Reportaje

Lucha con Marvel vs Capcom 3

Por Óscar Díaz
-

Hablar de dos universos como los de Marvel y Capcom no consiste sólo en contar la historia de sus personajes... como islas independientes. También podemos verlos juntos en varios títulos que han pasado por consolas clásicas de décadas pasadas. Precisamente, esa idea de mezclar marcas vuelve con tanta fuerza en los juegos de lucha, que no podíamos quedarnos sin un Marvel versus Capcom 3 que nos devolviera la esencia de la saga.

Los tiempos cambian

El regreso de Marvel vs Capcom 3 hace uso de la mejor tecnología que han desarrollado los creadores de Lost Planet 2 o Resident Evil 5. Precisamente, se han empleado las mismas herramientas y el motor de juego MT Framework; el mismo que mueve los dos títulos mencionados. Sin embargo, no se trata de convertir una saga de lucha en 2D en algo diferente. La idea es plasmar el estilo clásico, pero aprovechando las posibilidades de las consolas actuales, tanto PlayStation 3 como Xbox 360.

A simple vista, lo que tenemos en Marvel vs Capcom 3 Fate of Two Worlds es el mismo concepto de lucha en 2D que nos ha enganchado desde hace muchos años. El stick y los botones se mueven dando lugar a combos variados. Algo que nos obliga a aprender, de nuevo, una colección de movimientos que, en la pantalla, se convierten en las animaciones más suaves jamás vistas en la saga. El trabajo que demuestra este título parece estar a la altura de los más conocidos en el género, aunque con peculiaridades que lo diferencian bastante de la competencia.

El estilo del cómic es lo que prima a nivel visual. Tanto los personajes de Marvel como los de Capcom han recibido el mismo tratamiento, con mucho detalle, pero alejándose del realismo que ofrecen otros juegos. También se han añadido animaciones antes de cada combo, lo cual le da cierto aire a serie de animación, aunque en ningún momento parecen llegar a cansar.

En busca del equilibrio

Lo que también hemos podido ver es una gran variedad y diferencias entre personajes. No es lo mismo usar las armas de fuego, los puños o las patadas de Chris Redfield que hacer lo propio con las estratagemas de Dr. Muerte. Eso sí, parece que todo va camino del equilibrio y que, por lo que hemos podido jugar, la experiencia será muy buena… independientemente de si vamos con los buenos o los malos.

Los combates tendrán su particular versión del juego en equipo. Seleccionaremos tres personajes para enfrentarnos a otros tantos. Esto, que en el modo para un jugador añade bastante profundidad y nos obliga a dominar varias técnicas, se convierte en todo un espectáculo en multijugador. Tanto online como en la misma consola, tendremos muchas horas de diversión garantizadas, aunque sólo tengamos tiempo de aprender los movimientos de nuestro luchador favorito.

Lecturas recomendadas