Reportaje

The Kymera Wand, la varita de Harry Potter

Por José Luis Sanz
-

Si quieres sentirte como Harry Potter mientras subes el volumen de la tele, abres o cierras la bandeja del DVD y pones una canción en tu iPod, no te pierdas esta Kymera Wand. ¡¡Magia en estado puro!!

A los 'gamers' que tanto gustan de usar los Kinect, Wiimote y PS Move, este accesorio para nuestros aparatos de audio y TV les va a volver locos. ¿Sabéis lo que es esta Kymera Wand? Pues ni más ni menos que un mando a distancia universal que funciona a través de gestos.

Pero como una imagen vale más que mil palabras, echadle un vistazo a este vídeo...

¿Cómo funciona Kymera Wand?

Muy sencillo. 13 es la cifra clave de Kymera Wand. Un número tan ¿mágico? como el propio mando a distancia que presume de hacernos sentir como el mimísimo Potter, Harry Potter.

Lo bueno que tiene el Kymera Wand es que las 13 funciones que programemos no tienen por qué pertenecer todas a un mismo dispositivo, sino que podemos poner, por ejemplo, cinco para la TV (encender/apagar, volumen y canal) y el resto repartidas entre el lector DVD, la cadena de música, el descodificador de televisión digital, el Blu-ray o el cradle del iPhone.

Para configurar The Kymera Wand sólo hay que colocar la varita en posición vertical (con la punta hacia arriba) y pulsar dos veces muy rápidas en la franja trenzada. Sentiremos cuatro latidos. Es la señal de que está "lista para aprender". Es ese momento la colocamos horizontalmente y mirando hacia el mando a distancia cuya función queremos clonar, hacemos uno de los 13 gestos disponibles y apretamos el botón en el mando a distancia. La función quedará ya grabada.

¿Cuáles son los gestos disponibles?

The Kymera Wand permite una serie de movimientos muy concretos que, eso sí, necesitan de un ligero aprendizaje. Por eso, dispone de "hechizos" expertos y otros más sencillos. Mirad...

  1. Giro en el sentido de las agujas del reloj
  2. Giro en el sentido contrario de las agujas del reloj
  3. Golpecito hacia arriba
  4. Golpecito hacia abajo
  5. Golpecito hacia la izquierda
  6. Golpecito hacia la derecha
  7. Toque en la parte superior
  8. Toque en el lateral
  9. El latigazo
  10. Empuje
  11. Toque doble en la parte superior
  12. Toque doble en el lateral
  13. Retirarse

¿Merece la pena?

Después de probarlo durante unas horas, lo más divertido de la varita es el periodo de aprendizaje. La programación es sencilla y funciona rápidamente, por lo que a los pocos minutos nos podremos poner manos a la obra frente a la TV para ver si todo lo que hemos hecho funciona correctamente.

Lo mejor de The Kymera Wand es que "es un juego pero sin ser un juego", ya que se trata de un ¿simple? mando a distancia. Es decir, sólo con probar a cogerle el punto a cada uno de los 13 gestos ya es razón suficiente para tirarnos un buen rato divertidos frente al cacharro que sea esperando a que haga lo que le mandamos. Al margen del uso posterior que le demos.

Por cierto, la respuesta a la pregunta que os estáis haciendo es . Probando The Kymera Wand hemos recorrido la oficina (y nuestra casa) moviendo la varita para encender la tele al grito de "Alohomora", o "Winguardium Leviosa", o "Diffindo" mientras nos sentíamos parte de Hogwarts y Griffindor.

Si os interesa podéis comprar The Kymera Wand fácilmente. ¡¡Diffindo!!

Lecturas recomendadas