Reportaje

Las novedades que traerá F1 2011

Por Óscar Díaz
-

F1 2010 ha sido el primer título de la franquicia que ha alcanzado la primera posición en ventas desde 2001, en Reino Unido, claro. Un hito del que se sienten orgullosos en Codemasters, pero que deja clara la predilección por este deporte que hay fuera de Estados Unidos. Pero no todo fueron alegrías con un juego que llegó con menos opciones de las esperadas para un título oficial del campeonato. Algo que, en F1 2011 esperan solucionar a base de esfuerzo, con dos circuitos nuevos y 18 remozados, junto a una larga lista de cambios.

Las limitaciones impuestas por FIA y los dueños de los derechos de la Fórmula 1 obligaron a que algunos elementos populares se quedaran fuera el año pasado. El safety car, entre ellos, aún no tiene su aparición asegurada en 2011, esto se aclarará a finales de verano. Mientras, podemos pensar en lo que sí está confirmado y que llegará a las principales plataformas de desarrollo, Xbox 360, PS3 y PC. Por nombrar las que hemos visto, porque Codemasters no se olvida tampoco de 3DS, PS Vita, DS o PSP... junto a lo que llegue más adelante.

Somos protagonistas, otra vez

Meternos en la piel del piloto es uno de los objetivos de F1 2011. El juego va a prestar especial atención a lo que sucede fuera de la pista, con un modo historia en el que no faltarán datos sobre los otros equipos, los patrocinadores y cómo se desarrolla el campeonato. Con esta información en nuestras manos podremos adelantarnos a los otros equipos y sacar partido de ciertas situaciones, que se dan camino del podio o en el paddock de al lado. Los vídeos tampoco van a faltar y la ambientación recibirá un buen empujón para que nos sintamos parte del circo de la F1.

Pero no todo se quedará en vivir una experiencia en solitario. La cooperación se ha multiplicado en F1 2011, con modos para dos jugadores que se extenderán a toda la temporada. Tanto online como a pantalla partida, podremos establecer normas de equipo y compenetrarnos durante las carreras. Las normas están actualizadas a la temporada presente y no habrá penalizaciones por pasarnos con las órdenes de equipo.

Para rematar el ambiente, aparte del nivel de simulación y los gráficos, también se ha dado especial importancia a la radio. Las comunicaciones se han remodelado totalmente desde la edición del año pasado y tendremos mucha más información útil sin tener que apartar la vista de la carretera. Algo que esperamos sea tan fiel en la versión en castellano a como parece serlo en la original.

Un paso más hacia la simulación

Las críticas que se llevó F1 2010 iban desde un nivel de simulación que no contentaba a los más técnicos, hasta elementos que, directamente, no estaban presentes. Este año se ha dado un vuelco en la forma de controlar los vehículos. En lugar de simular los efectos, como se supone que ha de sentirlos un conductor, el nuevo modelo transmite la rigidez del coche, el calor, las oscilaciones, muchas situaciones dadas en la pista afectan directamente al volante (sobre todo si usamos uno, en lugar del mando tradicional) y hasta el KERS o el DRS tienen efectos menos artificiales. El cambio promete ser notable y sus responsables avisan de una diferencia importante en la conducción, si comparamos con el juego de la temporada anterior.

En colaboración con Pirelli, se ha integrado gran cantidad de información sobre el comportamiento de los neumáticos de esta temporada. Les afectará el grip a muchos niveles y veremos cómo los trozos de goma se adhieren a las ruedas. Esto nos indicará, visualmente, cómo están y sentiremos sus efectos en el control. No hará falta consultar a los ingenieros, lo tendremos delante y podremos arriesgar a costa de algún problema mayor.

Precisamente, los fallos serán un aspecto a tener muy en cuenta. Los motores, según el constructor y la escudería, tendrán una vida útil y nos darán más o menos sustos. Si después de sesenta vueltas notamos algo raro, será un efecto del nuevo modelo de averías y problemas que se ha implementado en F1 2011. La radio será nuestra consejera más importante, pero también tendremos pistas sobre el estado del coche conforme nos habituemos a este.

Carreras más dinámicas

Las variaciones durante la carrera no se quedan en los neumáticos o los fallos técnicos. También el clima se ha llevado mucho trabajo. Las nubes y el tiempo dinámico nos dirán si debemos salir con neumáticos intermedios o apurar una vuelta más antes de que empiece a llover. Más aspectos que se añaden a lo que debe ser una buena simulación, realista y con multitud de parámetros a tener en cuenta.

En cuanto a la diversión, parece que en Codemasters asumen que muchos jugadores sólo quieren pasar un rato al volante, sin demasiadas complicaciones. Para este tipo de usuarios también hay buenas noticias, aunque la idea principal para esta temporada es contentar a los más exigentes. Online, tendremos hasta 16 coches en carrera, con 10 de ellos controlados por jugadores reales, mientras la inteligencia artificial se ocupará de los otros seis. Con esto, se amplía el número respecto al año pasado y la sensación de estar en una carrera real aumenta. A ver si para el año que viene completan este apartado con el número real de participantes.

Para los que tenga miedo de ciertos comportamientos de F1 2010, sus responsables nos han dado un mensaje tranquilizador. Como buenos ingleses, han tenido muy presente la trayectoria de Lewis Hamilton y esta temporada la IA va a hacer menos locuras, en general. Eso sí, de Alonso no parecen acordarse mucho… a ver si para el año que viene van mejor las cosas.

Lecturas recomendadas