Reportaje

Probamos la nueva Nvidia Shield Tablet

Por Jorge S. Fernández
-

La semana pasada asistimos en París a la presentación oficial del nuevo miembro de la familia Shield… aunque en Europa es el primer miembro ante la negativa de Nvidia a distribuir su consola portátil en Europa, por una serie de razones que ahora no vienen al caso.

La nueva Nvidia Shield Tablet está compuesta una tableta específica para “Gamers” y un mando / controlador totalmente integrado en su funcionamiento, y que viene a ser la gran apuesta para este año de la compañía, sin duda el producto que a priori debería llegar más fácilmente al usuario medio.

Como sabéis, y si no es así os lo cuento, la gama de productos Shield es el hardware de Nvidia destinado al entretenimiento basado en Android, pero con un añadido que lo diferencia del resto de propuestas del mercado, su capacidad para hacer Streaming de numerosos títulos de PC, permitiéndonos convertir estos dispositivos en verdaderas consolas de última generación.

El año pasado, Nvidia lanzó en Estados Unidos y Canadá la primigenia Shield Portable, una de las consolas más incomprendidas de los últimos años, que guarda un potencial bestial bajo su carcasa, pero que Nvidia no ha sabido aprovechar en absoluto. Tras obviar su lanzamiento en Europa, intenta mejorar la fórmula para llegar a más usuarios con esta Shield Tablet.

Shield Tablet con GPU Kepler

Sin duda es el apartado más destacado de la primera tableta que Nvidia fabrica íntegramente para “Gamers”, con un procesador Tegra K1, movido por la tecnología Kepler, que promete unos ratios de rendimiento inauditos hasta ahora en el mundo del entretenimiento móvil, lo que sin duda es garantía de que adquirimos una tableta con la tecnología suficiente incluso para compararse con la monstruosa Titan, aunque con grandes matices, como es obvio.

Y es que siempre según Nvidia, con la tarjeta gráfica de alta gama comparte todas las tecnologías que hacen de estas GPU las más avanzadas del mercado, como son OpenGL ES 3.1, AEP, OpenGL 4.4, DX12, Tessellation, CUDA 6.0 entre otras, lo que sin duda nos da una idea de que el procesador que equipa la Shield Tablet es bastante potente, aunque ni se nos pasaría por la cabeza compararla con Titan, como hacen los chicos de Nvidia.

No nos queda duda de que esta es la tableta más potente del mercado para jugar, ahora bien, y como veremos más en profundidad, sin juegos que expriman estas características, poco podemos esperar.

Siguiendo con sus especificaciones, destacar que su procesador es un 192 core Kepler GPU, 2.2 GHz Quad Core A15 CPU, que viene con 2GB de RAM, su pantalla es de 8 pulgadas Full HD y soporta resoluciones de hasta 1900x1200 y 4K, incluye dos cámaras de 5MP cada una, tanto la frontal para hacer unos selfies majetes y una trasera de la misma resolución.

La memoria, independientemente de si nos hacemos con el modelo de 16GB o 32GB, se podrá ampliar hasta los 128GB mediante tarjetas Micro SD. En cuanto a conectividad viene con todo lo que puede esperarse de una tableta de este tipo, Con Wifi  802.11a/b/g/n 2x2 MIMO, Bluetooh 4.0 LE, GPS, sensores g, de giro, y una de sus conectividades clave.

Nos referimos a la conectividad HDMI, que nos va a permitir convertir esta tableta en una auténtica consola de sobremesa. Pero eso ya es otra historia, antes, os cueto algunos detalles técnicos del mando que acompaña a esta tableta en su lanzamiento, y que ha sido específicamente diseñado para el uso junto con ella.

Shield Controller

La Shield viene acompañada (si abonamos previamente su importe) de un mando diseñado específicamente para funcionar con ella, con un tamaño similar al de la versión portable, todas sus funcionalidades están pensadas para que sea una extensión de la propia Tableta, para que en conjunto se conviertan en un sistema de entretenimiento de sobremesa como cualquier otro.

Este mando, que por lo que pudimos comprobar, está excelentemente fabricado, se compone de dos sticks, una botonera de cuatro botones, dos gatillos y dos bumpers laterales, hasta aquí exactamente como cualquier otro mando convencional, son otros elementos los que hacen de él un mando diferente y específico para funcionar con el sistema Android de Shield.

Hablamos de una superficie inferior plateada que sirve de Touchpad, acompañado de los botones de control de volumen. Este panel táctil, además de permitirnos controlar a la perfección el sistema Android, si no queremos hacerlo con los sticks, nos permite realizar determinados controles táctiles en los juegos de este tipo que hay en la tienda de Google.

En la parte superior central, encontramos además otros cuatro botones, el principal es el botón de Nvidia, que básicamente lo enciende y sincroniza con la Tablet, los otros tres, son los que cualquier dispositivo Android equipa para poder maniobrar en su sistema operativo, como son el botón Home o el que nos permite movernos entre aplicaciones y cerrarlas.

En cuanto a sus especificaciones técnicas, su conectividad es Wifi, tiene una latencia bajísima, prácticamente la mitad que los dispositivos bluetooth más comunes para controlar los dispositivos móviles. Además tiene una batería recargable de ion-litio que le dota de bastante autonomía.

Además viene con otros dos detalles de lo más interesantes, porque a través de una salida mini jack, podremos conectar al propio mando nuestros cascos favoritos y así disfrutar de todo el jaleo de los juegos con absoluta privacidad y un sonido envolvente.

Para terminar, el Shield Controller equipa un micrófono que nos permitirá utilizar todos los comandos de voz de Android, así como acompañar de nuestra voz a los videos que podremos realizar en plataformas tan populares como Twitch.

¿Cómo funcionan en conjunto?

Aquí llega la gran pregunta, cómo se comportan estos dos dispositivos en conjunción, ¿qué nos ofrecen que no hagan otros dispositivos? Esa es la gran pregunta que se harán ya no sólo los jugadores más “hardcore” sino también la mayoría de clientes de Android potenciales, sin grandes pretensiones a la hora de jugar.

Vamos con el primero de los hábitat naturales de esta Tableta, que es sin duda su uso como consola de sobremesa, en sus dos vertientes, tanto la protagonizada por los juegos de Android como por su Streaming de juegos de PC. Sin duda la primera, no es una gran novedad, porque para eso existen plataformas como OUYA que sacan partido al catálogo de Google en una experiencia de sobremesa.

Pero en este caso, tal y como pudimos ver en las demostraciones que nos hicieron los chicos de Nvidia, esta tableta debería animar a los desarrolladores a exprimir todo el potencial del Tegra K1 y ofrecernos juegos de calidad y exclusivos para la Tegra Zone de Nvidia, ese es sin duda el valor añadido de la Shield Tablet respecto de otras consolas Android de sobremesa.

La otra vertiente, la que afecta al streaming desde nuestro PC directamente a la televisión, pues qué queréis que os diga, es el verdadero elemento diferenciador de esta Tableta, al igual que la Shield portable, aquello por lo que Nvidia puede presumir de haber creado un dispositivo con personalidad propia y único.

Pero tanto el streaming de PC como la Tegra Zone, como en todo, si no se nutren de títulos constantemente, difícilmente supondrán una razón de peso para hacerse con este híbrido de Tableta y Consola.

Como consola portátil, si la equipamos con su carcasa exclusiva de Nvidia, podremos colocarla de pie sobre cualquier superficie y jugar con nuestro mando como si de una portátil se tratara, con lo que obtenemos una versatilidad realmente interesante.

Además, como dato interesante para los jugones más compulsivos, la Shield Tablet viene con Twich, lo que unido al micrófono del mando y la cámara frontal de bastante calidad, convierte a esta tableta en un centro de streaming muy completo.

Otro gran detalle de esta tableta, son las actualizaciones y su sistema nativo Android, que es su versión más reciente, y que salvo las cuatro aplicaciones de Nvidia preinstaldas, viene totalmente como Google lo trajo al mundo, lo que se nota en su rendimiento, sin capas absurdas por encima. Además, al igual que hace Google, las OTAS serán directas por parte de Nvidia.

Por último, como detalle adicional, decir que la Shield Tablet equipa un Stylus que en conjunto con una aplicación de dibujo y la potente GPU de la tableta, nos permitirá pintar en tiempo real.

Es verdad que no es nada original un programa de dibujo de este tipo, pero en esta ocasión, lo realmente interesante es que cuando demos una pincelada, la pintura se desplazará por el lienzo como si esta estuviera realmente ahí, además de moverse según la trayectoria y orientación que le demos a la propia Tableta, sacando todo el partido posible de su GPU, pero vamos, nada que vaya a cambiar el mundo del entretenimiento.

La consola viene con el juego Trine 2 ya preinstalado, y a través de la tienda de Nvidia podremos acceder a revisiones de clásicos como Portal o Half Life 2, de los que Nvidia parece bastante orgullosa, aunque a nuestro entender, tampoco aportan nada espectacular a la consola.

Primeras impresiones

¿La tableta Shield es la más potente a día de hoy en el mercado? Rotundamente sí, ¿Su mando es de los más completos que hemos probado? Rotundamente sí, ¿El Streaming de PC es todo un acierto? Rotundamente sí…

Pero no es oro todo lo que reluce, tras sus espectaculares especificaciones gráficas, accesorios y funcionalidades online, se esconde el eterno dilema de este tipo de dispositivos, que no terminan de centrarse en un tipo de usuario y a la vez tienen carencias en el apartado de software a día de hoy importantes.

Como tableta, para ser de 8 pulgadas, su presuntamente precio de 299€, según la tradicional equivalencia con dólares, más los 59€ del mando,  se me antojan algo caros para lo que al fin y al cabo es una tableta Android.

Según Nvidia, están apostando por Android ya que ofrece un mayor número de usuarios potenciales que otras plataformas, pero nos da la sensación que las especificaciones de este producto lo condenan por un lado, a que la mayoría de las veces, si Nvidia no lo comunica bien, acabe en el mejor de los casos en manos de usuarios que nunca le sacarán el rendimiento que realmente puede dar de sí.

Por otro lado, los propios jugones, los que tienen un PC con una gráfica GTX en condiciones para poder hacer Streaming en la TV, verían con mejores ojos la Shield Portable, a pesar de que no se lanzará en Europa.

¿Por qué? porque realmente le da sentido al Streaming Portátil, y hacerlo en la TV de tu casa no es tan fascinante ni novedoso si tienes el monitor de tu ordenador a un par de habitaciones de distancia, así como prepararte un lugar donde posar la tableta y jugar sobre una mesa, para eso ya está el ordenador.

Personalmente le deseo lo mejor a Nvidia, porque pienso que se ha esmerado en ofrecer un producto de calidad, pero va a necesitar de canalizar muy bien hacia el usuario sus virtudes, para que realmente sepa, y sobre todo, comprenda todo el rendimiento que puede sacar a esta tableta y su mando.

Sigo pensando que la Shield Portable es lo mejor que se ha hecho en el mundo del Gaming en los últimos años, y que con su precio actual en USA es un absoluto caramelo, pero no acabo de entender que no llegue a Europa acompañando a la flamante Shield Tablet.

La Shield Tablet se lanzará en Europa el próximo 14 de Agosto, y realizando la típica conversión de su precio en dólares, la versión de 16GB con Wifi valdrá 299€, mientras que la de 32GB y conectividad 3G lo hará por 399€. A estos precios hay que añadir 59€ del mando y otros 39€ de la carcasa exclusiva que mantendra de pie a la tableta mientras jugamos con ella.

En fin, qué pensáis ¿Creéis que la Shield Tablet es mejor alternativa que la portable y cosechará mejores resultados que esta?

Lecturas recomendadas