellos, lo que promete dar mucho juego argumental.

El cooperativo para cuatro personas será la clave, igual que en títulos como Fat Princess Adventures o Alienation, lo que deja claro que otro de los campos por los que más se está apostando en la escena indie es el del multijugador. Igualmente, pese a la ambientación de hechicería, el sistema de combate será el típico de disparos con una perspectiva isométrica. Eso sí, aquí, habrá fuego amigo, por lo que habrá que andarse con ojo… o no.

Galak-Z: The Dimensional

PS4, PS Vita y PC recibirán este shooter espacial del estudio 17-Bit, que homenajea a las recreativas de los años 80, así como al manganime y a la ciencia ficción. A diferencia de otros títulos del género, éste contará con mundos que se generarán de forma aleatoria, de modo que serán totalmente abiertos y podremos elegir hacia dónde ir, en función de los objetivos que haya que cumplir (no será, por tanto, el típico juego de acabar con hordas de enemigos). Según sus desarrolladores, la IA será muy avanzada y aprenderá de nuestras rutinas para que el nivel de desafío sea mayor.

Nosotros tuvimos ocasión de probar una demo y, aunque cuenta con buenas ideas, no nos acabó de convencer. La estética y el planteamiento abierto nos parecen un acierto, pero convendría darle una vuelta al control, porque no resulta nada intuitivo. La nave no se maneja con el joystick izquierdo directamente, sino que éste sólo sirve para marcar la dirección y, para moverse, hace falta utilizar el turbo simultáneamente, lo cual es engorroso.

The Vanishing of Ethan Carter y The Talos Principle

Estos dos juegos ya vieron la luz en PC hace unos meses, pero PS4 recibirá versiones próximamente. Desarrollado por The Astronauts, The Vanishing of Ethan Carter, como ya os contamos en su análisis, nos meterá en la piel de un detective con poderes sobrenaturales, de modo que deberemos investigar la desaparición de un niño. Por su parte, The Talos Principle, creado por los croatas Croteam, ofrecerá puzles en primera persona, en un misterioso mundo que combinará ruinas antiguas con tecnología avanzada.

Y esto fue todo lo que dio de sí el Digital Gaming Showcase de Sony. Nos gustaría haber visto también Rime y No Man’s Sky, que son, sin duda, los juegos digitales más prometedores que están por llegar a PS4, pero nos fuimos de Londres con muy buenas sensaciones a cuenta de varios títulos, en especial Everybody’s Gone to the Rapture, al que no le perderemos la pista, por lo que pueda traer consigo.

Lecturas recomendadas