Metroid Prime Federation Force
Reportaje

Metroid Prime: Federation Force – Avance para Nintendo 3DS

Por Laura Gómez
-

Hemos jugado a las primeras horas de Metroid Prime: Federation Force, y para nuestra sorpresa, es un FPS único en 3DS, con un cooperativo bastante divertido y un multijugador a lo Rocket League.

Vale, entendemos que la primera reacción a Metroid Prime Federation Force sea negativa. Cuando se anunció el juego, todos los fans de la saga opinaron con bastante furia que esto no era un Metroid, que no podían hacer un juego sin Samus Aran como protagonista y que eso de meter un multijugador y un cooperativo iban bastante en contra del espíritu de la saga. Puede que tengan algo de razón y que llamarlo Metroid Prime no sea la mejor idea, pero me gustaría recordaros una cosa: existe un pinball sobre Metroid. Además, que tras probar este nuevo juego, me da en la nariz que tanto odio quizá no está tan justificado.

Para los que no se sumaron a todo esto, sabed que Metroid Prime: Federation Force es un juego en primera persona, a medio camino entre la aventura y el FPS, que también tiene un fuerte componente cooperativo y multijugador. Durante nuestra primera sesión de juego con él, que duró sus buenas tres horas, pude superar cuatro de los primeros mundos, tanto en solitario como en cooperativo; y también pude catar su interesante modo multijugador, que los fans de Rocket League van a reconocer bastante rápido, pues se parecen un poquito.

Un Metroid diferente

Antes de ponerme en serio con el juego, tuve que aprender a manejarme con él. Entender al dedillo el control en Metroid Prime: Federation Force es fundamental pues los puzles exigen precisión y los enemigos velocidad de movimiento. Para eso estaba el tutorial, que ya demuestra lo distinto, pero parecido, que es a la saga principal: puedes fijar los objetivos para dispararlos, pero también trabajar con un manejo libre del apuntado. Esto último depende del giroscopio de la consola, aunque si tienes una New Nintendo 3DS, puedes usar el C-Stick de esta para apañarte como si fuera un mando más tradicional de consola.

Escojas el que escojas, lleva un poquito de tiempo adaptarse a todo lo que hay que hacer; pero una vez dominado, me atrevo a decir que han conseguido un buen control de juego en primera persona en una consola que, en principio, no está muy pensada para ello. La ausencia de un stick analógico al estilo de PS Vita seguro que es una crítica que muchos harán sobre este juego, pero personalmente, el apuntado con el giroscopio me pareció suficientemente bueno y preciso como para jugar con él sin echar de menos su alternativa. Si Splatoon me ha demostrado algo es que es posible jugar de esta forma sin estar en deseventaja.

Metroid Prime: Federation Force

Independientemente de cómo decidas jugarlo, los objetivos y retos son los mismos. La historia de Metroid Prime Federation Force no es nada del otro mundo y es una excusa para llevarte de un planeta helado a uno desértico, y luego a otro con junglas. Los biomas de cada pantalla irán cambiando y afectando a cómo jugamos, pero las razones por las que los visitamos son secundarias y pueden casi omitirse. Por fortuna, el juego tiene un valor al margen de la trama, así que me parece bien que no se hayan obsesionado en contar una historia de marines del espacio. Si quiero una historia en un Metroid, además, quiero que Samus sea quien está en ella. 

La historia no parece importar mucho

El juego, pues, se estructura en torno a mundos y misiones que tienen lugar en ellos. Es posible que te toque visitar cuatro mundos distintos para luego volver a uno anterior y resolver una misión en otra parte. No sé todavía si esto hará que el juego se repetitivo, porque no he tenido la oportunidad de jugarlo todavía lo suficiente; pero en las cuatro pantallas que superé, me atrevería a decir que esto no va a ser así. Si mantienen las distintas mecánicas de juego, la variedad de enemigos y los diseños temáticos por planeta van modificándose, no veo por qué esto tiene que ser un planeta.

Cada misión me planteaba un reto distinto. La primera, en una planeta helado, era un poco típica: investiga la base, mira a ver qué se ha roto y encuentra al responsable. Este es, ni más ni menos, que una planta con vida propia que se muestra violenta y a la que tengo que vencer para seguir adelante. Para acabar con ella, tuve que disparar de forma muy precisa y en tramos de tiempo muy breves a sus capullos con núcleos brillantes. No fue nada fácil porque tenía mucha vida.

Aquí es cuando me di cuenta de que jugar a este juego en solitario puede ser un pedazo de reto, porque enemigos como este se matan mucho mejor con otros amigos cubriendo todo el espacio posible y disparando a los capullos que están abiertos mientras tú cubres los que van a abrirse a continuación. Aún así, es posible superarlo solo, y de hecho, seguro que más de un jugador aprecia esta dificultad extra.

Metroid Prime: Federation Force

Las otras misiones a las que me enfrenté eran más variopintas. Por no alargarme mucho, os cuento mi favorita: un nivel con lava y ácido por los suelos en el que tenía que abrir compuertas utilizando esferas que estaban perdidas por el nivel. Manejar dichas esferas no es fácil, sobre todo con enemigos alrededor y caídas al vacío que te hacen repetir el trayecto con la bola si fallas; pero en esta ocasión ya pude jugar con un acompañante y todo fue sobre ruedas: entre dos, movimos las esferas y resolvimos los puzles fácilmente. 

Un cooperativo omnipresente

El cooperativo de Metroid Prime: Federation Force está integrado en todas las misiones del juego salvo el tutorial. Es posible resolverlas todas con hasta cuatro personajes colaborando y luchando contra los enemigos. Y lo suyo es hacerlo en modo local, porque así se habla y se comparten soluciones más rápidamente, pero también es posible conectar online y usar los micrófonos para hacer esto mismo. No pude comprobar la función online, solo la local, pero si funciona tan rápido y sin retrasos como la local, puede ser un buen juego para jugar en pandilla durante el verano. 

Eso sí, algunos aspectos del juego cambian cuando juegas con más personas. Por ejemplo, los modificadores y las armas que te puedes equipar. Aunque los robots en los que vamos montados son suficientemente potentes por sí solos y tienen un disparo que se puede cargar para hacer mucho daño, también se pueden equipar misiles, cohetes de fuego o hielo y hasta cápsulas curativas para sanarse a uno mismo o a los compañeros que las recojan. Sin embargo, jugando con más personas, hay que compartir todo esto. Pero no penséis en ello de forma egoísta: esto sirve para crear papeles dentro del juego. Yo no pude resistirme a usar los misiles de hielo en el nivel de lava que cito más arriba, pero mi compañero iba equipado con muchas cápsulas curativas que no salvaron de un apuro en más de una ocasión.

Con respecto a los modificadores, os podéis imaginar lo que son: los robots pueden mejorar algunas características insertando entre uno y tres modificadores, dependiendo del nivel adquirido y los huecos para ellos desbloqueados. Un modificador está pensado para el juego en solitario y solo puede equiparse si juegas solo, pues te sube mucho la vida y el daño; pero hay otros que mejoran tu velocidad, tu vida, tus espacios para munición, etcétera. Y del mismo modo que se puede modificar el funcionamiento del robot, se puede modificar su apariencia. 

Metroid Prime: Federation Force

Un multijugador competitivo muy acertado

Todavía me queda hablar de su multijugador competitivo, el llamado modo Blast Ball. Ya os adelanté más arriba que se parece mucho a Rocket League, y así es: hay dos equipos de tres jugadores, una bola grandecita que hay que introducir en la portería del enemigo como bien se pueda y algunos power-ups sueltos para moverla mejor que con lo disparos de los robots. Mucho cojo con calentarse disparando porque, bueno, el robot también se sobrecalienta y puedes verte sin él durante unos valiosos segundos en los que el equipo contrario te puede marcar.

Si es así, tranquilo: tu portería reducirá un poco su tamaño y podrás ser algo más ofensivo porque marcarte será algo más difícil. El primer equipo que marque 3 goles antes de que se acabe el tiempo, vence; aunque si hay un empate, la muerte súbita, con las porterías de nuevo abiertas por completo, debería resolver el entuerto. Os podéis imaginar que esto es bastante divertido, por impreciso y caótico, pero que también se puede jugar con cierta estrategia y táctica, sobre todo si luchas con amigos. Es posible enfrentarse también a bots, por supuesto, pero la gracia es vivir esto como un multijugador online

Metroid Prime Federation Force

¿Será digno de su nombre? Aún está por ver

Mi primera experiencia con Metroid Prime: Federation Force ha sido mucho mejor de lo que esperaba. Aunque iba con unos pocos prejuicios por culpa de las críticas hechas de antemano a su cambio de dirección con respecto a otros Metroid, actualmente mi única pega es que use el nombre de la saga. Por lo demás, parece un juego con un buen acabado gráfico, con ideas interesantes en su modo campaña y que se juega muy bien tanto acompañado como en solitario. Depende de si tienes amigos con el juego, si quieres jugar online con desconocidos o si quieres un reto para ti solito. 

Con el modo Blast Ball, lo mismo: es un clon de Rocket League, pero en portátil, lo que puede dar unas cuantas horas de diversión son amigos, ya que encima solo hace falta un cartucho para jugarlo entre varios. Si las misiones de la campaña no terminan siendo repetitivas, puede que Metroid Prime: Federation Force termine siendo un juego interesante para jugar con amigos. A riesgo de ser pesada, lo único malo va a ser el nombre y lo mucho que nos recuerda que hace años que no recibimos un Metroid como es debido, con su Samus, sus mejoras y sus bellos entornos por explorar.

Lecturas recomendadas