Reportaje

La nave USS Enterprise de Star Trek

Por Clara Castaño Ruiz
-

Si ha habido un personaje esencial desde el inicio de los tiempos de Star Trek, allá por 1966, ese ha sido la Enterprise. Sin ella las aventuras de Kirk, el señor Spock, "Bones", Scotty, Uhura, Sulu, y los demás no hubieran sido lo mismo.

Comenzamos un viaje alucinante en el que vamos a recorrer la historia por los distintos modelos que ha tenido la Enterprise en sus casi 47 años de vida. Abrocharos los cinturones y preparar vuestros faser que empezamos.

 

El nombre Enterprise fue tomado de los diversos HMS Enterprise, barcos de guerra de la Royal Navy británica, y de los portaaviones USS Enterprise, uno de los cuales apareció en la película Star Trek IV.

 

Tras este breve escala para averiguar de donde viene el nombre de la Enterprise, nos dirigimos a nuestra primera parada estelar, la USS Enterprise o NCC-1701. Tal vez sea la más conocida de las naves por ser la que aparecía en la serie original Star Trek de 1966 (traducida en España como La conquista del espacio); en las tres primeras películas: Star Trek (1979), Star Trek II (1982), Star Trek III (1984), en y las dos últimas películas de J.J.Abrams, Star Trek (2009) y Star Trek En la oscuridad, que se estrena hoy 5 de julio.

 

 

El diseño de la Enterprise fue hecho por Matt Jeffries y supuso toda una innovación en el mundo de la televisión y el cine ya que nunca antes se había visto nada parecido. Era una nave elegante que según algunos parecía un gigante que te miraba.

Jeffries tuvo que imaginarse como sería una nave del siglo XXIII en cuanto a diseño y tecnología.

 

Los empujes Warp se situaron en la parte trasera, lo más alejados de la zona principal de la nave en forma de V para reducir el peligro de la tripulación en caso de desastre. Los mandos de mantenimiento se colocaron en el interior para que la tripulación no tuviera que salir al exterior en caso de avería.


Gene Roddenberry, director de la serie, y Jeffries, decidieron que la nave debería ser de clase Constitución, naves rápidas, fuertemente armadas, con equipamiento científico y que por su tamaño ofrecían un gran confort. La llamaron oficialmente NCC 1701. El NCC estaba destinado a ser un sonar naval y 1701 por hacer referencia a los 17 proyectos de buques para la Flota Estelar.

 

 

En 1979 el capitán Kirk y su tripulación dieron el salto al cine y con la película Star Trek, la Enterprise NCC-1701 sufrió ligeras reformas con respetando la nave original. Esta nueva nave estuvo en funcionamiento hasta Star Trek III: en busca de Spok (1984)

 

 

En esta ocasión el encargado de diseñar la nave fue Andrew Probert que se encontró con la difícil tarea de modificar la Enterprise para hacerla más moderna y adecuada a los tiempos que corrían, pero sin que el cambio fuera demasiado brusco. Probert se basó en el diseño de la cancelada serie Phase II Star Trek (1978), que no llegó a estrenarse en TV. El color de la nave pasaba de un gris oscuro a un gris claro con un exterior plano y delgado y un gran número de ventanas.

 

Los empujes Warp también fueron modificados. Al usarlos la nave desaparecía rápidamente de la pantalla dejando a su paso una estela morada. Tras unos años sin tener noticias de la Enterprise NCC-1701, J.J. Abrams revivió a la tripulación con la película Star Trek (2009).


La NCC-1701 volvió a volar por el espacio de forma espectacular gracias a los avances técnicos en el mundo cinematográfico, la buena mano del director newyorkino y un casting plagado de caras conocidas como Chris Paine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Karl Urban, Simon Pegg, Eric Bana, y Winona Ryder.

 

 

El nuevo diseño de la Enterprise de Ryan Church cambió la estructura de la nave pasando a ser la zona de los motores más grande que la sección del platillo central, y tres veces más grande que la original Enterprise. Se añadieron componentes móviles y se varió ligeramente el color con respecto a las anteriores NCC-1701 de los 80’s.

 

 

Los cambios se explicaron diciendo que los protagonistas estaban en una realidad alternativa y Abrams declaró que quería que la nave tuviera el "look" de coche de carreras pero sin perder la forma tradicional.

 

Mientras que el público en general se sentía a gusto con el nuevo modelo, algunos fans lo criticaron por no llevar a cabo una continuidad con la original, al no mezclar las formas clásicas del platillo y los motores con los elegantes complementos y curvaturas, que no la mostraban con la claridad del modelo de Jeffries de 1966.

 

En Star Trek: En la oscuridad, la Enterprise volverá a ser tuneada en la zona de los motores, y sufrirá algún cambio más que mantendremos en secreto.

 

 

Abandonamos la Enterprise NCC-1701  para hacer un recorrido por las otras Enterprise que han formado parte de la historia de Star Trek y que han pasado más desapercibidas. En 1986, con la película Star Trek IV: Misión: Salvar la tierra, estrenamos la  Enterprise NCC-1701-A, que también será nuestra nave en Star Trek V: La última frontera (1989) y Star Trek VI: Aquel país desconocido (1991)

 

 

Al igual que su predecesora es una nave Constitución, ligeramente más grande, pero con algunos problemas que tiene que arreglar, como nos explica Scotty en Star Trek V: La última frontera. Poco a poco y en las siguientes películas la nave se fue modificando y reparando alcanzando una mayor modernidad en sus sistemas tecnológicos y nuevas pantallas táctiles en el puente de mandos.

 

A partir de la NCC-1701-A todas las naves Enterprise pasaran a incluir una letra detrás del 1701, hasta el año 2002 con Star Trek: NémesisLa nave Enterprise NCC-1701-B es nuestra siguiente parada. Aparece en Star Trek VII: La próxima generación (1993) y en la serie Star Trek: La nueva generación (1987 -1994)

 

 

Es una nave de tipo Excelsior II que sigue el modelo hecho por Bill George para la película Star Trek III: En busca de Spok pero con algunas modificaciones, como motores extra o el puente, que mezclaba elementos vistos en Star Trek V: La última frontera. Cuenta con una gran capacidad de ataque y es la más preparada para todo tipo de misiones, pero no tuvo buena fama por ser la última en la que vimos en acción al capitán Kirk.

 

Al igual que la Enterprise anterior la Enterprise NCC- 1701 D, aparece en Star Trek: La nueva generación (1987-1994) y en la película Star Trek VII: La próxima generación (1993).

 

 

Es una nave de clase Galaxy diseñada por Andrew Probert que ya había diseñado la Enterprise para las películas Star Trek, Star Trek II: la ira de Khan, y Star Trek III: en busca de Spok.

 

Es la más sofisticada de todas las utilizadas por la Federación estelar. Cuenta con laboratorio científico, talleres de desarrollo, sistemas de defensa y armamento.
Elegante y más grande que las naves anteriores con un interior más oscuro. La Enterprise NCC-1701-D, al tener los sistemas warp modificados, tenía tres motores, era una de las más rápidas de toda la flota.

 

En 1990 en el capítulo El Enterprise de ayer de Star Trek: La próxima generación, la Enterprise NCC-1701-D viaja en el tiempo y entra en contacto con la Enterprise NCC-1701-C.

 

 

También diseñada por Probert, mezclaba los modelos de las naves anteriores y la Enterprise NCC-1701-D.

 

La última Enterprise que conocimos en el mundo del celuloide fue la NCC-1701- E.
Aparecía por primera vez en Star Trek VIII: primer contacto (1996), en Star Trek IX: Insurrección (1998) y por último en Star Trek X: Némesis (2002)

 

 

El diseño que hizo Ronald D.Moore la convirtió en una de las naves más atractivas del universo Star Trek. Era la más grande de todas hasta la llegada de las películas de J.J.Abrams.


El interior deja de lado los lujos de la 1701-D y vuelve a las tonalidades oscuras.
Basándose en esta nave los trekkie diseñaron los modelos Enterprise NCC-1701 F,G,J.

 

Para terminar, hacemos un salto 100 años en el tiempo, antes de la nave capitaneada por el capitán Kirk, para conocer la Enterprise NX-01 con la que surcamos el espacio en la serie Star Trek: Enterprise (2001-2005)

 


Fue la primera nave que llevó el nombre Enterprise. Al igual que todas, sus motores están colocados en forma de V con un plato deflector y una sección de platillo. Era la primera nave capaz de viajar a velocidad Warp.

 

Y aquí acaba nuestro viaje, esperamos que haya sido de vuestro agrado y os invitamos a viajar de nuevo con nosotros. Y recordar: El destino favorece a los niños, a los locos y a las naves Enterprise.

 

Lecturas recomendadas