Reportaje

Jugamos a leyendas y asesinos

Por Óscar Díaz
-

Después de dejarnos campar a nuestras anchas con Red Dead Redemption, tanto a solas como en compañía de otros, en Rockstar tienen claro que su última aventura debe continuar. A su versión del Oeste americano le quedan muchas historias que contar y modos online que exprimir a tope. Esto no supone una novedad, pero conviene estar atentos a lo que se cuece en la casa de los GTA y aquí estamos nosotros para comprobar que no se duermen en los laureles.

La primera de pago

Tras una actualización gratuita que traía contenidos más que interesantes, a partir del 10 de agosto comenzarán las ya habituales descargas de pago. Eso sí, después de ver lo que esconde la primera, sólo podemos convencernos de que merecerá la pena.

Con el título Leyendas y asesinos, vamos a ver ampliadas las opciones multijugador que ya conocemos. Nuevos mapas, personajes, armas, logros y trofeos son las principales diferencias respecto a lo que está disponible desde hace semanas. Como era de esperar, las mejoras recibidas permanecerán tras la actualización, que aparecerá tanto en Xbox Live como PlayStation Network.

Ahora viene lo interesante. Al añadir el nuevo contenido tendremos ocho personajes más para los modos multijugador. Algunos, sin embargo, son viejos conocidos de Red Dead Revolver, el juego del Oeste que llegó en la pasada generación. El propio protagonista de este, Red, estará ahí, junto a Buffalo Soldier, Mr. Kelley o Shadow Wolf… Todos ellos, sugerencias de los fans que serán satisfechas a base de descargas. Eso sí, mientras unos jugadores tendrán un aspecto diferente, los que no dispongan de los nuevos modelos verán a los demás con unas pintas ya conocidas. Es decir, tendrán delante a los mejicanos, forajidos, soldados y demás personajes que ya estaban en Red Dead Redemption, conforme viene de la tienda.

En la lista de contenidos añadidos también tendremos nuevos escenarios. En concreto, se han adaptado nueve localizaciones, de manera que prácticamente se dobla la oferta ya disponible. Estos muestran un trabajo intenso a la hora de equilibrarlos. Pero, pesar de ello, rápidamente veremos cómo destacan algunos favoritos, según cada modo de juego.

Junto a los escenarios, también contamos con un arma nueva, el Tomahawk. Con un tiro certero, a corta distancia podemos acabar con los enemigos. Si estamos más lejos, harán falta un par de hachazos… aunque habrá que cuidar la distancia, ya que el rango se limita bastante. Tampoco es que podamos llevar muchos tomahawk encima, con lo que habrá que vigilar el stock o correr a recoger los que suelten los enemigos. Eso sí, también se aplica la experiencia del jugador y veremos cómo mejora la efectividad. Para empezar, tampoco está de más situarse en lugares elevados, porque se nota mucho el efecto de la gravedad.

Así se juega a Leyendas y asesinos

En lugar de añadir mapas, armas y modelos nuevos, en Rockstar saben que siempre queremos algo más por nuestro dinero. De ahí que los cambios lleguen desde el primer momento en que empezamos a jugar. Precisamente, hay una novedad que ayuda mucho a que nos metamos en el papel: los duelos. Estos son un evento previo a las partidas en sí y nos ponen frente a los demás jugadores, tanto por equipos como todos contra todos, según el tipo de partida.

Los que desenfundan más rápido y acaban con los demás contrarios tendrán una ligera ventaja. Por ejemplo, cuando se trata de llegar al oro, tendremos algo más de tiempo para alcanzar el objetivo. Si tenemos que defender una zona, esos segundos y posiciones privilegiadas nos darán cierta superioridad inicial. Además, los puntos por muertes se acumulan a los del resto del enfrentamiento.

La forma en que se desarrollan los duelos depende mucho de los jugadores. Habrá quien espere a que la cámara acabe el recorrido típico por los rostros de los personajes… antes de desenfundar y moverse. Otros preferirán pulsar los gatillos hasta dejarse los dedos, mientras aprietan los botones de rodar y correr, junto al stick izquierdo para alejarse del peligro cuanto antes y usar a sus compañeros como escudos humanos. Hay tácticas para todos, con sus ventajas e inconvenientes, pero en ningún momento deja de ser divertido.

Un pequeño recorrido

Lo que Rockstar nos ha dejado probar se limita a un puñado de escenarios, con modos de juego ya conocidos, pero con los nuevos detalles que hacen este contenido más interesante de lo habitual.

En la zona de Río Bravo recorreremos pasillos entre rocas, donde las emboscadas estarán a la orden del día. Varias alturas y matorrales son todo un reclamo para sacar el tomahawk. Además, se podrá hacer uso del mapa del juego de una forma muy interesante, ya que el mapeado invita a hacerse invisibles. Es decir, cuando nos agachamos y andamos despacio, el enemigo pierde nuestra posición en el mapa de la zona. Las situaciones que se dan tienen poco que ver con las partidas en que todo se convierte en caos apenas empezar a jugar y es todo un punto a favor de Red Dead Redemption, que invita a usar el sigilo y las armas de corto alcance, frente a los que se quedan capeando en las alturas.

Las limitaciones establecidas para Río Bravo nos dejaban jugar a los modos Tiroteo, Tiroteo por bandas y Fiebre del oro. La verdad es que la más solicitada durante el testeo fue tiroteo, a secas, porque daba muchas oportunidades para el individualismo y el nivel se presta a ocultarse, saltar de entre las rocas y acabar por sorpresa con los enemigos.

Uno de los escenarios que más nos gustó en lo que hemos podido jugar de Forajidos y asesinos es Tall trees. Se trata de un espacio montañoso, pero con zonas abiertas y muchos árboles. El caballo nos llevará rápidamente de un lugar a otro y sólo se puede jugar a defender la posición. Los intentos de robar el oro enemigo y llevarlo a nuestra zona se suceden entre intentos de buscar rutas secundarias. Los ataques frontales suelen ser un suicidio, pero las zonas de rocas ayudan a que desarrollemos maniobras de distracción. En la práctica, las partidas son más rápidas de lo que cabría esperar en un escenario grande.

Otro lugar donde nos esperan partidas muy intensas es Fort Mercer. Con varios niveles, pasillos, zonas abiertas y hasta la posibilidad de rodear el muro exterior, este es un escenario idóneo para los modos competitivos. Tiroteo, Tiroteo por equipos, Robar la bolsa y Fiebre del oro están disponibles en este nivel, que se presta a diversos estilos de juego. Aquí es buena idea aprovecharse de las puertas e intentar subir y bajar las escaleras a toda velocidad, mientras pulsamos el botón A para acortar el tiempo necesario.

El nido de los bandidos es algo diferente y que recuerda a clásicos como el primer Team Fortress. Varios edificios unidos por puentes, en los que podemos entrar para escondernos, forman un gran escenario para partidas por equipos. Incluso hay una ametralladora de posición que tiene nos ofrece el ángulo justo para que los enemigos planteen todo tipo de estrategias hasta conseguir cruzar un puente y llegar a la zona del tesoro contrario. Sin embargo, en Rockstar han estado atentos a los gustos de los jugadores y permiten, prácticamente, todos los modos de juego en este nuevo escenario.

La zona en que se ubica la mansión del Coronel Allende es uno de los niveles más apropiados para los modos Tiroteo y Tiroteo por equipos. Con el nombre de Escalera, este nos ofrece una ladera llena de casas y una fortaleza en la cima de una colina. Se trata de un escenario amplio, en el que conviene trabajar en equipo. Las azoteas, con los muretes semiderruidos y un par de tiradores que se turnen, son todo un fortín al que resulta difícil acercarse. Sin embargo, hay muchas pareces a las que arrimarse mientras avanzamos y los muros de la fortaleza tienen sus puntos débiles. No conviene confiarse y campear demasiado.

También nos han dejado jugar en Blackwater, un pueblo en el que no conviene mucho dejarse ver. Las calles invitan a buscar el oro enemigo y correr hasta nuestra zona, con la protección de los compañeros. Pero también se presta mucho a desarrollar estrategias de distracción. La casa de la colina puede ser un buen punto para colocar a un francotirador que limpie la zona del tesoro, al menos el tiempo suficiente para robarlo. Una estrategia que, al menos en las primeras partidas, veremos que se repite a menudo. Pero, en cuanto descubres los tejados, el planteamiento de defensores y atacantes cambia totalmente. Blackwater es un nivel que ofrece muchas posibilidades, aunque inicialmente nos limitemos a buscar las paredes para protegernos y luego salir despavoridos hasta dejar el tesoro en nuestro territorio.

Los personajes

Red Harlow tiene un pasado difícil, con su familia asesinada cuando era pequeño y una vida de caza recompensas que le trajo cierta fama. Su objetivo, que vimos en Red Dead Revolver, era encontrar a los asesinos de su familia y hacer su propia justicia. Su rostro y vestimenta son todo un poema.

Jack Swift es un caballero inglés con muy buena puntería, que se fue al Oeste junto a una compañía circense. El resto, es historia.

Mr. Kelleyes otro personaje peculiar, que acumula tres campeonatos anuales de duelos en Brimstone… de esos en los que gana el último que queda en pie. Viste bien, sabe disparar y juega al póker con la misma maestría. 

Annie Stoakes es una ranchera curtida que no tiene miedo a nada y que cuenta con la inestimable colaboración de su rifle, Fe (Faith). 


Buffalo Soldier fue capturado por el general mejicano Javier Diego y trabajó en las minas e la montaña del Oso. En Red Dead Revolver, conoció a Red Harlow cuando también cayó en manos del mismo malo malísimo, y consiguió escapar con la ayuda de un nativo.

Shadow Wolf fue quien ayudó a los fugitivos en su huída de las minas de Diego. Es un explorador en su tribu, al que le gusta mucho alejarse de su hogar y buscar aventuras en el mundo de los pieles pálidas.

Ugly Chris tiene un nombre poco agraciado, pero es líder de una banda de forajidos que no tiene reparos en invadir pueblos y llevarse todo lo que haya de valor en ellos. 

Pig Josh es un expert en demoliciones, de ahí que se le vea rodeado de dinamita y que no dude en demostrar su talent allá donde va con sus compañeros de fechorías.

Lecturas recomendadas